La Iglesia Metodista Unificada se separa ¿Cómo la llamaremos ahora?

La manzana de la discordia, en este caso, es un problema de sexo o de sexos, que no termina de quedar claro, y cuya solución está en el libro que sostienen sus manos.

La causa de cualquier desavenencia es siempre el choque de subjetivismos –inevitable e irresoluble. Es una lucha por imponer a otros nuestras opiniones, nuestra ideología, sin que los argumentos, por muy sólidos y racionales que sean, la puedan eludir. No se trata de mostrar evidencias racionales o pruebas incontestables dentro de un sistema común lógico. La subjetividad es, ante todo, una visión, que no necesita de ninguna demostración para sostenerse.

En este sentido, las discusiones sobre la homosexualidad y el lesbianismo dentro de un ámbito secular estarán dirigidas, exclusivamente, por el subjetivismo de todos aquellos que participen en el debate.

Sin embargo, resulta inquietante que estas mismas discusiones tengan lugar en un ámbito religioso en el que todas las partes implicadas aceptan un texto objetivo como último y definitivo árbitro.

En cuanto que una congregación cristiana, la Iglesia Metodista Unificada se rige por ese texto objetivo, la Biblia, que debe prevalecer por encima de las opiniones subjetivas de sus miembros, independientemente del rango que ocupen en ella –la objetividad divina deberá estar siempre por encima de la subjetividad humana.

Esta simple fórmula es la verdadera manzana de la discordia. En términos generales, el hombre acepta la existencia de una deidad siempre y cuando no interfiera en su subjetivismo –Dios debe acomodarse a la agenda humana y no al revés. También en este caso, el orden de factores sí altera el producto.

Este proceso lo hemos visto de forma escandalosa en las continuas rectificaciones doctrinales de la Iglesia Católica para adecuar, precisamente, el objetivismo divino al subjetivismo humano, demasiado humano –se eliminan sacramentos como la comunión y la confesión, desaparece el infierno como lugar físico, y muchos otros aspectos de la doctrina católica que en la práctica se permiten, aunque la curia romana mantenga su prohibición en libros que nunca muestra o en leyes eclesiásticas que nunca saca a colación ni implementa.

La discusión en el seno de la Iglesia Metodista Unificada, que desde hace años está creando un severo malestar, está basada en el dilema de si se permite, como algo natural, la homosexualidad y el lesbianismo de forma manifiesta entre los miembros de esta congregación y entre sus clérigos o, por el contrario, se prohíbe a homosexuales y lesbianas ocupar los puestos de responsables religiosos de la Iglesia, así como a sus miembros el exhibir y exteriorizar estas tendencias.

Esta discusión, como ya hemos apuntado antes, resulta superflua e incongruente cuando se lleva a un ámbito religioso en el que hay un texto objetivo, un texto divino revelado, que es el que deberá dilucidar y prescribir la posición correcta.

En el caso de la homosexualidad y el lesbianismo la posición que deberá seguir cualquier iglesia que se incluya dentro del cristianismo y acepte, por tanto, la Biblia como el libro revelado al profeta Musa (Moisés) y al profeta Isa (Jesús), será la que nos designe este texto que contiene la verdad objetiva de forma clara y sin ambages.

Nuevo Testamento:

Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente; conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas (La sodomía es un término de origen judeocristiano que hace referencia a determinados comportamientos sexuales, históricamente utilizado para describir el acto del sexo anal u oral entre personas del mismo sexo y/o entre un humano y un animal. Si bien esto sólo se aplicaba a relaciones homosexuales, la definición actual de la RAE hace referencia únicamente al sexo anal, también entre personas de distinto sexo. ​ Este último caso se denominaba en la doctrina católica sodomía imperfecta, mientras que las relaciones entre personas del mismo sexo eran consideradas sodomía perfecta y castigadas con la pena de excomunión), para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina, según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mí me ha sido encomendado.

Primera epístola de Pablo a Timoteo 1:8-11

Antiguo Testamento:

No te echarás con varón como con mujer; es abominación.

Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él, ni mujer alguna se pondrá delante de animal para ayuntarse con él; es perversión.

En ninguna de estas cosas os amancillaréis; pues en todas estas cosas se han corrompido las naciones que yo echo de delante de vosotros, y la tierra fue contaminada; y yo visité su maldad sobre ella, y la tierra vomitó sus moradores.

Guardad, pues, vosotros mis estatutos y mis ordenanzas, y no hagáis ninguna de estas abominaciones, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros (porque todas estas abominaciones hicieron los hombres de aquella tierra que fueron antes de vosotros, y la tierra fue contaminada).

Levítico 18:22-27

¿Dónde, pues, se da pie en la Biblia, en el libro revelado por Dios, en el texto objetivo divino, para que tenga lugar esta discusión en el seno de la Iglesia Metodista Unificada? En ningún lugar. Sin embargo, el hecho de que aun así se lleven años discutiendo este asunto siguiendo una especie de diálogo de besugos, de diálogo de sordos y ciegos, nos está indicando que los líderes y demás miembros de la congregación metodista hace mucho tiempo que han abandonado la guía de su libro y buscan encontrar la solución a sus diatribas en el subjetivismo humano, en su propio subjetivismo.

¿Mas qué religiosidad puede quedar en una congregación que sigue el extravío subjetivo en vez de seguir la guía objetiva? Así lo declara el Qur-an en la siguiente aleya:

(32) Ese es Allah, vuestro Señor, y esa es la verdad. ¿Y qué hay más allá de la verdad, sino el extravío? Sin embargo, la verdad os repele.

Qur-an 10 – Yunus

¡La verdad os repele! Es decir, la objetividad divina os repele, preferís seguir vuestra propia subjetividad que no os lleva, sino al extravío.

Los grupos de debate en el seno de la iglesia metodista, los medios de comunicación… hacen todo lo posible por proyectar la imagen de un sano debate donde cada parte puede mostrar sus puntos de vista, sus argumentos, y ambas pueden, al mismo tiempo, tener razón. Es como si dijeran: “Somos gente civilizada que a través del diálogo podemos encontrar una solución que satisfaga a ambas partes sin por ello contradecir a la Verdad”. No debería parecernos banal el hecho de que entre los metodistas haya numerosos judíos, entre ellos Hillary Clinton.

¡Pero un momento! ¿Acaso no vemos los epítetos entre los que se ha colocado a la homosexualidad?

los transgresores y desobedientes, los impíos y pecadores, los irreverentes y profanos, los parricidas y matricidas, los homicidas, los fornicarios, los sodomitas, los secuestradores, los mentirosos y perjuros, y cuantos se oponga a la sana doctrina

¿Cómo entonces se ha extraído la homosexualidad del conjunto, liberándola así de todo carácter negativo? Si todo es una cuestión interpretativa, ¿por qué no se extrae también a los parricidas y a los matricidas?

En el Levítico se nos advierte, además, que todo ese tipo de abominaciones trae consigo, siempre, la contaminación y la corrupción de las sociedades que las permiten. ¿En base a qué posibles interpretaciones se lleva a cabo este debate en el ámbito cristiano de la Iglesia Metodista Unificada? Nadie que lea la Biblia podrá concluir que estos pasajes solamente son aplicables a aquellos tiempos, pero irrelevantes en los tiempos de hoy, en las sociedades de hoy. El mal y el bien no cambian porque son elementos estructurales del edificio existencial.

La Iglesia Metodista Unificada ha decidido, en una primera instancia, dividirse en dos, partirse, dislocarse. La mayoría de las congregaciones metodistas seguirán con esta denominación y pasarán a ser consideradas como la punta progresista y liberal de los metodistas, como los que apoyan la agenda de los demócratas y leftistas. Por la otra parte, se agruparán las congregaciones que rechazan lo que rechaza el texto bíblico objetivo. Pasarán a ser denominadas “Iglesia Metodista Tradicionalista” y estarán acompañadas de epítetos como, retrógrados, atrasados, represores… republicanos.

Esta bipolarización política no va a hacer ningún bien a ninguna de las dos nuevas congregaciones metodistas, pero hace mucho tiempo que la mitra papal pasó a manos del emperador en forma de corona, y las iglesias cristianas, todas, tendrán que someterse, de una forma u otra, a este poder secular, materialista y ateo, que arrebata la patria potestad a todas las familias y permite que las niñas de 16 y 17 años puedan abortar sin permiso del padre.

El futuro, empero, de estas iglesias, el de todas, será la aniquilación. La de la Iglesia Metodista Tradicionalista por haberse posicionado fuera del encuadre del poder imperial. Ya lo hemos dicho, las sociedades occidentales exigen a la objetividad divina que se acomode a sus subjetividades, algo que no está haciendo esta nueva iglesia tradicionalista. El mismo destino correrán las congregaciones musulmanas, también ellas están divididas, también ellas ingieren cada día el mismo veneno. La de la otra, la metodista unificada, porque, al final, en la fiesta del becerro sobra la religión en cualquiera de sus formas, sobran los creyentes, y basta con que algún chamán oficie los rituales de la bacanal.

becerro1.png

La imagen que prevalecerá al final de los tiempos

 (138) Hicimos que los Banu Isra-il dejaran atrás el mar, y llegaran a un pueblo que adoraba ídolos. Dijeron: “¡Musa! Haznos un ídolo como los ídolos que ellos tienen.” Replicó Musa: “¡En verdad que sois gente ignorante! (139) Tened por seguro que eso a lo que se entregan les llevará a la destrucción, y vanas serán sus obras.”

Qur-an 7 – al ‘Araf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s