¿Para quién trabaja el Sistema?

sondas.blog, 4-junio-2020.

Los Estados Unidos tienen las fuerzas policiales necesarias, el ejército suficiente, los agentes especiales preparados y la prensa “libre” dispuesta para aplastar cualquier revuelta, cualquier asalto al orden público… pero carecen de argumentos. No saben qué responder, no saben cómo explicar lo sucedido, no saben cómo justificar su historia, su historia pasada, reproducida cada día desde aquel maldito viaje a unas tierras vírgenes, violadas y ensangrentadas.

Cuántas veces nos hemos preguntado por qué las tempestades quedaron sujetas en la mano del Creador; por qué no las desató hasta hacer añicos el Mayflower. Ahora se trata de mostrar la épica con la que lavar el pasado.

Mas ¿cómo lavar un pasado que no deja de repetirse? ¿Cómo curar una herida siempre abierta? No somos tan estúpidos como para llorar durante semanas la muerte de un hombre, de cualquier hombre. La rabia nos viene de ver la manipulación a la que estamos sometidos. Pueden matar a un negro, cerrar países por la fuerza alegando que hay un virus. No se ve, pero ahí está –en cada falda, en cada camisa, en cada pulmón… matándonos, infectándonos. Todo es mentira. Una farsa que empieza y acaba cada día, con escenarios diferentes –tienen los medios para cambiar la trama, para reiniciar nuestra memoria.

cuadro1

Esto es lo que quiere el hombre blanco.

La gente quiere que los blancos controlen América, que mueran los negros, que se glorifique a los colonos, que se crucifique al Padre y se resucite al hijo. Quiere que la Biblia permanezca cerrada, que el Corán permanezca cerrado –dios ha delegado en el Pentágono el destino de los hombres. Alea iacta est.

Malcolm X dijo en una ocasión: “No es que tenga una piedrecita en el zapato, es que me están pisando el cuello”. Podría parecer una profecía, una descripción literal y no metafórica de la situación en la que se encuentra el hombre consciente.

Aun si hubieran detenido al asesino y a sus camaradas de honor, y les hubieran sentenciado a cadena perpetua, y les hubieran despojado de todos sus bienes, y les hubieran echado de la policía de la forma más deshonrosa… ¿qué cambios radicales experimentarían las sociedades? No son únicamente los gobiernos los que utilizan a los seres humanos como peones de su juego macabro. También nosotros participamos de ese juego –por eso funciona, por eso continúa. El hombre intenta dominar a todos los hombres que puede. Los explota, los ve morir de inanición sin tan siquiera tener la misericordia de arrojar la última palada de tierra que les cubra.

Hemos asesinado a Dios para mejorar la vida de este mundo y por eso nos dedicamos a linchar a negros, a invadir países, a robarles su riqueza… Todos sabíamos que se trataba de un crimen de usurpación.

Después de lo que hemos visto durante la pandemia ya no podemos volver a la “normalidad”, no podemos seguir jugando su juego, seguir esperando a que el garrote vil termine por estrangularnos.

Un comentario sobre “¿Para quién trabaja el Sistema?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s