La diplomacia, los forum, las entrevistas televisivas y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas forman parte de un teatro que nada tiene que ver con la realidad

sondas-cabiran 1.png

Se podría aceptar, de hecho estamos a punto de aceptarlo, que los Estados Unidos sean el policía del mundo, el chulo del barrio, el capo del global village… pero lo que resultaría verdaderamente inadmisible sería suponer que formase parte de la “inteligencia” humana. Cada día se publican miles de libros en aquel país, se emiten cientos de programas televisivos, se dan charlas en las numerosas universidades esparcidas por la geografía americana… mas nunca encontraremos un pequeño grupo de frases que describan de forma sucinta y magistral el escenario en el que transcurre el devenir del hombre, como las que hemos encontrado en el siguiente twitter de Javad Zarif que reproducimos a continuación:

1- Las sanciones no son una alternativa a la guerra; son la guerra.

2- Aniquilación=genocidio=crímenes de Guerra.

3- Una guerra de corta duración con Irán no es, sino una ilusión.

4- Quien empieza una guerra no es el que decide cuándo termina.

5- Las negociaciones y las amenazas se excluyen mutuamente.

El punto (1) nos alerta de que las sanciones son un tipo de guerra, el más sucio, añadiríamos nosotros, propio de la gente infame. Es el modo de proceder de las mafias –te amenazan, te rompen el local, después las piernas y por último te matan. No admiten competencia. Juegan solos, sin contrincantes. Así actúan los Estados Unidos y Europa, el triunvirato. Ellos controlan a las Naciones Unidas, al Banco Mundial, al FMI… Tienen miles de agentes operando en todos los países y espiando para ellos; cuentan con 800 bases militares repartidas por el planeta; sin embrago, acusan de imperialismo a China que tiene una sola.

El punto (2) censura la terminología utilizada por los líderes del triunvirato, es este caso por el de los Estados Unidos –aniquilación. ¿Qué ha podido hacer Irán para que merezca ser aniquilada? ¿Qué hay detrás de ese lenguaje, de esa terminología, entre mafiosa y Gestapo-amenazante? ¿Miedo paralizador? ¿Confusión, pérdida del rumbo? Su lenguaje denuncia, de forma infantil, su debilidad ante un nuevo escenario que ya no dominan.

El punto (3) les advierte que una guerra con Irán sería devastadora, tanto por su potencia, como por su duración. Y estamos convencidos de que habría múltiples escenarios, uno de ellos serían los propios Estados Unidos.

El punto (4) matiza y completa el punto (3). Ahí están Siria, Irak y Afganistán, verdaderos quistes cancerígenos que están destruyendo la reputación y agotando los recursos militares del triunvirato. A pesar de que la mayoría de los soldados que operan en esas zonas son negros e hispanos, las bolsas de plástico con los cadáveres de “sus chicos” que cada día llegan a las bases norteamericanas empieza a alterar el demagógico discurso de los capos de la Casa Blanca y del Pentágono.

El punto (5) es sin duda el más definitivo a la hora de plantear la falacia de las relaciones diplomáticas entre las naciones. En efecto, ¿cómo se puede negociar en un clima de continuas amenazas, sanciones y acusaciones falsas de sabotaje? Sin embargo, parece que a Putin el punto (5) no le resulta inaceptable. No ha tenido ningún inconveniente en que su Primer Ministro se reuniese con el Primer Ministro francés para hablar de economía, conflictos bélicos y cultura. Después cenaron juntos para celebrar la buena marcha de sus relaciones; relaciones marcadas por el acuerdo de los países miembros de la Unión Europea de continuar con las sanciones contra Rusia. ¿Se trata de un juego? Estamos hartos de ese juego. El mundo necesita posiciones claras y visibles que borren cualquier apariencia de ambigüedad e incongruencia –Las negociaciones y las amenazas se excluyen mutuamente.

Nada hay más tentador que formar parte de la comunidad internacional, de sus clubs restringidos, de sus proyectos bélicos. Nada hay que nos tiente más que sus micrófonos, sus cámaras de televisión, sus fiestas, sus recepciones… sus apretones de manos. Sin embargo, nada de todo eso es real. Fuera del triunvirato (USA-Fr-UK) no hay, sino shitwhole countries, más o menos venerables. La verdadera comunidad internacional hay que construirla de nuevo, sin el triunvirato, sobre una base de respeto entre las naciones, sobre una base de libertad religiosa e intelectual auténtica.

Ellos no pueden formar parte de esta comunidad. Estarán siempre al otro lado, enfrentados, socavando los cimientos de la nueva CI. Si alguien abre la membrana del citoplasma, entrarán los virus y destruirán el tejido de las nuevas sociedades. No los necesitamos. Toda la lógica, la inteligencia, la compasión y la humildad están de este lado. También la fuerza y el coraje. Ya hay naciones, insignificantes naciones, que se están enfrentando al triunvirato y lo están venciendo y humillando. De allí nos ha llegado este twitter, y de Siria, de Venezuela y de Corea del Norte. Quien los apoye que lo haga con determinación y sin comprometer sus pactos con terceros… o que rellene la inscripción para entrar en algún club Playboy, como hizo Trump.

iran11

Este es el hombre que amenaza a Irán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s