El Antisemitismo: El cheque en blanco que está reemplazando al del holocausto

envi definitivo

antise1.png

Cada día leemos en los principales medios de comunicación quejas sobre el auge del anti-semitismo en el mundo occidental, y cada día encontramos nuevas razones para justificarlo y apoyarlo.

Madeleine Kearns comenta en un video clip titulado NYT’s Anti-Semitism Isn’t an Isolated Incident, las continuas referencias a la comunidad judía como la causante de todos los males en el mundo de hoy –quizás no sólo en el de hoy. Se centra en la situación que se vive en UK y hace mención especial de Corbyn, el dirigente del Partido Laboral británico, si bien no deja de recordad las recientes masacres en las sinagogas del sur de California y de Pittsburgh. Madeleine nos da la clave de este fenómeno cuyo crecimiento parece imparable:

El anti-semitismo siempre ha estado con nosotros y es probable que lo siga estando. Existe en la extrema izquierda y en la extrema derecha.

Todo parece indicar que también existe en el centro… en todas partes. No obstante, la cuestión aquí, más allá de la carta de victimismo que también saben jugar los judíos, es por qué se odia, desprecia, masacra, expulsa… a esta ¿comunidad étnica? ¿Raza? ¿grupo religioso?… que se llama a sí mismo “judío”, que vive en un lugar denominado “Israel” y habla una lengua que afirman ser “hebreo”. Todo ello parece indicar una incuestionable falta de identidad, o quizás se trate de una maldición que llevan más de 6.000 años tratando de resolver. Y ello, querida Madeleine, porque vuestro libro, la Taurah, es el primer texto anti-semita de la historia:

Acuérdate, no olvides que has provocado la ira de Jehová tu Dios en el desierto; desde el día que saliste de la tierra de Egipto, hasta que entrasteis en este lugar, habéis sido rebeldes a Jehová.

Rebeldes habéis sido a Jehová desde el día que yo os conozco. 

(Deuteronomio 9:7 y 24)

anti2.png

Adoración de Baal – Adoración del becerro

Y serás motivo de horror, y servirás de refrán y de burla a todos los pueblos a los cuales te llevará Jehová. (Deuteronomio 28:37)

Y tendrás tu vida como algo que pende delante de ti, y estarás temeroso de noche y de día, y no tendrás seguridad de tu vida. (Deuteronomio 28:66)

Y traeré una espada contra ti, que ejecutará la venganza del pacto. (Levitico 26:25)

Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán. Maldito serás tú en la ciudad, y maldito en el campo.  Maldita tu canasta, y tu artesa de amasar. (Deuteronomio 28:15-17)

Como ves, Madeleine, hay una maldición que pesa sobre vosotros porque había un pacto que hicisteis con Allah el Altísimo y no respetasteis, ya que: Rebeldes habéis sido a Jehová desde el día que yo os conozco.

Os ha maldecido el Creador por boca de David, de Jeremías, de Isa (Jesús) y de Muhammad. Habéis sido maldecidos en la Taurah, en el Inyil y en el Qur-an:

(91) …Pregúntales quién entonces hizo descargar el Kitab con el que vino Musa –luz y guía para los hombres –nas. Lo transcribís en pergaminos, algunos de los cuales mostráis, pero la mayor parte de ellos los ocultáis. Así aprendisteis lo que no sabíais ni vosotros ni vuestros padres. Proclama: “¡Allah!” Luego déjalos entretenidos en sus vanas discusiones.

Qur-an 6 – al An’am

¿No es tiempo, acaso, de que reflexionéis? Si todos, incluso vuestro dios, os han maldecido y han hecho de vosotros un atributo, un insulto, y os han echado de sus territorios las naciones que otrora os acogieran… ¿No es tiempo de que entendáis que el problema está en vosotros y no en el resto de la gente? Es vuestra envidia, vuestro resentimiento, vuestra inclinación al vicio, vuestra rebeldía, vuestra crueldad, vuestro desmesurado amor por la vida de este mundo… lo que hace que los demás os odien. No es un virus anti-semita en el genoma humano no judío el que promueve el anti-semitismo.

Imaginemos el siguiente escenario. Vivimos en una urbanización de 200 familias. Todas ellas nos odian, nos han retirado el saludo y nos vuelven la cara cuando nos cruzamos con ellos. ¿Acaso no resultaría extraño que pensáramos que son esos 200 vecinos los que habrían tomado una posición equivocada con respecto a nosotros? ¿No cabría la más mínima posibilidad de que fuera nuestra actitud, nuestra forma de actuar la que hubiera provocado esa aversión, ese odio, ese malestar en todos ellos? No, no cabe tal posibilidad porque los judíos son el pueblo elegido por un dios en el que ninguno de ellos cree. Un dios del que se burlaron, un dios que substituyeron por ídolos, un dios al que dijeron “Oímos y desobedecemos.”

Sin duda que es tiempo de reflexionar, de rectificar, de pedir perdón a Allah el Altísimo, el Dios de todos, y a los hombres. Tiempo de abandonar los territorios usurpados. Tiempo de labrar la tierra con el sudor de la frente y no provocando guerras de rapiña. Tiempo de caminar con humildad por la Tierra. Tiempo de renunciar a las arrogantes fantasías espaciales. Tiempo de mostrar los pergaminos escondidos…

Mas si todo ello se debe a una maldición, ¿podrán los judíos rehacer su historia, enmendar sus entuertos? Quien tenga oídos para oír que oiga y quien tenga ojos para ver que vea. Un buen consejo de Isa, el Mesías, a quien intentaron asesinar.

Un comentario en “El Antisemitismo: El cheque en blanco que está reemplazando al del holocausto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s