¿Quién implementará la perestroika en los Estados Unidos?

envi definitivo

rus1.png

Cada día les llegan a los norteamericanos avisos apremiantes de que el “imperio” ha llegado a su fin. Es el destino de todos ellos y todos lo saben y todos, también, se niegan a reconocerlo, a aceptarlo. Ha habido, no obstante, un caso excepcional, un caso en el que el propio imperio comprendió a tiempo que había contraído una enfermedad incurable y que se encontraba en su fase terminal –nos estamos refiriendo a la Unión Soviética y su perestroika.

Los imperios tienen dos posibilidades frente a su inevitable conclusión –desmontarlo o dejar que se derrumbe. La primera opción, la más inteligente, la que más toma de consciencia requiere, fue por la que optó la Unión Soviética. La segunda, la que implica un cierto grado de intoxicación, es por la que está optando USA –y derrumbe aquí implica auto-aniquilamiento. Cuando una casa se declara en ruinas, los inquilinos deben abandonarla o, de lo contrario, morirán aplastados por su propia estructura, por sus elementos, por sus materiales… los que otrora la vistieron de glamour.

Hay signos claros, indicios incontestables, de que Norteamérica “ya no tiene quien le escriba”. Signos que llegan del otro lado del Atlántico, de sus propios aliados quienes, de una forma más o menos directa, le están diciendo enough is enough (¡Ya basta!).

Titulares como éste aparecen cada día en la prensa internacional:

EE UU AMENAZA A EUROPA CON REPRESALIAS SI IMPULSA EN SOLITARIO SUS PROYECTOS DE DEFENSA

Pero también cada día aparecen las respuestas a las amenazas estadounidenses:

EL SECTOR INDUSTRIAL ALEMÁN ADVIERTE A TRUMP ANTE SUS AMENAZAS DE NUEVOS ARANCELES CONTRA LOS AUTOMÓVILES
EL CANCILLER ALEMÁN DESAFIÓ A DONALD TRUMP EN LOS POLÉMICOS TEMAS DE LAS TARIFAS DE AUTOMÓVILES, EL PROGRAMA NUCLEAR DE IRÁN Y EL GASODUCTO NORD STREAM 2, GANÁNDOSE UNA CERRADA OVACIÓN DEL PÚBLICO ASISTENTE, PERO NI UN DESTELLO DE EMOCIÓN POR PARTE DE LOS REPRESENTANTES DE LOS ESTADOS UNIDOS

La negativa del gobierno alemán de renovar su parque de cazas con los F-35, la insistencia de Macron de ir construyendo el ejército europeo como un sistema de defensa propio e independiente del norteamericano, así como la posición anti-OTAN que va prevaleciendo en los países europeos más relevantes, es suficiente como para que alguien en la administración estadounidense diese la orden de desmontar el imperio, un imperio que ya desde su nacimiento adolecía de gangrena; un imperio que nunca salió victorioso de ninguna de las guerras que él mismo había instigado; un imperio que no ha promocionado, sino el vicio, la corrupción y el chantaje; un imperio sin más base ideológica o espiritual que propagar el lema que aparece en los billetes de un dólar:

annuit coeptis: La providencia favorece nuestras empresas.

novus ordo seclorum: El Nuevo orden que se va a establecer en el mundo o en este siglo, en esta era.

Estos lemas se acuñaron en 1789, cuando todavía la tecnología actual era imprevisible para la mayoría de la gente, pero no para todos. Había un claro susurro en ciertos círculos que presagiaba grandes acontecimientos. ¡Falso! Lo único que ha resultado de todo aquello ha sido destrucción, física y espiritual, política y social.

Pero todavía hay algo que debería resultarles más inquietante –en todos los asuntos, políticos, militares y sociales, Europa, y la práctica totalidad del mundo, se mueve más al unísono con Rusia y China, que con su big brother, con su aliado USA. Y eso, obviamente, es un signo, una indicación, un claro divorcio.

A pesar del frenético marcaje de los defensas estadounidenses, los delanteros internacionales no paran de meterles goles. Turquía (el segundo ejército de la OTAN) e India le han comprado a Rusia los S-400; Italia ya forma parte del proyecto chino Belt and Road; Francia, UK, China y Rusia siguen apoyando el acuerdo alcanzado con Irán en 2015; Austria, Alemania, Francia y otros países europeos recibirán el gas de Rusia a través del Nord Stream 2… y el único proyecto que USA ofrece a sus aliados es el de sumarse a su paranoica estrategia de sanciones.

Los proyectos que propone China y Rusia son proyectos de paz dirigidos a establecer sociedades más prósperas e igualitarias, a ofrecer más oportunidades a un mayor número de gente.

rus2

La propuesta de Putin de crear un nuevo orden mundial basado en una estructura multi-centros de poder, es la única opción razonable para el mundo de hoy. China, Rusia, Corea del Norte, Irán… y en un futuro cercano, quizás India y Europa logren romper las argollas que todavía les tienen atados al Pentágono y a la Casa Blanca.

Si los Estados Unidos resulta incapaz de entender el escenario real en el que tienen lugar los acontecimientos más relevantes del mundo, si se resisten a formar parte de ese orden multi-centros, a ser uno más, serán ellos, y no Irán, los que “oficialmente” dejen de existir, y nadie derramará una sola lágrima por ellos.

(98) ¡A cuántos pueblos hemos destruido antes de ellos! ¿Queda algún vestigio de su paso por la Tierra? ¿Oyes sus voces?

Sura 19 – Mariam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s