Socios en la delincuencia: Simpatizantes de Guaido vinculados al sistema económico occidental

envi definitivo

tirano 1.png

El autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaido, convocó una marcha masiva el martes 12 de enero (2019) en memoria de los civiles muertos en varios incidentes desde finales de enero. Mientras tanto, Estados Unidos está en negociaciones directas (léase sobornos) con miembros del ejército de Venezuela para convencerles (con millones de dólares) de que abandonen al presidente Nicolás Maduro.

Radio Sputnik analizó el desarrollo de los últimos acontecimientos en Venezuela con Scott Rickard, ex miembro de los servicios de inteligencia de las Fuerzas Aéreas de los EE. UU.

Sputnik: Desde su punto de vista, ¿está teniendo éxito Washington en su intento por convencer a los militares venezolanos de que retiren su apoyo a Maduro?
Scott Rickard: Bueno, los Estados Unidos han fracasado en muchas ocasiones en el pasado. Por ejemplo, en 2002 intentaron un golpe de estado contra Chávez. De hecho, una de las personas involucradas en el golpe de ahora estuvo muy involucrada en aquel intento, Gustavo Díaz, de Dollar Today. Creo que lo que vemos hoy es muy similar a lo que intentaron en 2002. ¿Lo conseguirán? Probablemente. El dinero manda. Esa es básicamente la forma en la que ha operado la CIA desde que Hugo Chávez llegó al poder. Hemos visto un gran despliegue de guerra económica, unido a operaciones directas de la CIA. Este tipo de grupos de expertos y de presión, como el Instituto Cato y otras organizaciones bien conectadas con los Estados Unidos, tienen grandes vínculos con la infraestructura bancaria que tiene enormes inversiones en los “Petróleos de Venezuela” (PDVSA). Entonces, se ve una gran conexión con el sistema bancario estadounidense y el hecho de que el gobierno norteamericano intente sobornar a los oficiales militares no me sorprende. Lo han hecho en el pasado en otros países y continuarán haciéndolo.
Sputnik: ¿Existe alguna base en el derecho internacional que apoye estas acciones?
Scott Rickard: Evidentemente que no. De hecho, es todo lo contrario, estamos viendo fragrantes violaciones del derecho internacional. Desafortunadamente, son socios en el crimen. Basta con fijarse en los países que cooperan con este golpe contra Maduro y apoyan a Guaido. Todos ellos están estrechamente vinculados al sistema económico occidental, así como a la industria militar de Occidente. Desafortunadamente, así es como ha funcionado el mundo desde el Imperio Británico, del que, de hecho, los estadounidenses han heredado sus métodos y estrategias militares, así como la política exterior.
Sputnik: ¿Qué puede pasar entonces? Obviamente, es probable que haya un cierto apoyo para los sectores petroleros, los sectores bancarios, pero ¿qué fuerza tiene el apoyo público para este tipo de intervención, que en realidad podría conducir a algún tipo de intervención militar? ¿Cuál es su opinión sobre las consecuencias de un posible cambio de régimen a través de cualquier método, por ejemplo de influenciar a los militares?
Scott Rickard: Sin duda que las consecuencias serían graves para los individuos situados al otro extremo de las bombas occidentales. Ciertamente, la posibilidad de intervención es tan alta que abarca todo el espectro político. Tiene apoyo tanto de la izquierda como de la derecha en los Estados Unidos. Los partidos demócrata y republicano están al unísono porque están financiados por las mismas entidades. Estamos hablando de entidades con una tremenda influencia, JP Morgan, VanEck Vectors. Son operadores financieros muy bien conectados en Norteamérica que tienen tremendas inversiones en Petróleos de Venezuela y quieren un beneficio. Hace ya bastante tiempo que han estado manteniendo estas inversiones y tienen un dominio absoluto sobre el sistema político estadounidense y los medios occidentales. Entonces, en cuanto a la conciencia pública de los hechos reales, yo diría que ha bajado alrededor del 0%, pero la conciencia pública de los hechos inventados probablemente sea superior al 95%, y las personas que prestan atención realmente están echando leña al fuego.
Sputnik: ¿Cree que podríamos estar ante un escenario de guerra civil? Hay apoyo para ambos bandos. Hay gente que sigue apoyando a Maduro en el país y otros que apoyan a Guaido, por ejemplo, u a otros. ¿Cree que políticamente podríamos presenciar algún tipo de conflicto dentro del país?
Scott Rickard: No lo creo. Puedes volver atrás, hasta, digamos, Miles Copeland, un agente de la CIA que estaba tratando de derrocar al padre de Assad, pero sin éxito. No hubo ninguna guerra civil. La guerra actual de Siria no es civil, sino que está absolutamente fabricada por diferentes tipos de mercenarios. Lo que podríamos ver en este caso sería más bien una guerra de mercenarios, creo que esa es una de las razones por las que Maduro está siendo muy cuidadoso con la entrada de la ayuda estadounidense o cualquier tipo de ayuda occidental. Los mecanismos de infraestructura de ayuda humanitaria que utiliza la CIA es una manera de introducir armas y también, desafortunadamente, mercenarios. Estos mercenarios trabajan junto a las organizaciones de ayuda humanitaria de los Estados Unidos. Todo ello está conectado con las operaciones de inteligencia. Muchas de estas operaciones de inteligencia se han incorporado a estas organizaciones durante décadas. No creo que vayamos a ver una guerra civil dentro del país, entre la gente. La gente no quiere matar a sus hermanos y hermanas pero, desgraciadamente, se puede desarrollar el mismo escenario, la misma vieja historia que Estados Unidos ha repetido no solo en Siria, sino también en Libia, en Ucrania y en otras partes del mundo.

tirano 2.png

Lo que más sorprende de toda esta debacle mundial es la impenetrabilidad en la consciencia de la gente del análisis lógico y racional que debería seguir al escenario de mercenarios y agencias de inteligencia desestabilizando regiones enteras, cambiando gobiernos y sistemas económicos, repetido hasta la saciedad y sin un margen de tiempo que justifique el olvido.

comillasLo único que queda tras el paso de la bota estadounidense por un territorio es la devastación…

Lo hemos visto en Iraq dos veces, en Afganistán, en Siria… Lo único que queda tras el paso de la bota estadounidense por un territorio es la devastación, la muerte, el empobrecimiento y la desolación. Sin embargo, una y otra vez, los pueblos, la gente, la masa votante, vuelven a elegir ese mismo escenario, vuelven a luchar, a sacrificar a sus hijos, para que su nación sea destruida.

En una ocasión en la que el Profeta Muhammad (s.a.s) estaba sentado con algunos de sus compañeros alrededor de una hoguera, comentó mientras observaba como las mariposas de la noche se abalanzaban sobre el fuego: “Así sois vosotros. Os agarro por el cinto para que no caigas en las llamas, pero insistís en caer en ellas. ¿Qué puedo hacer?”

Iblis, el príncipe de las tinieblas, el soberano del mal, contempla divertido el impecable funcionamiento de su juego macabro. Con cínica sonrisa nos recuerda: “¿Acaso no está claro que mi susurro no es, sino engaño? ¿Acaso no está claro que todas mis promesas no son, sino argucias para llevaros a la perdición en este mundo y en el otro? Yo soy vuestra ruina, pero venís corriendo a postraros a mis pies.”

Tener una visión clara de la realidad es lo que diferencia al creyente del ignorante y del encubridor.


(50) … Pregúntales: “¿Acaso son iguales el ciego y el que percibe la realidad? ¿Es que no vais a reflexionar?”
Qur-an 6 – al An-am

tirano 2.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s