Si cae Venezuela, habrá caos y habrá destrucción

envi definitivo

vene1.png

No es una suposición demagógica o una tirada trucada de dados. Lo hemos visto en Iraq, en Afganistán, en Siria… Antes, todavía niños, nos echábamos las manos a la cabeza viendo las imágenes que nos llegaban de Vietnam –de Corea sólo nos han llegado datos, estadísticas, información sobre los millones de hombres y mujeres caídos en los coliseos preparados por Washington para diversión de sus chicos; millones caídos luchando por liberar su patria.

¿Cuántos escenarios más hace falta presenciar para entender que un país que lleva 250 años exterminando pueblos, robando su riqueza, organizando golpes de estado, asesinando a presidentes legalmente elegidos… no puede lanzarse a la aventura venezolana por razones de justicia, libertad y bienestar? Son los Estados Unidos, ahora, pero ha sido Europa durante los últimos 500 años, los que impiden que los pueblos puedan desarrollar libremente sus sociedades, las que sean, las que ellos quieran. Son ellos los que han entrenado y protegido a todos los dictadores de Latinoamérica, y pretenden ahora hacernos creer que están muy preocupados por la situación en la que se encuentran en Venezuela los derechos humanos.

El escenario que nos presentan es falso, pues se trata de un teatro, de un montaje, preparado, además, en cuatro días… una chapuza, que el ejército estadounidense y los de sus leguleyos, España entre ellos, arreglarán y paliarán las deficiencias estratégicas de sus organizadores.

No hay argumentos ni razones, no puede haberlos, sólo fuerza bruta, la misma fuerza que ha utilizado siempre Occidente ante la historia –el vencedor tiene razón. Sin embargo, en la justicia objetiva del Creador la razón exige argumentos de peso para arrogarse la facultad de invadir, matar y expoliar a terceros.

En una ocasión, el Profeta Muhammad (s.a.s) dijo a sus compañeros –“es posible que entre vosotros haya quien por su excelente oratoria logre convencerme de que una errónea acción es buena, pero lo único que se habrá ganado es un lugar en el infierno.” La verdad no tiene nada que ver con el éxito mundano o la eficacia política y financiera. Ese éxito lo promueve Iblis, el príncipe de las tinieblas, no la objetividad divina. Por eso hay mártires, los héroes de la fe, porque a veces hay que morir luchando por defender esa objetividad, la verdadera justicia y la verdadera libertad.

¿Puede acaso un hombre de la altura moral de Trump decidir el futuro de una nación cuyos ancestros se remontan al tiempo del profeta Sulayman? ¿Puede alguien que tiene que pagar a putas y a actrices porno para satisfacer su lujuria y su impotencia, a pesar de que tiene una esposa e hijos, decidir el futuro de países que cada día, cinco veces, adoran al Creador? Maldito sea un hombre así y malditos sean sus leguleyos.

Todavía los hay peores –ahí están los Bolton, los Pompeo, las Halpen, los Wray, las May, los Williamson … maquinando de día y de noche, tejiendo poderosas redes de araña en las que atrapar a los indefensos voladores que cruzan los espacios aéreos, sin fronteras, sin carteles de “prohibido el paso”. Malditos arácnidos.

¿Qué sentido tiene votar en España si la política, toda la política, se hace en Washington? ¿Si cada día nos arrebatan un poco más de la ya escasa dignidad que nos queda?

Si cae Venezuela, caerá el honor de Rusia y China. No habrá argumentos tras los que puedan escudarse, tras los que puedan ocultar su incompetencia o su cobardía. Es tiempo de actuar, es tiempo de mostrar al mundo no occidental que la ley tiene ahora otros ejecutores. Es tiempo de mover sus portaaviones, de dirigir sus misiles hacia todas las bases navales de occidente; tiempo de lanzar su infantería y su caballería.

Es tiempo de abandonar todas esas retóricas lastimeras, todo ese lenguaje de revista de peluquería. ¿De qué sirve entonces el sacrificio del pueblo chino y del pueblo ruso? ¿Para qué se destina una buena parte de sus impuestos a la fabricación de un potente armamento? ¿Cuestión nacional? ¿Es que entonces esos dirigentes tienen el complejo del conejo que sólo se preocupa de salvaguardar su madriguera?

Rusia perdió 4 preciosos años en Siria, reuniéndose con unos y con otros, hablando de ley internacional, dialogando con los agentes que habían montado el escenario sirio… ¿Acaso pretende hacer lo mismo en Venezuela? ¿Acaso lo que desea Putin es ser el bueno de la película? ¿El héroe del siglo XXI? Ya lo hemos dicho en numerosas ocasiones –la historia es una puta que se acuesta con quien mejor paga.

Si cae Venezuela, se derrumbará el bloque emergente y toda Latinoamérica, Cuba incluida, no tendrá más remedio que postrarse ante la “Dama del puerto”. ¡Qué terrible imagen para un inicio de milenio!

Si cae Venezuela, habrá caos y habrá destrucción. No se trata de un mal augurio, de un mal presagio, es lo que han dejado Estados Unidos y Europa a su paso por la historia reciente –¿Dónde está la libertad y el bienestar prometido a los afganos? ¿Qué democracia se ha instaurado en Iraq? ¿Qué paz? ¿Qué progreso han establecido en Siria los grupos rebeldes armados y entrenados por occidente?


(120) Les hace promesas y les da motivos de esperanza, pero las promesas del shaytan no son, sino engaños.
Qur-an 4 – an Nisa

  venez2

Así, entre ruinas, tienen que vivir las ignorantes poblaciones de Iraq, Afganistán y Siria que esperaban con lágrimas en los ojos la llegada de los libertadores occidentales. Así les esperan ahora en Venezuela.

La gente no ve la realidad, sólo les interesan las imágenes que proyectan sus deseos, sus mezquinas imaginaciones. Hay que oír a los ricachones venezolanos hablar de la miseria en la que vive la población, como se mueren de hambre en las calles… ¿Por qué no hacen algo por remediarlo? ¿Por qué no sacrifican algo de su lujo y de su bienestar en favor de sus trabajadores? No hace mucho que hemos estado en Venezuela y no hemos visto un país en caos, sino más bien, un país con una gran libertad de comercio, con muchas posibilidades para los que están dispuestos a trabajar y a generar riqueza. Una buena parte de los venezolanos, especialmente la población indígena, se dedica más a la botella que al esfuerzo por construir un futuro para sus familias. Chavez arrebató una buena parte de la economía que estaba en manos judías y se la dio a los árabes, muchos de ellos musulmanes, y éstos, en agradecimiento, pagaron la campaña de su opositor judío Henrique Capriles Radonski.

Los pueblos, la gente, la masa, nunca son inocentes aunque traten de aparentarlo. Ese concepto marxista de que el estado es el padre de todos y a todos provee como a sus hijos es la madre de todos los males y al primero que afecto fue a la propia Unión Soviética. Cada ser humano es responsable de sus elecciones, ya que tiene las capacidades cognoscitivas para diferenciar el bien del mal. Hay una pobreza inevitable, y que es mínima en todas las sociedades, que debe subsanarse con ayudas de la comunidad y del gobierno, pero la otra pobreza, la fabricada, es resultado de la propia indigencia de la gente y, en la mayoría de los casos, de las políticas impuestas por terceros –en el caso de Latinoamérica, los gobiernos opresores, que han circulado por todo el continente, fueron educados, protegidos y entrenados por los Estados Unidos. Tomaban su riqueza y dejaban una parte para la clase política y militar que defendía los intereses de las multinacionales occidentales. En el libro de E. Galeano “Las venas abiertas de América Latina” hay suficiente información al respecto.

venez3

Estados Unidos está incrementando su presencia militar en Siria a pesar de haber anunciado su inminente retirada del país. ¿Qué piensa hacer Rusia? ¿Quejarse ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas? ¿Quizás piensa pedir justicia a algún tribunal internacional? Estados Unidos está mandando tropas y blindados a sus bases en Siria y contra eso no sirven los diálogos ni las propuestas ni los acuerdos. Estados Unidos, occidente, no tiene moral, no tiene religión y desecha, a través de sus organizaciones ateas como la NASA y sus principales universidades, cualquier concepto de existencia y de juicio más allá de la muerte. Sobre esta base, ¿qué valor puede tener la sinceridad o el honor? Lo único que cuenta es la ganancia aquí y ahora.

Si cae Venezuela, si cae Siria o Corea del Norte, habrá caos y habrá destrucción. Mas que nadie espere que las masas occidentales entiendan de lo que estamos hablando –son masas-conejos. Sus vidas discurren entre el trabajo, el supermercado y la casa hipotecada. Ese es su mundo y ese es el mundo –todo está en orden. Saben que hay guerras aquí y allá, han enviado a sus muchachos a luchar, negros e hispanos –no son, pues, sus muchachos.

No son tiempos de buscar la gloria histórica. Los cruzados masacraron a la población de Jerusalén –mataron indiscriminadamente a judíos, musulmanes y a sus propios hermanos cristianos. Dos siglos más tarde, Salah ad-Din (Saladino) reconquistó la ciudad santa sin derramar una sola gota de sangre. ¿En eso lo que estudian los niños de occidente? ¿Sus profesores les presentan a este personaje histórico como modelo de jefe y gobernante en contraposición a los bárbaros europeos? Por supuesto que no. Lo que aprenden los jóvenes occidentales es que los católicos europeos lucharon heroicamente en aquellas tierras para defender a los peregrinos cristianos que eran torturados y asesinados por las hordas musulmanas. Esa es la historia. Rusia y China deben entender un principio inevitable e irreversible –todo lo que deis a occidente es lo que ellos han ganado y lo que vosotros habéis perdido, y la nueva situación creada es exactamente igual a la que había al principio de las negociaciones.

Dejad que la historia hable de vosotros según se le antoje, pues si cae Venezuela, el caos y la destrucción se apoderarán de la Tierra entera.


(73) Los encubridores son aliados unos de otros. Si los creyentes no se unen como ellos, habrá desorden en la Tierra y una gran corrupción.
Qur-an 8 – al Anfal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s