LA NAVIDAD OBSCENA

envi definitivo

navi tec.png

Hemos hablado aquí de la Navidad tecnológica, de la Navidad ¡Chin Chin! (Brindemos por Jesús) y de la Navidad sin árbol. Y ahora nos acaban de llegar noticias de la Navidad obscena.

Los detalles los tenemos de la plataforma llamada Woman.es/moda, que a su vez se basa en la revista People. El reportaje se llama “La obscena fiesta de Navidad de Kim Kardashian y Kanye West” del 28 de diciembre 2018.

La fiesta tuvo lugar en una finca cerca de Los Ángeles (concretamente en la localidad de Hidden Hills), propiedad del matrimonio Kim Kardashian/Kanye West. Solían celebrar esta fiesta en la mansión de Kris Jenner, en Calabasas, pero este año hubo cambio de dirección. Según los medios informativos se debe a que la propiedad Kardashian/West tiene más superficie, si bien la mansión Jenner en Calabasas ha sido lo suficientemente grande hasta este año, así que la razón debe ser otra. Es muy probable que tenga que ver con el incendio Woolsey que ha devastado últimamente cientos de propiedades en Calabasas –como vemos en la imagen el Woolsey no ha sido un incendio pasajero, un pequeño susto. No sabemos si la mansión Jenner se ha visto afectada, pero aun en el supuesto más optimista estamos seguros que la vecindad no estaba para fiestas.

humo.png

También hubo problemas en Hidden Hills, a unos 8 km de Calabasas, de hecho la nueva anfitriona tuvo que evacuar su casa en Noviembre, también por culpa de Woolsey, pero la casa se ha salvado y el espectáculo continúa.

Este año, pues, la localidad californiana de Hidden Hills se ha convertido en una nueva Suiza en pleno invierno. La nieve la ha suministrado la empresa Snow Business USA, que ofrece más de 200 tipos diferentes de nieve –desde copos que se derriten en unas pocas horas hasta algunos que duran meses –en este último caso su precio se eleva a 300.000 dólares el cuarto de hectárea . El patio de atrás de la casa se convirtió en una colina en la que los huéspedes se lanzaban en trineos. El paisaje, tan contrario a la naturaleza californiana, fue creado por The Trask House, una empresa especializada en ilusiones mágicas. Para construir esta montaña se utilizaron 200 toneladas de hielo real, más la nieve que trajo la Snow Business. A todo esto, dice Woman (basándose en la revista People) hay que añadir las carpas con pistas de baile, los muebles y accesorios creados para la ocasión, más la iluminación especial. Sin olvidar un túnel con espejos para selfies con más de 10.000 luces. También hay que recordar que después de la fiesta hay que desmontar el tinglado, empaquetarlo y transportarlo. Basándose en las miles de fotos que tanto los asistentes como los organizadores colocaron en Instagram y otras plataformas sociales, los especialistas consultados por la revista People calculan que para organizar la parafernalia del matrimonio Kardashian/West hizo falta no menos de un millón trescientos mil dólares.

arbol n.png
La nieve artificial en el patio de atrás

El comentario de Woman.es parece que contiene cierta dosis de perplejidad, incluso llama a la fiesta “obscena”. No vemos ninguna razón para ello. Todo el mundo gasta en Navidad más de la cuenta y más que en ninguna otra celebración, ya que conmemorar nada más y nada menos que el nacimiento de Dios, bien merece un extra. Cada uno gasta según sus medios en orden ascendente y relativo –el nivel superior al nuestro siempre nos parecerá obsceno.

Como es bien sabido los gastos de la Navidad disminuyen el contenido de las cuentas bancarias de la gente corriente hasta el punto de que se ha llegado a hablar de “la cuesta de enero”. ¿Se puede entonces censurar este derroche estrafalario de los que no saben qué hacer con la pasta? Se trata de comprar la sensación de vivir, la sensación de que el dinero lo puede todo, incluso convertir California en Colorado o en Suiza a pesar de su cálido invierno.

Sin embargo, existe otro lado –que no tiene nada que ver con California, pero sí con las consecuencias que estos festejos van a tener en el Más Allá. Estas consecuencias se nos van a presentar de inmediato después de haber expirado nuestro último aliento y serán terroríficas. Nunca se hubieran imaginado los asistentes a la fiesta Kardashian/West que lanzarse cuesta abajo en un trineo pudiera tener secuelas tan nefastas.


(83) Mas déjalos con su vana palabrería y su inconsciencia hasta que se encuentren con su día, el que se les ha prometido que llegará.
Qur-an 43 – az Zujruf

La Navidad se ha convertido en un espectáculo, una desenfrenada celebración pagana porque la lógica y el análisis la han despojado de todo vestigio religioso. No hace falta ser cristiano para celebrarla. Más aún, es mejor no serlo. Estamos seguros que la mayoría de los 200 invitados a la fiesta eran ateos. Y es que la Navidad no tiene nada que ver con la creencia –de hecho, los creyentes nunca son invitados a estos banquetes. Tan obsceno es gastar mil euros en estas celebraciones como un millón y medio –el trasfondo es el mismo, fiesta pagana, aquelarre satánico. Se trata, como siempre, de montar la adoración del becerro, el verdadero belén, la verdadera celebración, por todo lo alto, cada uno a su altura, porque no hay otra cosa. Nadie se cree que Dios pueda nacer o tener hijos, engendrados, no creados, de la misma naturaleza que el Padre –¿Y el Padre? ¿Sabemos cómo se llama el Padre? Esta sinrazón es la que hace inútil y grotesca la Navidad. Mientras la Iglesia tenía poder político y militar (hogueras), las cosas “colaban”. Ahora que lo ha perdido, lo único que le queda es el árbol, el Papá Noel, regalos y una buena mesa; con botellas de champagne y drogas de diseño. Cada uno se apaña como puede, pero todos lo hacen con el mismo objetivo y la misma intención: ¡A vivir que son dos días! Puede que ni eso.


(94) Al final habéis venido a Nosotros, uno a uno, como os creamos la primera vez. Habéis dejado atrás todo lo que os dimos en la vida del mundo. No vemos que haya con vosotros ningún intercesor, ésos que afirmabais que tenían el mismo poder que Allah. El vínculo ficticio que os unía se ha roto, y esa ficción que pretendíais que era un poder os ha extraviado.”
Qur-an 6 – al Anam

No pensabais en la inevitable muerte ni en la vida post-mortem cuando decorabais los pinos, colgabais los calcetines rojos, comprabais regalos, las cigalas, poniendo la mesa, el caviar con un chorrito de zumo de naranja… y después la bajada, la depresión, el hastío de una vida sin sentido… “Vamos, chicos, arriba ese ánimo, pronto llegara la Semana Santa y…”

comida.png


(171) El masih, hijo de Mariam, no fue, sino uno de los mensajeros de Allah, una orden Suya de creación depositada en Mariam y un Ruh proveniente de Él. Creed, pues, en Allah y en Sus mensajeros y no digáis tres. Es mejor que abandonéis ese discurso.
Qur-an 4 – an Nisa

Este podría ser un buen mensaje navideño para los que todavía son capaces de razonar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s