act1

Nikki Haley, o la insoportable levedad del ser

trump

El martes 25 de septiembre la Asamblea General de la ONU prorrumpió en carcajadas cuando el presidente Trump dijo: “Hoy, estoy ante la Asamblea General de las Naciones Unidas para compartir el extraordinario progreso que hemos logrado. En menos de dos años, mi administración ha conseguido más que cualquier administración en la historia de nuestro país, América, tan cierto como que estoy aquí de pie”

Fue en ese momento cuando los diplomáticos y líderes mundiales que llenaban la sala, estallaron de risa.

Sin embargo, Nikki Haley, embajadora de EE. UU. ante la ONU, convenientemente entrevistada el miércoles por la mañana por la cadena de televisión Fox & Friends, amiga de Trump, dio su propia versión del evento. Según ella:

“Los medios de comunicación lo han entendido mal. Trato con estos líderes todos los días. Sé exactamente cómo piensan. ¿Aman a América? No. ¿Respetan a Estados Unidos? Ahora, sí”

Además, Haley explicó que la risa se debía al estilo no diplomático de Trump, que al público le gusta y lo encuentra divertido. Y añadió:

“Todo el día de ayer –se echaban unos encima de otros para hacerse una foto con él, para comentar su magnífico e incontestable discurso, independientemente de que hubiera dicho cosas buenas o malas sobre ellos. Lo que realmente les fascina de él es que sea honesto con ellos. Nunca antes habían visto algo así. Por lo tanto, hay respeto en esas risas. Me he dado cuenta de que los medios de comunicación están tratando de cambiar el escenario y convertirlo en un escarnio. Eso no es lo que pasó. A ellos les encanta estar con él”

Estas declaraciones necesitan, a todas luces, ser comentadas:

1- América no es el país del Sr. Trump. Su país se llama Estados Unidos de América, por lo que llamarlo simplemente “América” ya es en sí un discurso tendencioso.

2- Parte de la descripción del trabajo de un embajador en la configuración actual del establecimiento político es cambiar las tornas con todos y cada uno de los medios disponibles, por lo que no podemos culpar a Nikki Haley por tratar de hacerlo ella también –para eso le pagan, y bastante bien podemos imaginarnos. Solo que en este caso su situación era desesperada. Trump hizo los comentarios que provocaron las risas en las primeras líneas de su discurso, así que no pudo haber sido del estilo de lo que la gente se reía, sino del contenido. El propio Presidente reconoció que la asamblea se había reído de él cuando de forma inoportuna comentó: “No esperaba esta reacción, pero está bien”.

3- Nikki Haley ha demostrado en más de una ocasión que es alguien entre una adivina y una vidente. Ella sabe exactamente cómo piensan esos líderes y quién va a usar armas químicas y dónde; y este alarde de visión futurista proviene del representante de un país que usó el gas naranja en Vietnam no solo contra los vietnamitas, sino también contra su propia gente.

4- Ahora bien, si es cierto que detrás de las cámaras los líderes extranjeros se están “aplastando” para expresar su profundo respeto por Trump y hacerse una foto con él, sugerimos que den los siguientes pasos:

  • a. Disolver sus costosísimos gobiernos, servicios de seguridad, departamentos de policía, ministerios, agencias de inteligencia… todo ello, de un plumazo.
  • b. Solicitar del Consejo de Seguridad de la ONU, que ahora preside Trump, que en lugar de sus entidades nacionales, ahora disueltas, el Presidente envíe a sus países a su representante: un gobernador, un agente inter-gubernamental, un enviado o un vicepresidente. El nombre lo podría elegir la propia Nikki Haley, que sería la encargada de dirigir estas naciones de acuerdo con las políticas establecidas por Washington, obviamente.
  • c. El dinero que se ahorrara tras esta drástica reestructuración podría usarse en la instalación de baños para transgéneros en colegios, universidades y demás dependencias públicas, así como burdeles con autómatas, lo que evitaría contraer enfermedades venéreas y proyectaría, al mismo tiempo, en los nuevos ciudadanos unidos de Norteamérica una sensación de libertad nunca antes experimentada.
  • d. El término “las Naciones Unidas”, ya no tendría sentido –en realidad nunca lo ha tenido– y además iría en contra de la absoluta unicidad de la nueva entidad política y territorial, por lo que proponemos cambiarlo por “Unidos en una sola Nación”. Sin que con ello queramos eliminar toda posible ambigüedad.

¿De qué hablan realmente en ese foro? El mundo se está cayendo en pedazos. ¿Acaso discuten nuevas medidas para controlar el indómito crecimiento de la inmigración, cómo invertir en esos países que hacen unas décadas y en algunos casos siglos dejaron arrasados para satisfacer sus necesidades de materias primas y mano esclava? ¿O hablan de las verdaderas causas que llevan a la gente a la drogadicción? ¿Hablan quizás de los responsables del cambio climático o de quién se está enriqueciendo con la venta de armas a grupos terroristas? No, no hablan de eso, hablan de si los ángeles –en los que no creen, a diferencia de los bizantinos que si creían– vendrán en el día del juicio final boca arriba o boca abajo. Según la NASA, principal asesor de la hasta ahora Organización de Naciones Unidas, deberían descender cabeza arriba para evitar las perniciosas influencias de los cinturones Van Allen.
¿Para qué se reúnen exactamente? Si no tienen otro programa político que escuchar sonrientes la buena marcha de los negocios estadounidenses; si no tienen más aspiraciones que hacerse una foto con Trump ni más afán de independencia que no enfadar demasiado a la administración USA, entonces tienen que disolver sus gobiernos y dejar que todos los asuntos del mundo se dirijan desde Washington. En caso de tener otro programa político que la pasividad, otras aspiraciones que posar junto al amo y otro afán de independencia que la esclavitud, que los muestren, que no permitan que haya otra Asamblea General repleta de perros bien educados. No basta con reírse de Trump, hay que mostrar que tenemos algo nuevo que anunciar, o callar cubriéndonos la cara con las manos para evitar que se vea su transformación –nuevos rasgos de cerdos y monos.

Di: “¿Queréis que os informe de los que recibirán el peor castigo de Allah? Aquel a quien Allah ha maldecido y ha sido objeto de Su ira –a algunos de ellos los hizo monos y cerdos – y adoran a los taghut. Esos son los que llevarán la peor parte, pues son los que más se han alejado del camino de rectitud.” Qur-an 5:60

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s