SER O NO SER UN PAÍS HE AHÍ LA CUESTIÓN

act1 (1)

pepero

El presidente del PP, Pablo Casado, ha incidido en proponer a los Estados Unidos (EEUU) que traslade la sexta flota a la Base Naval de Rota (Cádiz), a la que ha calificado como “la instalación militar más competitiva de Europa”. En un acto en Jerez de la Frontera (Cádiz), Casado ha señalado que lo ve “probable ahora que el Gobierno italiano está dando síntomas de no ser un gobierno fiable porque está gobernado por populistas”.

El dirigente populista (la verdad es que no es muy popular) ha planteado casi ingenuamente el dilema sobre el que debería bascular cualquier propuesta política:

Queremos ser un país o un protectorado

Cualquier otro planteamiento que pretenda presentarse como una opción de gobierno no dejará de ser, sino pura demagogia.

Casado parece haber resuelto el dilema sin ningún tipo de ambages –que los norteamericanos se ocupen de nuestra defensa.

España se derrumba, pues no queda ya en su arrugada piel de toro la más mínima voluntad de poder.

Primero fue: “Que inventen ellos.” Y ahora es: “Que nos defiendan ellos.” Nosotros sólo queremos divertirnos, ir de bares, cambiar de sexo, montar espectáculos gay –el ejército es cosa de hombres.

Lo que sucede en la arena internacional es tarea de gladiadores. Nosotros no somos guerreros, sobre todo ahora que han prohibido las corridas –el único espectáculo nacional en el que había coraje. Los toros se han vuelto bucólicos, poetas sentimentales, como nosotros, como nuestros dirigentes. A veces nos dan un premio Nobel de literatura, pues lo nuestro es la ficción, lo virtual.

Participamos en los grandes acontecimientos mundiales desde las gradas, protegidos, mientras damos cuenta a una buena hamburguesa y a una lata de seven up –conocemos los símbolos.

No nos interesa el mundo, moverlo, ser actores, protagonistas… héroes. La tragedia griega es para los fuertes, para los que se atreven a luchar contra titanes. Nosotros preferimos tomar chocolate en alguna reunión de lesbianas –es lo que los demócratas norteamericanos llaman libertad. Tampoco ellos luchan ni van al ejército –eso es cosa de negros e hispanos. Morir por una fantochada ya no divierte a nadie, ya no excita a nadie. Quizás sólo a los italianos, a los populistas, a los que sí quieren ser un país… a cualquier precio.

Comentarios

One comment on “SER O NO SER UN PAÍS HE AHÍ LA CUESTIÓN”
  1. nuaralanur dice:

    Ser o no ser ser siervo de los talmudistas, esa es la cuestión. En España surge VOX para canalizar el descontento de los peperos, así mantenemos la abstención dentro de los limites tolerables para la salud democratica. Al final todos sirven a la agenda globalista satánica.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s