I-INTRODUCCIÓN

La localización geográfica de los bashar es muy aproximativa, ya que desconocemos las variaciones climáticas y geológicas que sufrió la Tierra a lo largo de los milenios. Las semillas bashar se fueron activando durante largos periodos de tiempo según las condiciones climatológicas se volvían propicias para la vida humana. No hay que olvidar que el bashar no tenía control del fuego ni de la producción textil (iba desnudo). Por lo tanto, sus hábitats tenían que ser zonas templadas con abundantes alimentos naturales -frutos y hortalizas silvestres, setas, frutos secos, moluscos, pescados… y otros que quizás nunca sabremos. Si sus semillas se hubieran activado en los lugares en los que las temperaturas hubiesen sido muy bajas o muy altas, fuera de los límites de su ámbito de variación, se habrían extinguido en el mismo instante de salir de la tierra. Por ello, no todos los bashar surgieron al mismo tiempo, y si algunas semillas se activaron en lugares con temperaturas extremas, los bashar habrán muerto antes de surgir a la superficie o inmediatamente después. Por ello, la completa localización geográfica de los bashar debemos entenderla a través de largos periodos de tiempo, difíciles de determinar. Aunque en el escenario 1 los bashar están esparcidos por casi toda la geografía terrestre, la verdadera representación sería la de centenares de mapas con las diferentes fases de aparición de los bashar. Dado que esto es imposible, pues aparte de la dificultad técnica tenemos la imposibilidad de seguir las variaciones climáticas y geológicas de la Tierra, hemos optado por marcar en el escenario 1 y 5 su localización en término absolutos. En el escenario 1 solamente hay bashar cuyas semillas están esparcidas por casi toda la Tierra. No obstante, como ya hemos anotado en la introducción, estas semillas no se activaron al mismo tiempo, sino en base al clima imperante en cada momento. Según cambiaban las condiciones climáticas haciéndose propicias para los bashar, se iban activando las semillas. Muchos bashar, sin embargo, no lograrán sobrevivir si sus semillas se activaron en zonas con climas extremos o, más tarde, si hubo grandes cambios de temperatura o una profunda desertización. y vemos la primera localización de los bashar antes de la actualización. Sus semillas están esparcidas por casi toda la Tierra. En el escenario 2 aparece el insan. Éste no ha salido de una semilla activada (partenogénesis), sino de la fecundación de mujeres bashar por el Ruh de su Señor. El insan, pues, tiene centro -Yemen (ver Mapa 3AG del apéndice G).

II-LOS DIVERSOS ESCENARIOS

En los escenarios 3, 4 y 5 está representada la expansión del insan por las zonas colindantes al centro -este deY emen, suroeste de Arabia y sureste de África. Desde estas zonas seguirá una paulatina expansión hacia el noreste de Arabia, Iraq, Irán, India, Anatolia y la costa norte africana. Durante estas expansiones unos grupos se mezclarán con el bashar y otros permanecerán cerrados, relacionándose únicamente entre ellos. Por otra parte, muchas tribus bashar desaparecerán debido precisamente a estas expansiones -se irán alejando de sus territorios ahora ocupados por los insan y los bashar-insan hacia otros más inhóspitos donde se extinguirán. En los escenarios 6, 7 y 8 se representa la expansión en el reinado de Sulayman y las generaciones posteriores a él (quizás no más de 2 ó 3). Durante este tiempo, el insan llegará a todos los confines de la Tierra, pero no en todos se asentará ni establecerá comunidades insan. Las zonas más selváticas de América, de África, de India y Asia serán visitadas por los insan y habrá mezcla con algunos individuos de esas tribus, pero en ningún caso crearán asentamientos, ya que sus sociedades están basadas en la agricultura, la ganadería, la metalurgia y la navegación (comercio), actividades éstas que resulta imposible desarrollar en esos medio tan hostiles. Lo mismo sucederá en la zonas glaciales -no habrá asentamientos permanentes de los insan, si bien en esas zonas se desarrollarán comunidades bashar-insan. Dependiendo de las zonas, en unas irá tomando preeminencia la basharía y en otras la insanía. En el escenario 9, que llega hasta nuestros días, todavía se aprecia la existencia de comunidades bashar en la selva amazónica, en algunas zonas de Australia, en islas de la India y en Nueva Guinea. Son tribus muy minoritarias y en algunos casos se trata de grupos en los que ya ha habido mezcla con el insan. Por lo tanto, podemos afirmar que en la gran mayoría de las regiones de la Tierra lo que predomina es la insanía, con bolsas dispersas de basharía.

esce1esce2esce3esce44esce5esce6esc7esc8esc9