La aplicación ‘NewsGuard’ evalúa los sitios de noticias y los clasifica según el grado de ‘confianza’

un trino

fake1

La aplicación ‘NewsGuard’ evalúa los sitios de noticias y los clasifica según el grado de ‘confianza’ que ofrecen, siendo su otro objetivo la eliminación de los medios de comunicación alternativos. ¡Perfecto! ¿No?

Russia Today – 11 de enero 2019

Otro día, otro esfuerzo para combatir las “noticias falsas” en el internet. Esta vez es NewsGuard, una nueva aplicación que pretende ayudar a defenderse contra la “desinformación” agregando “clasificaciones de confianza” a los sitios de noticias. ¿Pero es de confianza esta aplicación?

Sistema de codificación con colores; (potencialmente) sin fallo

NewsGuard califica las noticias utilizando un sistema de clasificación codificado en colores, diseñado y supervisado por un “equipo SWAT” de analistas que afirma que no tienen “intereses políticos que promover”. Hasta ahora, la aplicación ha calificado a más de 2.000 sitios de noticias muy conocidos. En sus planes está hacer lo mismo con los 7.500 sitios de noticias e información más leídos en los Estado Unidos, antes de lanzarse al resto del mundo.

La aplicación utiliza “9 criterios” para determinar si un sitio en particular está clasificado como verde, amarillo o rojo. Para obtener una calificación ecológica, un sitio debe reunir y presentar información “de manera responsable”, no debe publicar “contenido falso” y debe aclarar y corregir errores. Evitar “titulares engañosos” y hacer pública a su “fuente de financiamiento” también puede ayudar a asegurar una calificación verde o “etiqueta de nutrición”, como NewsGuard hace referencia a sus evaluaciones.

Al asociarse con Microsoft, NewsGuard está intentando que sus clasificaciones se instalen de manera predeterminada en las bibliotecas de escuelas públicas y universidades de los Estados Unidos, así como en teléfonos inteligentes y ordenadores. Hawái es el primer estado de Norteamérica que ha instalado NewsGuard en los ordenadores de su biblioteca pública.

NewsGuard afirma en su sitio de internet que “estará disponible en dispositivos móviles cuando las plataformas digitales, tales como los sitios de redes sociales y los motores de búsqueda o sistemas operativos móviles, agreguen nuestras clasificaciones y etiquetas directamente”. En otras palabras, hay planes para integrar NewsGuard en sitios de redes sociales como Facebook y Twitter directamente, en lugar de que NewsGuard siga siendo una aplicación descargable que la gente puede elegir usar o no.

Pero, ¿es realmente así de simple?

La aplicación NewsGuard tiene un objetivo aparentemente benigno: “Restaurar la confianza” en el periodismo. Suena bien, ¿verdad? Sin embargo, una mirada más cercana al proyecto revela que la definición que tiene NewsGuard de noticias “no fidedignas”, además de sus poco fiables inversionistas, asesores y socios corporativos, hace que este objetivo sea altamente cuestionable.

Un informe detallado de MintPress afirmó que NewsGuard está “financiado y profundamente conectado” con el gobierno de los Estados Unidos. Al tiempo que intenta mantener una imagen pública de ser un árbitro imparcial y sin prejuicios de los medios de comunicación digitales. Contactado por RT, NewsGuard dijo que “no” recibe fondos del gobierno. Sin embargo, incluso una mirada superficial a sus dirigentes revela que son todos ex funcionarios del gobierno de los Estados Unidos, Incluidos jefes de la NSA y de la CIA.

fake2

¿Quién está detrás de NewsGuard?

Entonces, ¿quiénes son estos guardianes de la verdad, exactamente?

NewsGuard fue cofundado por el veterano periodista Steven Brill, quien también fundó la revista American Lawyer, y Louis Gordon Crovitz, quien anteriormente había sido vicepresidente ejecutivo de Dow Jones y ha editado libros para el American Enterprise Institute (AEI) y la Fundación Heritage –dos gabinetes estratégicos neoconservadores que estuvieron muy involucrados en la promoción de la guerra de Irak.

Heritage y la AEI, están vinculados a la industria de defensa de los Estados Unidos, y han sido activos promotores en la expansión militar norteamericana en países como Siria y Libia.

El propio Crovitz, como señaló MintPress, ha sido acusado de “interpretar repetidamente mal los hechos” en sus artículos del Wall Street Journal, e incluso sus propias fuentes lo han criticado por “afirmaciones fantásticamente falsas”.

NewsGuard también tiene una serie de “asesores” que llaman poderosamente la atención. Entre ellos se encuentran Tom Ridge –ex secretario de Seguridad Nacional durante el mandato de George W. Bush; Michael Hayden –ex director de la CIA– y Richard Stengel –ex subsecretario de Estado durante el mandato de Barack Obama y ahora “distinguido compañero” en el gabinete estratégico Atlantic Council financiado por los fabricantes de armas estadounidenses. Stengel admitió que hubo quien describió su antiguo cargo en el Departamento de Estado como el de “propagandista principal” del gobierno de los Estados Unidos.

Hipocresía y fallos de los HSH

Este sitio de noticias, RT, recibió de NewsGuard una calificación “roja” de fiabilidad. Una de las razones citadas por la aplicación es que los artículos de RT por lo general “no nombran al autor”. Hay otros sitios de noticias, sin embargo, que no nombran a los autores, por ejemplo el muy conocido The Economist. Sin embargo, al instalar la aplicación, es fácil comprobar que The Economist obtiene una calificación “verde” cuando se trata de la transparencia del contenido informativo.

NewsGuard también señaló que dos antiguos presentadores de RT renunciaron a causa de su desacuerdo con la línea editorial del canal, pero no menciona en su calificación de MSNBC que múltiples anfitriones de ese canal han renunciado, han sido despedidos o han sido expulsados por no cumplir con la línea editorial pro-sistema.

RT le pidió a NewsGuard que proporcionara ejemplos del llamado “contenido falso” publicado por RT, pero simplemente fue remitido a la “etiqueta de clasificación” pública donde no hay ejemplos claros disponibles de contenido falso.

fake3

Luego está el trato que se da a los medios principales. El New York Times tiene una calificación “verde”, a pesar de incidentes como el de Russiagate de esta semana, en el que el periódico citó una fuente anónima para afirmar que el ex gerente de la campaña de Trump, Paul Manafort, compartió los datos de las encuestas con “un oligarca ruso cercano al Kremlin.” Por supuesto que el Times finalmente emitió una corrección –fueron dos oligarcas ucranianos– lo que básicamente hizo que la bomba informativa se convirtiese en un disparo por la culata, pero no antes de que se hubiera vuelto viral en los círculos Resistance y en los canales de noticias por cable.

The Guardian también disfruta de una calificación “verde”, a pesar de la gran historia de noviembre que afirmaba que Manafort (sí, Russiagate nuevamente) se reunió en secreto con el cofundador de WikiLeaks, Julian Assange, tres veces durante los últimos años. La historia fue desmentida por ambos protagonistas que amenazaron con demandar al periódico por difamación. Manafort dijo que nunca había conocido a Assange ni a nadie relacionado con él, y que ni siquiera ha contactado con alguien que estuviera en contacto con WikiLeaks “directa o indirectamente”. Sin embargo, entramos en la sexta semana sin que haya habido disculpa alguna, retractación o explicación.

¿Y qué hay de la CNN? La obsesión de la red por el presidente Donald Trump los ha forzado a recoger platos rotos varias veces desde el 2016, incluida la retractación de una historia y el despido de sus autores. En otro caso, CNN se basó en una fuente anónima para ejecutar un informe bomba sobre los contactos de la campaña de Trump y WikiLeaks, para luego tener que echarse atrás cuando se demostró que la fecha en el correo electrónico era completamente errónea. ¿La clasificación que NewsGuard otorga a CNN? Verde, por supuesto.

¿Tiene sentido confiar en una aplicación encargada de clasificar las noticias vinculadas al gobierno de los Estados Unidos? No, según el periodista Bryan MacDonald, quien regularmente contribuye con RT. Dijo que tal aplicación “obviamente solo penalizará a los medios de comunicación que amenacen la narrativa oficial de los Estados Unidos sobre los eventos. Es inevitable que todos los medios de noticias, incluido RT, cometan errores de vez en cuando, dijo MacDonald, pero si RT comete un error por semana y el New York Times o CNN cometen 10, estos medios a pesar de ello recibirían una calificación de confianza más alta porque su contenido ‘se ajusta a la línea oficial’”.

El activista por la privacidad y experto en tecnología, Bill Mew, dijo que las aplicaciones que dependen de “cierto nivel de automatización”, así como los algoritmos, tienen el “potencial de ser imparciales” si se capacitan correctamente. Si no, “siempre existe el riesgo de alguna forma de fallo inherente”.

Sin embargo, NewsGuard afirma que no se basa en algoritmos, sino en humanos, y utiliza un equipo de personas reales para descifrar la credibilidad de los sitios individuales, lo que parece hacerlo aún más susceptible de fallos, no menos, como afirma.

¿Transparencia y conflictos de intereses?

Teniendo en cuenta sus vínculos con el gobierno de los Estados Unidos y las diversas agencias de seguridad nacional, ya debería estar claro que NewsGuard no es tan objetivo como dice ser. Sin embargo, todavía hay más razones para preocuparse por posibles conflictos de interés. Uno de los mayores inversores de la empresa es Publicis Groupe, que cuenta con clientes como Merck, Pfizer, Bayer Monsanto, McDonalds y Procter & Gamble.

Ello hace que la posibilidad y la probabilidad de un fallo comercial sean “más que obvias y muy probablemente garantizadas”, según Lionel, analista legal y de medios de comunicación. “¿Qué posibilidad de ser publicada tendría una historia que refutara la eficacia de un artículo o servicio patrocinado? Ninguna. Zero. Nada”, dijo.

Orientación a medios alternativos

Uno de los aspectos más perturbadores de NewsGuard es que no solo persigue a los sitios de noticias alternativos con sus clasificaciones codificadas en colores, sino que también quiere beneficiarse de los ingresos que obtienen de la publicidad.

Junto con NewsGuard, existe ahora ‘BrandGuard’, que pretende ayudar a los anunciantes a evitar los sitios que publican “noticias e informaciones poco fiables”, pero como hemos visto, hay serias dudas sobre lo que esta aplicación está dispuesta a etiquetar como “no fiable”. Este ataque al espectro entero informativo podría tener consecuencias “devastadoras” para medios alternativos en Occidente, dijo MacDonald. En cuanto al intento de hacer obligatorio el uso de NewsGuard, MacDonald lo calificó de “orwelliano”. “El lavado de cerebro de los niños con mensajes pro-gobierno o pro-elite o pro-status quo suena a algo siniestro”, dijo.

Este es el panorama, con noticias genuinamente falsas flotando por ahí y aplicaciones como NewsGuard altamente problemáticas. ¿Cómo puede la gente entonces consumir noticias con una mínima garantía de fiabilidad?

“El método más seguro de crítica sigue siendo el de leer la mayor variedad de fuentes posible y formar sus propias conclusiones”, aconsejó MacDonald. “Algo muy importante que la era de Internet ha demostrado es que la gente no es estúpida. Y cuando tiene una variedad de información disponible, saca sus propias conclusiones”.

fake4

Quizás sea una parte de la cura, pero lo que realmente echamos en falta en el artículo de Russia TodayRT es una crítica al hecho en sí de crear una aplicación que decida qué sitio de noticias es fiable y cuál no. Es decir, la objetividad absoluta, la objetividad divina. Y nada hay más subjetivo y tendencioso que la oferta de objetividad por parte de un medio, de sus titulares o de libros recomendados del tipo –una visión objetiva de la historia.

La razón última de que un grupo de poder formado por periodistas veteranos, ex miembros de la CIA, directivos de consorcios armamentísticos y ex oficiales del gobierno norteamericano, haya creado la aplicación NewsGuard no es otra que el temor, casi histérico, de que la humanidad tenga otras fuentes de información que las suyas propias. El hecho de que existan Russia Today – RT y Sputnik ya es un factor de desequilibrio en su ecuación de dominación absoluta. Después de intentar todo tipo de trucos, algunos verdaderamente ignominiosos, para descarrilar a estas dos agencias de noticias sin más éxito que el haberles dado una ingente cantidad de publicidad gratuita, después de su rotundo fracaso, aparece NewsGuard como otro regalo estadounidense a las desprotegidas masas.

La realidad, sin embargo, se asemeja a un tren de alta velocidad –imposible de parar. Existen centenares de sitios de noticias independientes; existen hackers que están sacando a la luz los trapos sucios de Occidente pagados con el dinero de los contribuyentes; existen ratones de internet que buscan, analizan, guardan y clasifican la información que aparece diariamente en la red. Existen muchos elementos con los que no contaba el sistema y que ahora se están volviendo contra él. Sin embargo, el efecto real que llegue a tener NewsGuard entre los consumidores de noticias afectará únicamente a los más débiles, esos que no ejercen ninguna influencia en ningún grupo o círculo social. Afectará a las masas gregarias que nunca tendrán un papel activo en las sociedades. En cambio, tendrá un efecto cero en las elites subterráneas, clandestinas, que trabajan en los sótanos y mantienen vivo el gran acontecimiento.


(41) Dijo: “Este es el camino de rectitud que establezco (42) –no tendrás autoridad alguna sobre Mis siervos, salvo a los que seduzcas y te sigan. (43) Yahannam será su lugar de encuentro.”
Qur-an 15 – al Hiyr