Instagram bloquea la etiqueta “la inmunidad natural”

istag

Paul Sacca para The Blaze

Instagram supuestamente ha bloqueado los resultados de búsqueda de la etiqueta “inmunidad natural”, según numerosos informes. Los usuarios comenzaron a notar la censura de esta etiqueta el miércoles, incluido el actor y empresario británico Francis Boulle, quien escribió en Twitter: “Así que Instagram bloqueó la etiqueta “inmunidad natural” como si no existiera tal cosa. Una locura. Pruébelo tú mismo”.

El periodista independiente Luke Rudkowski tuiteó: “Mira lo que sucede cuando buscas “inmunidad natural” en Instagram”, mostrando que la respuesta que obtuvo incluía una supuesta captura de pantalla de Instagram que tenía una ventana emergente que decía: “¿Buscas información sobre vacunas? Cuando se trata de salud, todos quieren información confiable y actualizada. Visite el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. El sitio web tiene información que puede ayudar a responder las preguntas que pueda tener sobre las vacunas”. Había opciones “Ir al sitio web”, “Ver publicaciones de todos modos” y “Cancelar”.

Sin embargo, a otros usuarios de Instagram ni siquiera se les dio la opción de ver los resultados de “inmunidad natural”. El activista de Turning Point USA, Richard Armande Mills, compartió una supuesta imagen de Instagram que decía: “Esta etiqueta está oculta. Las publicaciones para “inmunidad natural” han sido limitadas porque la comunidad ha informado de algunos contenidos que pueden no cumplir con las pautas de la comunidad de Instagram”.

Otros usuarios de Instagram recibieron el mismo mensaje, como la ex reportera de KSWB-TV Merrilee Moore. El bloqueo de la etiqueta provocó acusaciones de “censura de las grandes plataformas mediáticas”.

El director musical Robby Starbuck, que se presenta como candidato para el Congreso, citó un artículo de Fortune con el titular: “Aquellos con infecciones anteriores de COVID pueden tener menos probabilidades de contraer Delta que aquellos vacunados con Pfizer”. El artículo detalló los resultados de un estudio israelí sobre la inmunidad natural del COVID-19 que decía:

Las personas que se recuperaron del COVID-19 durante una de las primeras oleadas de la pandemia parecen tener un riesgo menor de contraer la variante Delta que aquellas que recibieron dos dosis de la vacuna de Pfizer BioNTech.

ista2

SONDAS: Más interesante que criticar a las grandes compañías mediáticas sería preguntarnos por qué les resulta tan importante, a estas alturas, que la gente no hable de inmunidad natural y bloqueen esta etiqueta en todas estas plataformas como Instagram. ¿Por qué tienen tanto miedo a la libertad de expresión cuando la gran mayoría de la humanidad ha aceptado la homosexualidad y el lesbianismo? Les parece bien que su hijo o hija cambien de género o incluso de sexo; les parece divertido que su primo no sepa si es chico o chica; todos parecen estar de acuerdo en que la bandera norteamericana ondea en la Luna; que la invasión de Iraq y Afganistán fue inevitable; que el derribe de las torres gemelas de Nueva York fue planeado en las montañas de Afganistán y perpetrado por un grupo de beduinos.

La humanidad lo ha aceptado todo y cualquier oposición es considerada como teoría de conspiración. Entonces por qué ese miedo a que se hable de algo tan banal como la inmunidad natural.

La vacunación no tiene nada que ver con el concepto de protección contra una situación de pandemia, sino con el cumplimiento de una agenda política. Poco importan las opiniones de los expertos, de los biólogos, de los virólogos. Sus criterios son un simple blablablá que nadie escucha en las casas blancas, rosas, azules… Si no te vacunas, no podrás viajar, no podrás entrar en un supermercado, no podrás tomarte un café, te echarán del trabajo y, por último, te internarán en un campo de cuarentena.

A estas alturas resulta ridículo que Instagram tema que la gente pueda llegar a conclusiones como: La inmunidad natural es más eficaz que las vacunas, pues en todo este asunto nada tiene que ver la lógica, la razón, la ciencia –todo el mundo se tiene que vacunar para conseguir un objetivo X.

¿De dónde, pues, le viene ese miedo a Instagram, esa paranoia de que nadie pueda leer un artículo que demuestre que la mejor solución para cualquier pandemia es la inmunidad natural? Imaginemos la cara de Instagram, si es que tiene cara, al leer artículos que hablen de la falsa pandemia, de la no-existencia de Covid-19, de la mamarrachada de las variantes Delta y hermanas… Y sin embargo, por allí van los tiros.

Mas la pregunta sigue estando allí. ¿Por qué ante este estado de cosas Instagram, Facebook, Twitter… no dejan de trabajar frenéticamente para eliminar cualquier narrativa que vaya en contra de la oficial? La única respuesta que se nos ocurre es la de que debemos ir acostumbrándonos a un Internet dirigido, en el que nos dirán, busquemos lo que busquemos, a qué sitios debemos dirigirnos. Es decir, una re-dirección en la que toda la información esté preparada por los oficinistas del deep state, algunos con rango de presidente.