El término arRahman es un epíteto de Allah y, al mismo tiempo, su substituto –podemos decir Allah o podemos decir arRahman, ya que este nombre engloba a todos los demás.

La rahmah de Allah abarca todas las cosas, todos los aspectos de Su creación, tanto los que nos parecen positivos como los negativos –tan misericordioso es Allah al castigar como al premiar. Cuando Allah el Altísimo castiga, Su rahmah se manifiesta en otros nombres –al-‘Adil, el Justo; al-Muntaqim, el Deshacedor de agravios; al-Yabbar, el Dominador; al-Mutakabbir, el Altivo… Es la forma de responder y enseñar a los tiranos, a los opresores y a los arrogantes. El castigo de Allah es para que Sus siervos reflexionen, recapaciten y vuelvan al camino de rectitud:

(21) Primero les haremos probar lo más débil del castigo, no lo más fuerte, para que de esta forma quizás vuelvan al camino de rectitud.
Sura 32 – as Saydah

La pedagogía de Allah está basada en la rahmah. Sin embargo, el hombre asocia la misericordia únicamente a las manifestaciones de perdón, al- Ghafar; de generosidad, al-Karim; de misericordia, ar-Rahim; de responder a las súplicas, al-Mayib… Todos los nombres de Allah son diferentes manifestaciones de Su rahmah, pues Él es ar-Rahman.

Hay muchas aleyas en el Qur-an en las que el nombre ar-Rahman va asociado a epítetos de poder, de altivez, de absoluta dominación:

(45) ¡Padre! Temo que te llegue un castigo del Rahman y seas de los aliados del shaytan.”
Sura 19 – Mariam
(4) Descenso de Aquel que ha creado la Tierra y los Cielos más altos
(5) –ar-Rahman, asentado en el Arsh.
Sura 20 – Ta Ha
(108) Ese Día seguirán una llamada que les llevará por un camino del que no se podrán desviar. Todas las voces estarán sometidas al Rahman. No escucharás, sino susurros. (109) Ese Día nadie podrá interceder, salvo aquel al que arRahman autorice y acepte sus razones.
Sura 20 – Ta Ha

Ar-Rahman es uno de los nombres de Allah, Su epíteto por excelencia y Su mejor substituto –decir ar-Rahman es decir Allah y expresar todas Sus manifestaciones.

El término ar-Rahman contiene y abarca el resto de los nombres de Allah el Altísimo –ar-Rahman es el ‘Adil, el Ghafur, el Rahim, el Mutakabbir, el Yabbar.

Nadie puede hablar, discutir o moverse cuando ar-Rahman se manifiesta en alguno de Sus nombres de poder:

(75) Di: “A quien esté en el extravío arRahman lo mantendrá en él hasta que vea lo que se le había prometido, ya sea el castigo o la Hora”. Entonces sabrán quién está en peor situación
y quién tiene el ejército más débil.
Sura 19 – Mariam
(42) Pregúntales: “¿Quién podrá guardaos del Rahman de noche o de Día?” Se desentienden. Se apartan del recuerdo de su Señor.
Sura 21 – al Anbiya

Decir ar-Rahman es decir Allah, ya que este epíteto abarca todos los nombres del Altísimo:

(110) Di: “Invocad a Allah o invocad al Rahman.
Sura 17 – al Isra
(90) Ya antes les había advertido Harun: “¡Gente mía! Con esto se os está poniendo a prueba. Vuestro Señor es arRahman, seguidme pues y haced lo que os ordeno.”
Sura 20 – Ta Ha
(112) Dijo: “¡Señor mío! Juzga Tú, pues Tú eres el que juzga con la verdad. Nuestro Señor es arRahman. Se basta a Sí mismo para ayudarse contra lo que le atribuís.”
Sura 21 – al Anbiya
(25) El Día en que el Cielo se parta en pedazos y desciendan los malaikah (26) –ese Día, la absoluta soberanía será del Rahman.
Sura 25 – al Furqan

El nombre ar-Rahman era utilizado por muchas tribus árabes incluso antes del Islam. Allah y arRahman eran conocidos desde los tiempos de Adam y Nuh, si bien, a veces, cuando el Tawhid se debilitaba se tomaban estos dos nombres como haciendo referencia a dos deidades diferentes:

Las inscripciones de Arabia del Sur del siglo IV dE se refieren a un dios llamado Rahmanan (“El Misericordioso”) que tenía un culto monoteísta y era conocido como el “Señor del Cielo y de la Tierra”. Aaron W. Hughes afirma que este nombre se desarrolló a partir de los sistemas politeístas anteriores o por influencia de reminiscencias monoteístas. También agrega que es difícil establecer si Allah estaba vinculado a Rahmanan. Sin embargo, Maxime Rodinson considera que uno de los nombres de Allah “ar-Rahman” se había usado en la forma de Rahmanan mucho antes.

Christian Julien Robin (2012).Arabia and Ethiopia. In the Oxford Handbook of Late Antiquity

Obviamente se trata de la misma Entidad –ar-Rahman, cuyo nombre y atributos se fueron transportando en tanto que epíteto de Allah y, a veces, se tomó como una deidad independiente. Sin darse cuenta, estaban adorando a Allah el Altísimo bajo Su otro nombre –ar-Rahman.

Se puede decir Allah o se puede decir ar-Rahman, pues el ámbito divino es la Rahmah de Allah el Altísimo.

El nombre ar-Rahman va siempre solo, sin acompañar a otro nombre de Allah el Altísimo, excepto cuando se asocia Él mismo con ar-Rahim –el contrapeso de todos los demás nombres de Allah.

(64) Luego, después de eso, os desentendisteis. Si no hubiera sido por la gracia de Allah y por Su rahmah, os habríais perdido irremisiblemente.
Sura 2 – al Baqarah
(12) Pregúntales: ¿De quién es cuanto hay en los Cielos y en la Tierra?” Respóndeles: “De Allah, Quien se ha prescrito a Sí mismo la rahmah.”
Sura 6 – al An’am

Cuando escuchamos el nombre ar-Rahman, deberíamos sentir alivio, pues evoca la Rahmah de Allah el Altísimo, pero al mismo tiempo deberíamos sentir un gran temor, pues también evoca su irresistible poder, Su inexorable justicia.