esquema2

CAMINO PROFÉTICO – CAMINO CHAMÁNICO

T  E  X  T  O

cham

El sistema chamánico actúa de la misma manera en todas sus manifestaciones

Durante su vida, el hombre se enfrenta a dos posibilidades: seguir el sistema profético o seguir el sistema chamánico. Las mismas dos opciones que se le ofrecieron a Adam, una la de su Señor (la guía) y otra la de Iblis a través del shaytan (una ilusión).

فَتَلَقَّى آدَمُ مِن رَّبِّهِ كَلِمَاتٍ فَتَابَ عَلَيْهِ إِنَّهُ هُوَ التَّوَّابُ الرَّحِيمُ

قُلْنَا اهْبِطُواْ مِنْهَا جَمِيعًا فَإِمَّا يَأْتِيَنَّكُم مِّنِّي هُدًى فَمَن تَبِعَ هُدَايَ فَلاَ خَوْفٌ عَلَيْهِمْ وَلاَ هُمْ يَحْزَنُونَ

(37) Luego Adam recibió palabras de su Señor, Quien le aceptó de nuevo –el Indulgente, el Compasivo. (38) Dijimos: “¡Salid todos de él! Y cuando os traiga la guía, quienes la sigan no tendrán nada que temer ni habrá nada que les cause pesadumbre.
Sura 2 – al Baqarah

 

فَوَسْوَسَ إِلَيْهِ الشَّيْطَانُ قَالَ يَا آدَمُ هَلْ أَدُلُّكَ عَلَى شَجَرَةِ الْخُلْدِ وَمُلْكٍ لّا يَبْلَى

(120) Pero le susurró el shaytan y le dijo: “¡Adam! ¿Quieres que te indique el árbol de la inmortalidad y de un dominio que no se extinguirá jamás?”
Sura 20 – Ta Ha

La historia humana comienza con estas dos perspectivas, y una vez activadas se inicia la trama existencial.

اللَّهُ وَلِيُّ الَّذِينَ آمَنُواْ يُخْرِجُهُم مِّنَ الظُّلُمَاتِ إِلَى النُّورِ وَالَّذِينَ كَفَرُواْ أَوْلِيَاؤُهُمُ الطَّاغُوتُ يُخْرِجُونَهُم مِّنَ النُّورِ إِلَى الظُّلُمَاتِ أُوْلَئِكَ أَصْحَابُ النَّارِ هُمْ فِيهَا خَالِدُونَ

(257) Allah es el protector de los creyentes. Los saca de las tinieblas y los lleva a la luz, pero los protectores de los encubridores son los taghut. Los sacan de la luz y los llevan a las tinieblas. Ésos son los que serán arrojados al fuego. En él permanecerán para siempre.
Sura 2 – al Baqarah

Estas aleyas claramente afirman que no importa cuál fuera nuestra condición en el pasado, tan pronto como el iman entre en nuestro corazón, Allah nos llevará de la oscuridad a la luz. Del mismo modo, si fuéramos falsos creyentes, creyentes por cultura o por hipocresía, Allah nos conducirá de la luz a la oscuridad.

Los verdaderos creyentes son los que siguen el sistema profético y comienzan su viaje existencial en el tubo izquierdo de nuestro esquema. Están atentos y, por lo tanto, su consciencia siempre está activada. Ambos actúan como retenes que no les permiten cambiar la dirección que siguen en línea recta hacia el objetivo final, hacia el Jardín en Ajirah.

hoja1

El sistema profético es la guía

A lo largo de este tubo, los mumin siempre pueden contemplar la maravillosa perspectiva que les espera en la otra vida. Ven Ajirah como una rosa abierta cuya fragancia les acompaña en todo momento. Han tomado el Qur-an como la última referencia con la cual autentificar todo el input que pueda llegar hasta ellos. Aplican el Qur-an y la mil-lah profética, y ello les permite comprender los engaños que se les presentan como inspiraciones divinas y están en posición de desenmascarar todas las falacias que encuentren en su camino. Perciben claramente la diferencia entre los valores de la fitrah y los valores de la cultura.

Sin embargo, hay otros creyentes que no están firmemente establecidos en el sistema profético. Como afirma el Qur-an, adoran a Allah como si estuvieran “en el borde”:

وَمِنَ النَّاسِ مَن يَعْبُدُ اللَّهَ عَلَى حَرْفٍ فَإِنْ أَصَابَهُ خَيْرٌ اطْمَأَنَّ بِهِ وَإِنْ أَصَابَتْهُ فِتْنَةٌ انقَلَبَ عَلَى وَجْهِهِ خَسِرَ الدُّنْيَا وَالآخِرَةَ ذَلِكَ هُوَ الْخُسْرَانُ الْمُبِينُ

Qur-an 22:11

(11) Entre la gente –nas– los hay que adoran a Allah sin firmeza, como si anduvieran por el borde de un precipicio. Si les ocurre un bien se tranquilizan, pero si les aflige una desgracia vuelven al extravío, arruinando su vida en este mundo y en Ajirah.
Esa es la verdadera perdición.
Sura 22 – al Hayy

No tienen a su disposición los retenes que protegen a los verdaderos creyentes y, por lo tanto, en un punto u otro del tubo, que es el camino hacia el objetivo final, el sistema chamánico interferirá. Los atraerá a través de ideologías esotéricas, a través de las drogas y la superstición, mediante teorías como la reencarnación y seudo-ciencias. A través de ellas tratará de hacer que se olviden del juicio de Ajirah. El sistema chamánico se presenta bajo la forma de diálogos interreligiosos, de prácticas budistas, de yoga e incluso de misticismo cristiano. Es lo que el chamán-sacerdote denomina “religión universal”, pero en realidad lo deberíamos llamar “chamanismo universal” en el que todo cabe, excepto la Verdad (ver Infos 7 y 8).

El chamán, la casta sacerdotal, se esfuerza en convencer a los creyentes débiles de que no existe algo así como “juicio”, sino un renacimiento constante a través del cual podremos experimentar la vida de este mundo tantas veces como sea necesario hasta llegar a la más elevada “purificación” y “perfección psicológica”. O dicen: “si me sigues en esta vida, te cuidaré en Ajirah y te haré entrar en el Jardín de las delicias”. Esas son las ilusiones y los susurros con los que shaytan debilitaba la determinación de Adam.

Esos creyentes débiles, como podemos ver en el tubo de la derecha del esquema, se están saliendo del camino recto y están siendo desviados hacia el chamanismo. De esta manera, el concepto de Ajirah se distorsiona por completo y su objetivo final es pertenecer a cualquier grupo o ideología chamánica, teniendo siempre en cuenta la posibilidad de convertirse ellos mismos en chamanes y, por lo tanto, ser adorados por otros.

El gráfico ilustra el hecho de que el iman no es algo estable, no permanece inalterable durante toda la vida. Sin los retenes, sin seguir la millah profética, sin consciencia en constante vigilancia, tarde o temprano serán expulsados, caerán en el sistema chamánico y perderán así el Jardín de Ajirah.

أَلا لِلَّهِ الدِّينُ الْخَالِصُ وَالَّذِينَ اتَّخَذُوا مِن دُونِهِ أَوْلِيَاءَ مَا نَعْبُدُهُمْ إِلاَّ لِيُقَرِّبُونَا إِلَى اللَّهِ زُلْفَى إِنَّ اللَّهَ يَحْكُمُ بَيْنَهُمْ فِي مَا هُمْ فِيهِ يَخْتَلِفُونَ إِنَّ اللَّهَ لا يَهْدِي مَنْ هُوَ كَاذِبٌ كَفَّارٌ

Qur-an 39:3

(3) ¿Acaso no es así como se debe adorar a Allah? Los que han tomado protectores aparte de Él se justifican diciendo: “No los adoramos, sino como un medio de alcanzar una estación más cercana a Allah, y por ello los adulamos y servimos.” Allah dictaminará sobre lo que discrepaban. Allah no guía al falaz ni al encubridor.
Sura 39 – az Zumar