Demanda federal: Detención inmediata de vacunas covid, numerosos denunciantes aseguran que los CDC están registrando muchas menos muertes por vacunas.

juez1

Libertarian Hub para Lee Rockwell

America’s Frontline Doctors (AFLDS) presentó una denuncia el 19 de julio, pidiendo una medida cautelar inmediata en el Tribunal del Distrito Federal de Alabama para detener el uso de las vacunas COVID de Autorización de Uso de Emergencia (EUA) – Pfizer/BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson (J&J).

La denuncia de 67 páginas solicita que el juez emita una orden judicial preliminar de conformidad con § 360bbb-3 (b) (1) (C) por las siguientes razones:

No hay emergencia, que es uno de los requisitos previos para emitir autorización EUA para las vacunas COVID.

No existe “ninguna enfermedad o afección grave que ponga en peligro la vida”.

Las vacunas no diagnostican, tratan ni previenen el SARS-CoV-2 o COVID.

Los riesgos conocidos y potenciales de la vacuna superan sus beneficios conocidos y potenciales.

Existen alternativas adecuadas, aprobadas y disponibles a las vacunas.

Los profesionales sanitarios y los candidatos a vacunarse no están adecuadamente informados.

Los autores de la denuncia adjuntaron una declaración de una denunciante que se presentó alegando que las muertes que ocurren dentro de las 72 horas posteriores a la recepción de la vacuna COVID no se informan significativamente en el Sistema de Notificación de Eventos Adversos por Vacunas (VAERS) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA).

A 9 de julio, las muertes registradas en el VAERS totalizaron 10.991. De ellas, 4.593 ocurrieron dentro de las 72 horas posteriores a la vacunación.

La denunciante, una programadora que ha desarrollado más de 100 algoritmos distintos de fraude en la atención médica y que tiene experiencia en análisis de datos de atención médica que le permite acceder a los datos de Medicare y Medicaid obtenidos por los Centros de Sistemas de Medicare y Medicaid (CMS), presentó una declaración jurada, bajo pena de perjurio, alegando que el número real de muertes relacionadas con la vacuna COVID se acerca a las 45.000.

La denunciante alegó que VAERS, aunque es extremadamente útil, está reduciendo el número de muertes por la vacuna Covid en al menos una quinta parte.

En su declaración, alegó:

El 9 de julio de 2021, se informó de 9.048 muertes en VAERS. Verifiqué estos números al recopilar todos los datos de VAERS yo misma, sin depender de una tercera fuente. En conjunto, consulté datos de reclamos médicos de CMS con respecto a vacunas y muertes de pacientes, y he evaluado que el número de muertes ocurridas dentro de los 3 días posteriores a la vacunación es más alto del registrado por VAERS en al menos una quinta parte. Esto indicaría que el verdadero número de muertes relacionadas con la vacuna fue de al menos 45.000. Teniendo esta información en mente, resulta altamente significativo que la vacuna contra la gripe porcina se retirase del mercado cuando solo había provocado 53 muertes.

AFLDS dijo que los hallazgos fueron impactantes y el consentimiento a ser vacunados es imposible cuando los datos de seguridad no son precisos.

En un comunicado de prensa, AFLDS dijo:

Es ilegal e inconstitucional administrar agentes experimentales a personas que no pueden tomar una decisión, pues no están bien informados sobre los verdaderos beneficios y riesgos de la vacuna de forma independiente. Deben tener la edad o la capacidad para tomar decisiones cuando se les ha proporcionado toda la información de riesgo/beneficio necesaria para tomar una decisión argumentada.

Una de las demandantes, Deborah Sobczak, madre de un joven de 15 años, dijo en el comunicado de prensa:

“Mi hijo no va a ser objeto de un experimento. ¿Qué tipo de monstruos estamos permitiendo que nos controlen? Los niños perfectamente sanos han desarrollado inflamación de corazón, hemorragia cerebral e incluso han muerto. He tenido suficiente. No voy a sacrificar a mi hijo para que una compañía farmacéutica pueda experimentar con él. Esta locura tiene que parar.”

vac1112

SONDAS: De nuevo nos encontramos con lo que podríamos llamar “la paradoja Covid”, pues se habla continuamente de los aspectos médicos y sanitarios de la pandemia, cuando lo único que hay es una agenda política con la que generar nuevas sociedades sin contar con los individuos que las conforman.

El hecho, como señala el artículo, de que se hayan autorizado estas vacunas por el procedimiento de urgencia cuando no hay ninguna urgencia, cuando no hay más pandemia que las gripes de siempre y las afecciones pulmonares y cardiacas de siempre, ya es indicativo de que el problema no es sanitario, sino político.

La estrategia que se está siguiendo hasta ahora es la de añadir constantemente síntomas a la infección por Covid, de forma que, prácticamente, cualquier síntoma forme parte de la larga lista de síntomas Covid y, por lo tanto, la casi totalidad de infectados y de muertes puedan achacarse a este inventado virus.

Mas si esta es la realidad, obviamente algo se quiere conseguir con las vacunas. Algo que nada tiene que ver con los virus, sino con la agenda, con el objetivo de establecer un nuevo orden mundial basado, entre otros factores, en una drástica despoblación mundial.

No a las vacunas, a ninguna, significa hoy, no a la muerte.