Cyber polygon producirá el verdadero confinamiento.

ciber2

Gary D. Barnett para Lee Rockwell

La seguridad, después de todo, se ha convertido en la primera prioridad de las masas, y esta absurda noción no ha ocurrido accidentalmente. Los amos del pueblo lo han incrustado en la psique de todos los ciudadanos desde su nacimiento, y debido a ello, la libertad individual ha pasado a un segundo plano frente a la protección del estado. Qué oportuna resulta esta actitud para quienes buscan controlar a la sociedad, ya que cuando la población basa todos los aspectos de su vida en la seguridad y la dependencia, el control sobre ellos no solo se desea, se exige. Ésta es la esencia de la esclavitud, y la razón por la que la deplorable humanidad de hoy la acepta tan fácilmente.

Ahora estamos en medio de lo que puede describirse como un tsunami “pandémico”. Vienen oleadas tras oleadas de amenazas fabricadas. Estas serán de muchas formas, desde las llamadas “variantes de Covid”, a la inflación galopante, los desastres atribuidos al cambio climático… todo, por supuesto, basado estrictamente en el miedo. Así como el Evento 201 se usó para promover la mentira de la ‘pandemia Covid’, el próximo evento organizado que predice el futuro, de sobras conocido, será Cyber ​​Polygon 2021, que se celebrará el 9 de julio, a menos de dos meses de hoy. Dada la historia de la estafa “Covid”, es muy probable que estos eventos continúen en verano y otoño.

Sin duda, esto podría provocar una interrupción masiva del acceso a Internet y las comunicaciones, pero la amenaza más directa probablemente se deba a los cortes de la red de energía. Ya hay “noticias” en la prensa que anuncian grandes apagones en el oeste de los EE. UU, similares a lo que se escenificó y afectó a Texas este invierno durante un frente de frío extremo y una tormenta de nieve. Todos los estados del oeste ya están siendo advertidos por los principales medios de comunicación controlados por la CIA, y se dice que Montana, junto con Idaho y Wyoming, son los que corren mayor peligro. Esto es revelador, ya que estos son tres de los estados menos poblados del país. ¿Por qué entonces estos estados correrían mayor peligro que los grandes centros de población como Colorado y el lejano oeste? Una razón podría ser la de que hay menos posibilidades de que se produzcan disturbios si los apagones ocurren en estados poco poblados, que no necesariamente dependen del aire acondicionado para mantenerse a salvo. Gran parte de la población en estos estados no está preocupada por el calor, por lo que los apagones, si bien son fastidiosos y dañinos, no pondrían en peligro la vida. Mas estos apagones servirían para asustar a las poblaciones de los otros estados.

Ya estamos viendo informes de ataques cibernéticos que se atribuyen falsamente a los piratas informáticos que buscan dinero y, por supuesto, se culpa a Rusia como de costumbre, pero, en realidad, se trata de eventos de bandera falsa, que nos están preparando para los cierres importantes que se producirán más adelante.

Además de los cortes de energía atribuidos a los ataques cibernéticos, se esperan otros ataques que afectarán a los medios de transporte, a las líneas de suministro y distribución de alimentos, de combustible, de medicinas.

Las simulaciones del Foro Económico Mundial (WEC) no se realizan para estar en guardia frente a posibles ataques cibernéticos extranjeros en un futuro, sino que se realizan para acostumbrar a la gente a los ataques que ya se han planeado, de modo que, cuando ocurran los siguientes ataques, la gente crea que estas simulaciones organizadas por los gobierno se llevaron a cabo para alertarles.

Esta no será la única amenaza, ya que en los próximos meses, lo más probable es que ocurran simultáneamente múltiples intentos de promover agendas globalistas. A medida que ocurren estos ciberataques escalonados y la población se debilite durante los meses de verano, la pandemia del falso “virus” volverá a asomar en otoño su monstruosa cabeza. Con gran parte de la población ya inyectada con “vacunas” venenosas y mortales, causando aún más daño a una población ya estresada y con los sistemas inmunológicos naturales casi destruidos, las cifras de enfermedades y muertes aumentarán dramáticamente. De ello se culpará falsamente a “Covid” o a nuevas cepas del “virus”, manteniéndose en vigencia todas las medidas constrictivas, a pesar de los programas de vacunación.

Antes de que acabe 2021, se habrá avanzado en la ejecución de los planes de estos malvados manipuladores globalistas. Esto incluirá la destrucción económica, el “cambio climático”, la división social, las transferencias de riqueza, el control monetario, una mayor vigilancia y seguimiento digital, la despoblación y mucho más; todo destinado a ganar poder y control total sobre todos nosotros.

Cuanto más profundamente caiga la gente en este abismo sin fondo de dominación estatal, menos posibilidades tendrá de sobrevivir. La resistencia masiva es imperativa, y sin ella, nos enfrentamos a un infierno que ya deja entrever sus llamas.

“Aquellos que carecen de coraje siempre encontrarán una filosofía que lo justifique”. -Albert Camus

ciber3

SONDAS: Empiezan a aparecer en la prensa “independiente” artículos en los que, claramente, se denuncia el fraude Covid y su inexistencia, hábilmente encubiertos por los medios de comunicación. No son muchos, pero por algo se empieza.

Si seguimos pensando que hay pandemia, y únicamente denunciamos que está habiendo una mala gestión, que quizás las mascarillas no sean tan eficaces “contra el virus” como se creía en un principio, que…. Seguiremos atrapados en el mismo cepo.

Todavía no sabemos el contenido completo de la agenda deep state, pero sí varios de sus elementos fundamentales, como el cambio radical de los sistemas energéticos y de internet.

La Red ya no va a ser como antes. Se va a terminar eso de navegar libremente por los océanos digitales. Qué cabeza de las mil cabezas de la hidra será la que surja, no lo sabemos, pero nos consta, a ciencia cierta, que nada tendrá que ver, de facto, con lo que conocemos hasta ahora.

La estrategia es siempre la misma –ataques inventados, crisis, catástrofes… pandemias… que generan el suficiente pánico como para permitir que los gobiernos del mundo, las marionetas del deep state, introduzcan medidas de control que de otro modo nunca habrían sido aceptadas por la gente.

Mas la culpa no debería caer en las masas –en eso se equivoca Barnett. Las masas siguen a las elites, pues ellas no son capaces de interpretar la realidad por sí solas. Si estas elites han sido eliminadas o se ha logrado que trabajen para el propio sistema, las masas se encontrarán en la misma situación que la de un rebaño de ovejas cuyo pastor tiene tratos con los lobos.

Por lo tanto, ante una situación de máximo peligro como la que estamos viviendo ahora, las nuevas elites deberán surgir de las propias masas, del propio rebaño, pues fuera solo hay lobos o pastores que han traicionado a sus ovejas.

Y elite significa “toma de consciencia”, análisis, observación, concejo, consultas… Y determinación. Y no queda mucho tiempo para detener el mecanismo que está devorando nuestro mundo.