qarin

(38) Los hay que dan de su riqueza para que los vea la gente, pero no creen en Allah
ni en el Último Día.
Quien tenga al shaytan por amigo íntimo (qarin) que sepa que
ha tomado por amigo a un mal compañero (qarin).
Sura 4 – an Nisa
(51) Dirá uno de ellos: “Yo tenía un compañero inseparable (qarin)
Sura 37 – as Safat
(36) A quien se aleja del recuerdo del Rahman le enviamos un shaytan que se convierte
en su amigo íntimo –qarin.
Sura 43 – az Zujruf
(38) hasta que llega a Nosotros, y dice: “¡Ay de mí! ¡Ojalá hubiera entre tú y yo la distancia de los dos orientes! ¡Qué mal compañero! –qarin
(23) Y dirá su qarin: “Este es el que yo tenía a mi cargo.”
Sura 50 – Qaf
(27) Dirá su qarin: “¡Señor nuestro! No fui yo quién le llevó a la rebeldía, sino que era él quien estaba en un profundo extravío.”
Sura 50 – Qaf

 

HADIZ

عن عبد الله بن مسعود قال قال رسول الله صلى الله عليه وسلم: ما منكُم من أحدٍ إلَّا وقد وُكِّلَ بهِ قرينُهُ منَ الجنِّ . قالوا : وإيَّاكَ يا رسولَ اللَّهِ ؟ قال : وإيَّايَ إلَّا أنَّ اللَّهَ أعانَني علَيهِ فأسلَمَ فلا يأمرُني إلَّا بخيرٍ . غيرَ أنَّ في حديثِ سفيانَ . وقد وُكِّلَ بهِ قرينُهُ منَ الجنِّ ، وقرينُهُ منَ الملائكةِ

رواه مسلم

Se ha transmitido de Abdullah bin Mas’ud que dijo: “Dijo el Mensajero de Allah, sobre él la paz y las bendiciones: ‘No hay de entre vosotros uno solo que no tenga un yin como su qarin.’ Dijeron: ‘¿Incluso tú, Mensajero de Allah?’ Dijo: “Incluso yo, pero Allah me ha apoyado contra él y lo ha hecho musulmán, de modo que sólo me ordena el bien.’” En la transmisión de Sufian: “…que no tenga un yin como qarin ni uno de los malaikah como qarin.” (Muslim)

Iblis

(34) Y cuando dijimos a los malaikah: “¡Servid a Adam!” Todos aceptaron servirle, salvo Iblis, que renegó de lo que se le pedía que hiciera, se llenó de soberbia y fue de los encubridores. (35) Dijimos: “¡Adam! Habita tú y tu grupo en el Jardín y comed de lo que hay en él a vuestro antojo,
pero no os acerquéis a este árbol, pues seríais de los transgresores.” (36) Mas el shaytan les indujo a hacerlo para así sacarles del estado en el que se encontraban. Dijimos: “¡Salid! Unos seréis enemigos de otros. Tendréis en la tierra una morada y todo aquello de lo que tengáis menester
para vivir por un tiempo.”
Sura 2 – al Baqarah
(11) Os hemos producido de lo que habíamos creado antes. Luego dijimos a los malaikah:
“¡Servid a Adam!”
Todos estuvieron de acuerdo, excepto Iblis que no aceptó someterse.
(12) Dijo: “¿Qué te impide servirle, habiéndotelo ordenado?” Iblis replicó: “Yo soy superior a él. A mí me creaste
de fuego, mientras que a él lo has creado de barro.”
(13) Dijo: “¡Fuera de aquí! En este lugar no cabe que seas soberbio. ¡Sal de él! A partir de
ahora serás despreciado y humillado.”
(14) Dijo: “Dame de tiempo hasta el día que sean resucitados.”
(15) Dijo: “Se te concede ese plazo.”
(16) Dijo: “Ya que me has extraviado, estaré al acecho para que no entren en Tu camino de rectitud.
(17) Luego les acometeré por delante y por detrás, por la derecha y por la izquierda y verás que la mayoría de ellos son ingratos.”
(18) Dijo: “¡Sal de aquí vilipendiado y cortado de la rahmah de Allah! Que sepan los que de ellos te sigan que llenaré yahannam con todos vosotros.” (19) Y tú, Adam, habita con tu grupo en el Jardín y comed de donde queráis, pero no os acerquéis a este árbol,
pues os perderíais víctimas de vuestra rebeldía.
(20) Mas el shaytan les susurró hasta que fueron conscientes de sus vergüenzas. Dijo: “La única razón de que vuestro Señor
os haya prohibido este árbol es evitar que seáis malaikah o que alcancéis la inmortalidad.”
(21) Y les juró: “Creedme, sólo quiero guiaros a lo que es mejor para vosotros.”
(22) Les sedujo con engaños, y una vez hubieron probado del árbol, se les hicieron patentes sus partes pudendas y comenzaron a fabricarse un vestido con hojas del Jardín. Entonces su Señor les llamó: “¿No os había prohibido ese árbol y os había advertido
que el shaytan era para vosotros un enemigo declarado?”
Sura 7 – al ‘Araf
(30) Todos los malaikah aceptaron la tarea que se les encomendaba,
(31) excepto Iblis que se negó a estar entre ellos.
(32) Dijo: “¡Iblis! ¿Por qué no estás con los que han aceptado servirle?”
(33) Replicó: “No serviré a un humano –bashar– al que has creado a partir de un molde de arcilla seca extraída de una masa de lodo.”
(34) Dijo: “¡Sal de aquí! Estás proscrito.
(35) La maldición te seguirá hasta el día de la rendición de cuentas.”
(36) Suplicó entonces: “¡Señor! Dame de plazo hasta el Día del Resurgimiento.”
(37) Dijo: “Así será. Tendrás de plazo
(38) hasta el día que ya ha sido fijado.”
(39) Dijo: “¡Señor! Por haberme extraviado les haré ver lo falso verdadero y lo verdadero falso, y de esa forma los descarriaré a todos,
(40) salvo a Tus siervos sinceros.”
Sura 15 – al Hiyr
(61) Cuando ordenamos a los malaikah: “Servid a Adam,” todos aceptaron servirle, excepto Iblis. Dijo: “¿Serviré acaso a quien has creado de barro?” (62) Y añadió: ¿Quieres que te muestre quién es ese al que has honrado por encima de mí? Si me das de plazo hasta el Día del Resurgimiento,
me apoderaré de toda su descendencia, salvo de unos pocos.”
(63) Dijo: “¡Vete! Quien de ellos te siga que sepa que yahannam será vuestra recompensa –abrumadora recompensa en verdad.
(64) Susúrrale la rebeldía a quien puedas, cae sobre ellos con tu caballería e infantería, hazte socio en su riqueza e hijos y hazles promesas,
pero las promesas del shaytan no son, sino engaños.
Sura 17 – al Isra
(50) Cuando dijimos a los malaikah: “Servid a Adam,” todos aceptaron servirle, salvo Iblis que era de los yin y se rebeló contra la orden de su Señor. ¿Vais entonces a apoyaros en él y en su descendencia en vez de apoyaros en Mí cuando ellos son vuestros enemigos?
¡Qué mal negocio el de los infames!
Sura 18 – al Kahf
(116) Y dijimos a los ángeles: “¡Servid a Adam!” Todos aceptaron servirle,
salvo Iblis que se negó a ello.
(117) Dijimos: “¡Adam! Realmente ese es un enemigo para ti y para tu grupo. Si llegara a sacaros del Jardín, sabríais lo que es la fatiga y la aflicción. (118) Ten por seguro que no padecerás en él hambre ni percibirás tu desnudez.
(119) No te atormentará la sed ni sufrirás el calor sofocante del Sol.”
Sura 20 – Ta Ha
(94) Entonces se les arrojará en él, a ellos y a los que, seducidos, les haya extraviado el mal.
(95) Y a los soldados de Iblis, a todos juntos.
Sura 26 – ash Shu’ara
(18) Habíamos dispuesto entre ellos y las ciudades que habíamos bendecido otros emplazamientos que les sirvieran de estaciones
en sus viajes. “Viajad a salvo a través de ellos de noche y de día.”
(19) Mas dijeron: “¡Señor nuestro! Haz las etapas de nuestros viajes más largas,” y de esta forma
se perdieron a sí mismos
víctimas de su propia rebeldía. Hicimos de ellos historia pasada y los dispersamos como trizas
que esparce el viento.
En eso hay signos para los que resisten y son agradecidos.
(20) Así fue como se confirmó la opinión que de ellos tenía Iblis. Le siguieron, a excepción de un grupo de creyentes.
Sura 34 – Saba
(73) Todos los malaikah aceptaron servirle,
(74) salvo Iblis, que se ensoberbeció y fue de los encubridores.
(75) Dijo: “¡Iblis! ¿Qué es lo que te impide servir a quien he creado con Mis manos? ¿Te has ensoberbecido o eres de los altivos?”
(76) Dijo: “Yo soy mejor que él. A mí me has creado de fuego, mientras que a él
lo has creado de barro.”
(77) Dijo: “¡Sal de aquí! Y maldito seas.
(78) Mi maldición te seguirá hasta el día de la rendición de cuentas.
(79) Dijo: “¡Señor! Aplázame el castigo hasta el Día del Resurgimiento.”
(80) Dijo: “Se te concede ese plazo
(81) hasta el día fijado.”
(82) Dijo: “Por Tu poder, los extraviaré a todos,
(83) salvo a Tus siervos sinceros.”
(84) Dijo: “Esta es la verdad y la verdad digo
(85) –llenaré yahannam contigo y con todos los que de ellos te sigan.”
Sura 38 – Sad

 

un shaytan

En las siguientes aleyas vemos dos tipos de expresiones “un shaytan” y “todo shaytan” que tienen en realidad el mismo significado –en ambos casos el sentido es plural (shayatin) aunque por el tipo de frase se utilice el singular (shaytan).

(17) Así lo hemos protegido contra todo shaytan proscrito,
(18) aunque los hay que se introducen furtivamente para escuchar y son perseguidos
por dardos de fuego.
Sura 15 – al Hiyr
(3) Entre la gente –nas– los hay que discuten sobre Allah sin conocimiento alguno y siguen a todo shaytan rebelde.
Sura 22 – al Hayy
(6) Hemos adornado el cielo de este mundo con estrellas,
(7) y lo hemos protegido de todo shaytan rebelde.
(8) No pueden escuchar al consejo supremo, pues de todas partes se les arroja
(9) y expulsa. Sufren un incesante castigo.
Sura 37 – as Saffat

En las aleyas que acabamos de citar, la expresión “contra todo shaytan proscrito” tiene el sentido de: “Contra todos los shayatin proscritos” (sura 15, aleya 17). De la misma forma, en la aleya 3 de la sura 22 la expresión “siguen a todo shaytan rebelde” tiene el sentido de “siguen a todos los shayatin rebeldes”. Y en la aleya 7 de la sura 37, la expresión “lo hemos protegido de todo shaytan rebelde” tiene el sentido de “lo hemos protegido contra todos los shayatin rebeldes”.

(36) A quien se aleja del recuerdo del Rahman le enviamos un shaytan que se convierte en su amigo íntimo –qarin.
Sura 43 – az Zujruf
(24) No es avariento con lo que se le permite ver del Ghaib
(25) ni es la palabra de un shaytan rechazado.
Sura 81 – at Takwir

Y en las aleyas 36 y 25 de las suras 43 y 81 respectivamente podríamos substituir la expresión “un shaytan” por “uno de los muchos shayatin que hay”.

 el shaytan

Iblis se ha transformado en “el susurro”, se ha interiorizado en la nafs humana y la dirige induciéndole al mal o entreteniéndola con sugestiones que le lanza a través del qarin o de sus ejércitos de shayatin de entre los hombres y los yin.

(35) Dijimos: “¡Adam! Habita tú y tu grupo en el Jardín y comed de lo que hay en él a vuestro antojo, pero no os acerquéis a este árbol, pues seríais de los transgresores.”
(36) Mas el shaytan les indujo a hacerlo para así sacarles del estado en el que se encontraban.
Sura 2 – al Baqarah
(168) ¡Gentes –nas! Comed de lo lícito y bueno que hay en la Tierra, y no sigáis los pasos del shaytan. Él es para vosotros un claro enemigo.
(169) Os ordena el mal y la indecencia, y que digáis de Allah lo que no sabéis.
Sura 2 – al Baqarah
(208) ¡Creyentes! Entrad completamente y sin restricciones en el Islam, y no sigáis los pasos del shaytan. Él es para vosotros un claro enemigo.
Sura 2 – al Baqarah
(268) El shaytan os amenaza con la miseria y os ordena la iniquidad,
mientras que Allah os promete el perdón y Su gracia.
Sura 2 – al Baqarah
(275) Los que comen de la usura se levantarán en un estado de conmoción, como se levanta el que ha sido tocado por el shaytan. Y ello porque dicen: “La usura es como el comercio.” ¿Cómo es entonces que Allah ha hecho lícito el comercio y ha prohibido la usura?
Sura 2 – al Baqarah
(36) Una vez hubo alumbrado, exclamó: “¡Señor mío! He dado a luz una hembra,” y bien sabía Allah lo que había alumbrado, pues no es el varón como la hembra. “La he llamado Mariam. A ella y a su descendencia los refugio en Ti del shaytan despreciado.”
Sura 3 – ali ‘Imran
(155) Los que de vosotros huyeron el día en el que se encontraron los dos ejércitos fue porque el shaytan les indujo a flaquear aprovechándose de lo que de iniquidad había en sus corazones, pero Allah les perdonó. Allah es El Perdonador, El que controla Su ira.
Sura 3 – ali ‘Imran
(175) Así actúa el shaytan con vosotros. Os atemoriza con sus secuaces. “Mas no les temáis a ellos, temedme a Mí si sois creyentes.”
Sura 3 – ali ‘Imran
(38) Los hay que dan de su riqueza para que los vea la gente, pero no creen en Allah ni en el Último Día. Quien tenga al shaytan por amigo íntimo –qarin– que sepa que ha tomado por amigo
a un mal compañero.
Sura 4 – an Nisa

En la siguiente aleya vemos que el shaytan es aquí el susurro de Iblis, pero también Iblis manifestado en ese susurro o en hombres y yin. Perder al insan y a los yin es lo único que desea Iblis. No le ha quedado otra razón de ser.

(60) ¿No te has fijado en los que pretenden creer en lo que se te ha hecho descargar y en lo que se hizo descargar antes de ti? Quieren apelar a los taghut a pesar de que se les ha ordenado no seguirles. El shaytan quiere que se pierdan llevándoles a un extravío del que no puedan volver.
Sura 4 – an Nisa

En el artículo XII hemos visto que uno de los significados de shaytan es el que ha dejado de tener valor, nulo, vacío. En la siguiente aleya se nos recuerda que Iblis y todo su ejército de shayatin no tienen, en realidad, ninguna fuerza, excepto la que nosotros les damos.

(76) Los que creen luchan por la causa de Allah y los encubridores luchan por la causa de los taghut. ¡Combatid a los secuaces del shaytan! Débil en verdad es su estratagema.
Sura 4 – an Nisa
(83)… Si no fuera por la gracia de Allah y por Su rahmah, la mayoría de vosotros
seguiríais al shaytan.
Sura 4 – an Nisa
(117) Invocan a diosas en vez de a Él, e invocan al rebelde shaytan, (118) a quien Allah maldijo y él respondió diciendo:
“He de tomar la parte de Tus siervos que esté prescrita.
Sura 4 – an Nisa
(119) Los extraviaré y les haré albergar falsas esperanzas. Les ordenaré y harán cortes en las orejas del ganado, y alterarán la creación de Allah.” Quien tome al shaytan como protector en vez de a Allah habrá caído en la más irremisible perdición. (120) Les hace promesas y les da motivos de esperanza, pero las promesas del shaytan no son, sino engaños.
Sura 4 – an Nisa
(90) ¡Creyentes! En las bebidas fermentadas que contienen alcohol, en los juegos de azar, en las estatuas y en todo tipo de monumentos paganos, así como en los oráculos, ha dejado el shaytan su inmundicia. Alejaos, pues, de todo ello para que salgáis victoriosos. (91) Lo que el shaytan quiere conseguir con el vino y los juegos de azar es que haya enemistad y odio entre vosotros,
para de esta forma apartaos del recuerdo de Allah y de la salah.
¿Acaso no ha llegado la hora de que terminéis con todo eso?
Sura 5 – Maidah

En las siguientes aleyas se nos informa de la estrategia del shaytan, de la estrategia del susurro de Iblis –nos presenta nuestras malas y erróneas acciones como si fueran las mejores posibles, y eso nos tranquiliza y nos sirve de argumento cuando el qarin positivo nos advierte de que no sigamos por ese camino de perdición.

(43) ¡Por qué no lo hicieron cuando les llegó la aflicción! Sus corazones en cambio se endurecieron y el shaytan hizo que les parecieran hermosas y loables sus obras.
Sura 6 – al An’am
(48) El shaytan les hizo creer que lo que hacían era lo correcto.
Sura 8 – al Anfal
(63) ¡Por Allah! Hemos enviado Mensajeros a todas las ummah antes de ti, pero el shaytan les hizo ver
sus iniquidades como la más bella forma de actuar.
Sura 16 – an Nahl
(68) Cuando veas que se meten en conversaciones en las que tratan sin ningún rigor Nuestras aleyas, apártate de ellos hasta que cambien de tema. Quizás el shaytan te distraiga, pero cuando caigas de nuevo en la cuenta de lo que están hablando, no sigas sentado con los infames.
Sura 6 – al An’am
(142)… Comed de aquello con lo que Allah os provee y no sigáis los pasos del shaytan –vuestro enemigo declarado.
Sura 6 – al An’am
(20) Mas el shaytan les susurró hasta que fueron conscientes de sus vergüenzas.
Sura 7 – al ‘Araf
(22) …“¿No os había prohibido ese árbol y os había advertido que el shaytan
era para vosotros un enemigo declarado?”
Sura 7 – al ‘Araf
(27) ¡Banu adam! Que no os induzca el shaytan a la rebelión como ya lo hizo con vuestros padres sacándoles del Jardín y despojándoles de su vestimenta para que fueran conscientes de sus partes pudendas. Él y los de su tribu os ven desde donde vosotros no los veis.
Hemos hecho a los shayatin aliados de los encubridores.
Sura 7 – al ‘Araf
(175) Infórmales de aquél a quien habíamos dado Nuestros signos y se desentendió de ellos.
El shaytan entonces fue tras él y le sedujo.
Sura 7 – al ‘Araf

En las siguientes aleyas se nos informa de otra estrategia del shaytan, del susurro de Iblis –nos hace olvidar nuestro origen de criaturas, que hay un Creador, que hay Ajirah y que hay Jardín y hay fuego. Nos entretiene –con celebraciones, fiestas, drogas, programas televisivos, películas, música… hasta que caemos en la más absoluta ghaflah (olvido, negligencia).

(200) Si el shaytan te incita al mal y a la discordia, busca la protección de Allah… (201) Cuando el shaytan incita a los temerosos con sugestiones maléficas, éstos recuerdan y el recuerdo les hace percibir la realidad.
Sura 7 – al ‘Araf
(42) Entonces le dijo al que, en un principio, se iba a salvar: “Menciona mi nombre a tu señor.” Mas el shaytan hizo que se olvidara de ello y permaneció en la cárcel varios años.
Sura 12 – Yusuf
(11) Hizo que os cubriera una somnolencia reparadora y que cayera sobre vosotros agua del cielo para purificaros con ella de la inmundicia del shaytan, para infundir fuerza a vuestros corazones y afirmar así vuestros pasos.
Sura 8 – al Anfal
(5) Le dijo su padre: “¡Hijo mío! No les cuentes este sueño a tus hermanos, pues si lo haces, tramarán algo malo contra ti. El shaytan es un enemigo declarado del hombre –insan.”
Sura 12 – Yusuf

En las siguientes aleyas se nos informa de aún otra estrategia del shaytan, del susurro de Iblis –la discordia. El shaytan siembra cizaña entre los hombres, separa al esposo de la esposa, a los hijos de los padres, a los discípulos de los maestros, a los súbditos de los gobernantes (el shaytan lo llama revoluciones), hasta que de esta forma destruye las sociedades.

(100) Condujo a sus padres hasta su trono, y todos ellos cayeron postrados ante él. Dijo Yusuf entonces: “¡Padre mío! Esta es la interpretación del sueño que tuve –mi Señor lo ha hecho realidad. Me concedió Su gracia al sacarme de la prisión y al haberos traído aquí desde el desierto después de que el shaytan sembrara la discordia entre mis hermanos y yo.
Sura 12 – Yusuf
(53) Di a Mis siervos que hablen de la mejor manera, pues el shaytan siembra la discordia entre ellos. El shaytan es para el hombre –insan– un enemigo declarado.
Sura 17 – al Isra
(52) No hemos enviado antes de ti ningún Mensajero ni tampoco Profeta al que no echase el shaytan algo en su deseo cuando meditaba sobre un asunto, pero Allah abroga lo que el shaytan arroja y afirma y hace prevalecer Sus aleyas. Allah actúa y juzga según Su conocimiento
(53) para hacer que lo que arroja el shaytan sea un motivo de discordia entre los que tienen una enfermedad en sus endurecidos corazones.
Los infames están en un cisma que cada vez les aleja más de la verdad.
Sura 22 – al Hayy
(17) Así lo hemos protegido contra todo shaytan proscrito.
Sura 15 – al Hiyr
(98) Cuando recitéis el Qur-an, refugiaos en Allah del shaytan proscrito.
Sura 16 – an Nahl
(27) Los derrochadores son hermanos de los shayatin, y el shaytan encubre
las bendiciones de su Señor.
Sura 17 – al Isra

El calificativo que más define al shaytan, al susurro de Iblis, es el de embaucador, ya que su baza mayor es ofrecer el paraíso en dunia. Todos sabemos que eso es algo imposible –no puede haber paraíso donde hay muerte y enfermedad. El hombre lo sabe, pero en lo más recóndito de su corazón alberga la esperanza de un nuevo sistema médico, de una nueva tecnología que nos haga inmortales y poderosos. Iblis conoce las debilidades de los hombres y de los yin y utiliza su susurro, el shaytan, para convencer al hombre de que es posible.

(64) Susúrrale la rebeldía a quien puedas, cae sobre ellos con tu caballería e infantería, hazte socio en su riqueza e hijos y hazles promesas, pero las promesas del shaytan no son, sino engaños.
Sura 17 – al Isra
(120) Pero le susurró el shaytan y le dijo: “¡Adam! ¿Quieres que te indique el árbol de la inmortalidad y de un dominio que no se extinguirá jamás?”
Sura 20 – Ta Ha
(22) Dirá el shaytan cuando llegue la hora del juicio final: “Allah os hizo una promesa y esa promesa ha resultado ser verdadera. También yo os prometí algo, pero no fue mi promesa, sino un fraude.
Sura 14 – Ibrahim
(29) Me extravió del recuerdo después de haberme llegado.” El shaytan es para el hombre –insan– un terrible desengaño.
Sura 25 – al Furqan
(25) A los que dan la espalda después de habérseles clarificado la guía,
el shaytan les tienta con falsas esperanzas.
Sura 47 – Muhammad
(16) Como el shaytan cuando le dice al hombre: “Encubre la verdad,” y cuando la ha encubierto, le dice: “Soy inocente de lo que encubres. Yo temo a Allah, el Señor de todos los dominios.”
Sura 59 – al Hashr
(63) Dijo: “¿Acaso no advertiste que cuando nos dirigíamos hacia las rocas me olvidé del pez? Sólo el shaytan me hizo olvidarme y no acordarme de él, y este se deslizó prodigiosamente hacia el mar.”
Sura 18 – al Kahf
(44) ¡Padre! No adores al shaytan, pues en verdad que el shaytan es rebelde con el Rahman. (45) ¡Padre! Temo que te llegue un castigo del Rahman y seas de los aliados del shaytan.”
Sura 19 – Mariam
(21) ¡Creyentes! No sigáis los pasos del shaytan. Que sepa quien siga sus pasos que él sólo ordena la indecencia y la iniquidad.
Sura 24 – an Nur
(24) La encontré a ella y a su pueblo adorando al Sol en vez de a Allah.” El shaytan les hace creer que es correcto lo que hacen y de esa manera les ha desviado del camino, y no tienen guía.”
Sura 27 – an Naml

En la siguiente aleya, Musa culpa al shaytan de haberle inducido a matar a ese hombre. Esta obviamente es la obra del qarin quien ha utilizado elementos culturales e ideológicos (el hombre que ha matado no era de su taifa) y ha promovido su agresividad. En este caso, su qarin ha actuado como un shaytan.

(15) Entró en la ciudad mientras la gente estaba inatenta ocupada en sus quehaceres y encontró en ella a dos hombres peleando, uno era de su misma secta y el otro de sus enemigos. Entonces el que era de los suyos le pidió ayuda contra el que era de sus enemigos y Musa le golpeó con el puño, matándole. Dijo: “Esto es obra del shaytan.” Él es un enemigo que claramente lleva al extravío.
Sura 28 – al Qasas
(38) Y los ad y los Zamud. En los lugares en los que habitaban tenéis la prueba de su destrucción. El shaytan hizo que su forma de proceder les pareciera acertada y les desvió del camino a pesar de que se les había dado capacidad para entender y percibir con claridad.
Sura 29 – al Ankabut
(21) Cuando se les dice: ¡Seguid lo que Allah ha hecho descender! Dicen: “¡De ninguna manera! Seguiremos aquello en lo que encontramos a nuestros padres.” ¿Acaso el shaytan no los está llamando al castigo del sair?
Sura 31 – Luqman

Está el partido de Allah y está el partido de Iblis –todos los shyatin que le siguen y trabajan para él de entre los hombres y los yin. Este es el partido de los perdedores.

(6) El shaytan es para vosotros un enemigo. Tomadlo, pues, como tal. Lo que hace es llamar a los de su partido al tormento del sair.
Sura 35 – Fatir
(19) Los domina el shaytan y les hace apartarse del recuerdo de Allah. Esos son los del partido del shaytan. ¿Acaso no son los perdedores los del partido del shaytan?
Sura 58 – al Muyadilah
(60) ¿Acaso no hice un pacto con vosotros, banu adam, de que no adoraseis al shaytan –él es para vosotros un claro enemigo–
Sura 36 – Ya Sin
(6) Hemos adornado el cielo de este mundo con estrellas,
(7) y lo hemos protegido de todo shaytan rebelde.
Sura 37 – as Saffat

En la siguiente aleya, se nos informa que Ayyub ha sido tocado por el shaytan y a consecuencia de ello le ha entrado la enfermedad. Allah el Altísimo nos ha dado un cuerpo extremadamente complejo y por ello le ha asignado determinados parámetros a todos sus elementos, de forma que haya un equilibrio perfecto entre todos ellos –la presión específica con la que deben fluir los líquidos, especialmente la sangre; las reacciones químicas del metabolismo… Cuando este equilibrio se altera, se altera el estado de salud y es substituido por el estado de enfermedad, estado que Allah el Altísimo utiliza para muchos fines –poner a prueba la paciencia de Sus siervos, castigar ciertos comportamientos, activar la alarma del recuerdo y de esta forma sacarnos del estado de ghaflah o ser causa de nuestra muerte. Por lo tanto, la enfermedad es un factor fundamental del escenario existencial que el shaytan utiliza para crear desaliento y rebeldía en el insan. En este sentido, el Islam intenta eliminar todos los elementos negativos de nuestra forma de vida, como trasnochar, comer indebidamente, caer en el sedentarismo, envidiar, calumniar, derrochar… todo ello actúa como un alterador de la salud y todo ello es utilizado por los shayatin para provocar en el hombre la enfermedad. En este sentido, el Profeta Muhammad (s.a.s) desarrolló la medicina preventiva como un medio de evitar la alteración del equilibrio que debe prevalecer en el hombre.

(41) Recuerda a Nuestro siervo Ayub cuando suplicó a su Señor: “¡El shaytan me ha tocado con aflicción y sufrimiento!”
Sura 38 – Sad

En la siguiente aleya, se nos informa de la mejor arma para defendernos del susurro de Iblis –refugiarnos en Allah; es decir, recordar, volver al recuerdo de la trama existencial.

(36) Si te incita al mal el shaytan, refúgiate en Allah –El que está atento a todo cuanto acontece en Su creación, y actúa según Su conocimiento.
Sura 41 – Fussilat
(62) Que no os extravíe el shaytan. Él es para vosotros un enemigo declarado.
Sura 43 – az Zujruf
(10) Las confidencias vienen del shaytan para apesadumbrar a los creyentes, pero no les causará ningún daño si no es por la voluntad de Allah.
En Allah se abandonan los creyentes.
Sura 58 – al Muyadilah

 

 los shayatin (plural de shaytan)

Al analizar las siguientes aleyas vemos claramente que el término “shayatin” no define o hace referencia a una entidad distinta de la entidad “shaytan” –simplemente es su plural. Ya hemos visto que shaytan es un concepto, es el susurro de Iblis, y este susurro actúa desde el interior del hombre –por medio de su qarin– o desde el exterior –por medio de los shayatin de entre los hombres y los yin.

En cuanto a la posibilidad que apuntan algunos estudiosos del Qur-an revelado al Profeta Muhammad (s.a.s) de una posible relación sexual entre los hombres y los yin y, por lo tanto, a una descendencia común, nos parece altamente improbable. La única posibilidad que cabría sería la de que los hombres yin pudieran activar, de alguna forma, el óvulo de las mujeres insan. La criatura que de esa relación anti natura resultaría sería un insan con ciertas características de los yin –habría habido una cierta alteración genética. Esta idea ha recorrido la literatura universal durante siglos. Las últimas expresiones las encontramos en la novela de Andrew Neiderman The devil’s advocate que fue llevada al cine por el director Taylor Hackford en 1997, y en la película del director polaco, Roman Polanski, Rosemary’s Baby. En ambas es siempre una mujer insan la que es fecundada o su óvulo activado por el shaytan. En todo caso, en ambas películas hay varios errores en cuanto a la entidad “diablo” o “demonio”. Aquí no se trata de un susurro, sino de una intervención física y, por lo tanto, deberíamos substituir el término “shaytan” por el de Iblis o yin. En todo caso, shaytan aquí significaría un yin maléfico que trabaja para Iblis. No obstante, en el Qur-an revelado al Profeta Muhammad (s.a.s) no hay ninguna indicación al respecto.

(14) Cuando se encuentran con los que creen, declaran: “Creemos,” pero cuando están a solas con sus shayatin, dicen: “Tened por seguro que somos de los vuestros. Tan sólo nos estábamos burlando.”
Sura 2 – al Baqarah
(102) Seguían lo que recitaban los shayatin en el reinado de Sulayman, pero no fue Sulayman quien encubrió la verdad, sino que fueron los shayatin quienes la encubrieron,
Sura 2 – al Baqarah
(71) Pregúntales: “¿Deberíamos invocar, en vez de a Allah, a lo que no nos beneficia ni nos perjudica y volvernos sobre nuestros pasos después de que Allah nos ha guiado? ¿Deberíamos comportarnos como aquel al que los shayatin han seducido y va desorientado y confuso por la Tierra, a pesar de que tiene amigos que le llaman a la guía: ‘¡Ven con nosotros?’” Proclama: “La guía de Allah es la guía, y se nos ha ordenado someternos al Señor de todos los dominios,
Sura 6 – al An’am
(112) Para cada Profeta hemos dispuesto shayatin de entre los hombres y los genios que son sus enemigos y se inspiran unos a otros palabras adornadas de engaño. Si esa fuera la voluntad de Allah, no lo harían. Déjalos con las falsedades que forjan.
Sura 6 – al An’am
(121) No comáis de aquello sobre lo que no haya sido mencionado el nombre de Allah, pues hacerlo es una abominación. El trabajo de los shayatin consiste en inspirar a sus secuaces para que polemicen con vosotros. Si les obedecierais, seríais de los idólatras.
Sura 6 – al An’am
(27) ¡Banu Adam! Que no os induzca el shaytan a la rebelión como ya lo hizo con vuestros padres sacándoles del Jardín y despojándoles de su vestimenta para que fueran conscientes de sus partes pudendas. Él y los de su tribu os ven desde donde vosotros no los veis.
Hemos hecho a los shayatin aliados de los encubridores.
Sura 7 – al ‘Araf
(30) A unos los habrá guiado, y para otros se habrá confirmado el extravío. Ellos habían tomado a los shayatin como sus aliados en vez de a Allah,
y creyeron que estaban guiados.
Sura 7 – al ‘Araf
(27) Los derrochadores son hermanos de los shayatin, y el shaytan encubre
las bendiciones de su Señor.
Sura 17 – al Isra
(68) Por tu Señor que los reuniremos a todos, y a los shayatin. Luego les haremos comparecer alrededor de yahannam, arrodillados.
Sura 19 – Mariam
(83) ¿Acaso no ves que hemos enviado shayatin contra los encubridores que les seducen al mal y les azuzan, de forma que no hay paz en ellos, sino ansiedad y nerviosismo?
Sura 19 – Mariam
(82) Entre los shayatin había unos que buceaban para él y realizaban, aparte de eso, otros trabajos. Éramos sus custodios.
Sura 21 – al Anbiya
(97) Di: “¡Señor! En Ti me refugio de las sugestiones diabólicas de los shayatin,
(98) y de que acudan a mí con su maldad.”
Sura 23 – al Muminun
(210) No descienden con él los shayatin. (211) Ni deben ni pueden hacerlo.
Sura 26 – ash Shu’ara
(221) ¿Queréis que os revele sobre quien descienden los shayatin?
(222) Descienden sobre todo malvado embustero
(223) que les presta oídos. La mayoría de ellos mienten.
Sura 26 – ash Shu’ara
(64) Es un árbol en la parte más baja del yahim. (65) Los brotes de sus ramas
son como cabezas de shayatin.
Sura 37 – as Saffat
(37) Los shayatin trabajaban para él construyendo y buceando.
Sura 38 – Sad
(5) Hemos adornado el cielo de dunia con luceros, y los hemos dispuesto para expulsar a los shayatin –a quienes hemos preparado el castigo del sair.
Sura 67 – al Mulk