77.SURA DE “LOS QUE SON ENVIADOS” (AL-MURSALAT)

سُورَةُ المُرْسَلَاتِ

Mequinense

Bismil-lahi-r Rahmani-r Rahim

(1) ¡Por los que son enviados con la ley y las costumbres correctas, (2) barren lo que ha sido erróneamente añadido, (3) hacen que se propague por doquier, (4) separan con discernimiento (5) y de esta forma establecen una y otra vez el recuerdo, (6) como una advertencia y para que nadie pueda justificar su abandono[1413]. (7) Sabed que todo lo que se os anuncia ha de ocurrir (8) –se desvanecerán los astros, (9) se hendirá el Cielo, (10) las montañas serán aventadas (11) y se determinará su tiempo a los Mensajeros. (12) ¿Para qué Día serán diferidos? (13) Para el Día de la Distinción. (14) ¿Y cómo podrás saber qué es el Día de la Distinción? (15) ¡Maldición ese Día para los falaces! (16) ¿Acaso no hemos destruido a los que les precedieron hasta los primeros? (17) Luego haremos que les sigan hasta los últimos. (18) Así actuamos con los nefarios. (19) ¡Maldición ese Día para los falaces! (20) ¿Acaso no os hemos creado de un agua salobre (21) que vertimos en un lugar firmemente protegido (22) hasta un término fijado? (23) Así está inscrito en Nuestro plan. ¡Y de qué excelente manera lo manifestamos! (24) ¡Maldición ese Día para los falaces! (25) ¿Acaso no hemos hecho que la Tierra sea suficiente para albergar (26) a vivos y a muertos? (27) Hemos puesto en ella altivas cordilleras, y os damos de beber un agua dulce. (28) ¡Maldición ese Día para los falaces! (29) ¡Id rápidos ahora hacia aquello que negabais! (30) ¡Id rápidos hacia un túnel de fuego que se ramifica en tres! (31) No da sombra ni protege de las llamas. (32) Lanza llamaradas como torreones, (33) como si fueran camellos dorados. (34) ¡Maldición ese Día para los falaces! (35) Ese Día no hablarán (36) ni tendrán la posibilidad de justificarse. (37) ¡Maldición ese Día para los falaces! (38) Este es el Día de la Distinción. Os reuniremos a vosotros y a los que os precedieron hasta llegar a los primeros. (39) Y si podéis valeros de alguna maquinación, ahora es el momento. (40) ¡Maldición ese Día para los falaces! (41) Los que tomaron en serio Nuestras advertencias estarán, en cambio, entre sombras y manantiales. (42) Tendrán las frutas que más deseen. (43) ¡Comed y bebed lo que más os plazca en pago por vuestras obras! (44) Ese es el galardón de los que actúan con rectitud. (45) ¡Maldición ese Día para los falaces! (46) ¡Seguid viviendo a vuestra manera un poco más, vosotros, los nefarios! (47) ¡Maldición ese Día para los falaces! (48) Cuando se les dice: “Inclinaos,” no se inclinan. (49) ¡Maldición ese Día para los falaces! (50) ¿En qué relato, después de éste, creerán?


[1433]  Ver artículo XVII.