73.SURA DEL “ENVUELTO EN EL MANTO”

(AL-MUZZAMMIL)

سُورَةُ المُزَّمِّلِ

Mequinense

Bismil-lahi-r Rahmani-r Rahim

(1) ¡Oh tú, el envuelto en el manto! (2) Levántate y adora durante toda la noche, salvo una pequeña parte de ella, (3) la mitad o un poco menos, (4) o algo más. Recita el Qur-an con claridad, sin apresurarte y separando cada elemento de la frase. (5) Te vamos a inspirar palabras de peso. (6) Durante la noche tiene más nitidez y fuerza lo que recitas, (7) mientras que durante el día estás ocupado en numerosos asuntos. (8) Recuerda el nombre de tu Señor, dedícate a Su servicio y abandona las transacciones mundanas. (9) El Señor del oriente y del occidente, no hay ilah, sino Él. Tómalo como tu protector. (10) Resiste a sus discursos y aléjate de ellos sin airarte[1401]. (11) Déjame con los falaces, ésos que viven despreocupadamente. Dales un poco más de tiempo (12)  –tenemos con Nosotros argollas y el yahim, (13) y un alimento que ahoga y un doloroso castigo– (14) hasta el Día en que tiemblen la Tierra y las montañas, y sean las montañas dunas esparcidas. (15) Os hemos enviado un Mensajero que es vuestro testigo, al igual que enviamos un Mensajero a Firaun, (16) pero Firaun[1402] renegó de él y le infligimos un funesto castigo. (17) ¿Y cómo os protegeréis después de haber negado el Día en que los recién nacidos encanezcan? (18) El Cielo se hendirá por ello y se hará realidad, inevitablemente, lo que había anunciado. (19) Es una clara advertencia la que os hacemos. Así pues, quien quiera que se dirija hacia su Señor. (20) Tu Señor sabe que te levantas para adorarle cerca de dos tercios de la noche o la mitad o un tercio, así como una parte de los que están contigo, y es Allah Quien ha establecido la duración de la noche y del día. Sabe que no podréis ser conscientes del tiempo que permanecéis levantados adorándole y se ha vuelto a vosotros con Su perdón. Así pues, recitad del Qur-an lo que os sea fácil. Él sabe que entre vosotros hay enfermos, y que otros viajan por la Tierra buscando la provisión que Allah ha esparcido por toda ella, y que otros luchan por Su causa. De modo que recitad de él lo que os sea fácil, estableced la salah, entregad la zakah y hacedle a Allah un productivo préstamo. El bien que adelantéis en vuestro favor lo encontraréis junto a Allah convertido en un inmenso galardón. Pedid perdón a Allah –el Perdonador, el Compasivo.


[1401]  Ver Info 21.

[1402]  Ver Info 24 y artículo XX y esquemas 20 y 23.