64.SURA DEL DESENGAÑO

(AT-TAGHABUN)

سُورَةُ التَغَابُنِ

Medinense

Bismil-lahi-r Rahmani-r Rahim

(1) Todo cuanto hay en los Cielos y en la Tierra refleja la perfección de Allah. Suya es la soberanía y Suya es la alabanza. Él tiene el poder sobre todas las cosas. (2) Es Él Quien os ha creado. Entre vosotros los hay que son encubridores, y los hay que son creyentes. Allah es consciente de la intención que os mueve a actuar. (3) Ha creado los Cielos y la Tierra en absoluta perfección. Os ha preparado, y lo ha hecho de la mejor manera. En Él confluyen todos los destinos. (4) Conoce cuanto hay en los Cielos y en la Tierra, y sabe lo que escondéis y lo que manifestáis. Allah sabe lo que cada uno alberga en su interior, y según ese conocimiento actúa. (5) ¿No os han llegado las noticias de los que ya antes habían encubierto la verdad? Gustaron el funesto resultado de su proceder. Para ellos habrá un doloroso castigo. (6) Y ello porque habiéndoles llegado sus Mensajeros con la clarificación, dijeron: “¿Es que nos van a guiar humanos[1364]bashar?” Encubrieron la verdad y se desentendieron. Allah no tuvo necesidad de ellos. Allah es en Sí Mismo Suficiente, el Alabado. (7) Los encubridores pretenden que no van a ser resucitados. Adviérteles que lo serán. ¡Por tu Señor, que serán resucitados y luego se les mostrará todo lo que hicieron! Eso es fácil para Allah. (8) Creed, pues, en Allah y en Su Mensajero, y en la luz que hemos hecho descender. Allah tiene el registro completo de vuestras acciones. (9) Llegará el Día en el que os reunirá. Ese será el Día del Desengaño. A quien haya creído en Allah y haya actuado con rectitud le cubriremos el mal que haya hecho y le haremos entrar en Jardines por cuyo suelo fluirán ríos. En ellos morarán para siempre. Esa es la gran victoria. (10) Mas los que hayan encubierto Nuestros signos y hayan renegado de ellos serán arrojados al fuego, donde penarán para siempre. ¡Qué mal destino! (11) Nada acontece si no es por la voluntad de Allah. A quien crea en Allah, Allah guiará su corazón. Allah tiene el conocimiento de todo cuanto existe, y según él actúa. (12) Así pues, obedeced a Allah y obedeced al Mensajero. Mas si optáis por la rebeldía y el encubrimiento, sabed que a Nuestro Mensajero sólo le incumbe transmitir el mensaje con claridad. (13) Allah, no hay ilah, sino Él. En Allah se abandonan los creyentes. (14) ¡Vosotros que creéis! Entre vuestras esposas e hijos los hay que son vuestros enemigos. Guardaos de ellos. Mas sed indulgentes, pasad por alto el posible daño que hayan hecho y perdonad, y sabed que Allah es el Perdonador, el Compasivo. (15) Vuestra riqueza y vuestros hijos son una prueba. Allah tiene junto a Sí un inmenso galardón. (16) Así pues, tomad en serio las advertencias[1365] de Allah. Prestad atención a lo que se os dice, obedeced y dad de vuestro sustento. Eso es mejor para vosotros. Saldrá victorioso quien se guarde de la avaricia. (17) Si Le hacéis un productivo préstamo a Allah, Él os lo devolverá multiplicado y os perdonará. Allah recompensa siempre el bien que hacen Sus siervos –el que Controla Su Ira, (18) el Conocedor del Ghaib[1366] y de lo Manifiesto, el Poderoso, el Sabio.


[1364]  Ver artículo XVII.

[1365]  Ver Info 9.

[1366]  Ver Info 5.