57.SURA DEL HIERRO

(AL-HADID)

سُورَةُ الحَدِيدِ

Medinense

Bismil-lahi-r Rahmani-r Rahim

(1) Todo cuanto hay en los Cielos y en la Tierra refleja la perfección de Allah –el Poderoso, el Sabio. (2) Suya es la soberanía de los Cielos y de la Tierra. Vivifica y hace morir. Tiene el poder sobre todas las cosas. (3) Él es el Primero y el Último, el Manifiesto y el Oculto, y actúa según Su conocimiento. (4) Es Él Quien ha creado los Cielos y la Tierra en seis días. Luego ha tomado el control de Su creación desde el Arsh. Conoce lo que penetra en la tierra y lo que sale de ella, lo que cae del cielo y lo que a él asciende. Está con vosotros dondequiera que os encontréis. Allah es consciente de la intención que os mueve a actuar. (5) Suya es la soberanía de los Cielos y de la Tierra. En Allah confluyen todos los asuntos. (6) Hace que la noche penetre en el día y que el día penetre en la noche. Conoce lo que cada uno alberga en su interior, y según ese conocimiento actúa. (7) Creed en Allah y en Su Mensajero y gastad de aquello de lo que os ha hecho depositarios, pues los que de vosotros crean y den con generosidad recibirán un inmenso galardón. (8) Si sois verdaderos creyentes, ¿cómo es que os desentendéis de Allah cuando el Mensajero os llama a que creáis en vuestro Señor y ha aceptado vuestro juramento de lealtad? (9) Es Él Quien hace descargar sobre Su siervo aleyas clarificadoras para sacaros de las tinieblas y llevaros a la luz. Allah es con vosotros indulgente y compasivo. (10) ¿Cómo es que no dedican parte de su riqueza en la causa de Allah cuando es Allah Quien heredará los Cielos y la Tierra? No son iguales los que de vosotros gastaron antes de la conquista y combatieron. Ellos tienen un rango más elevado que los que gastaron después y combatieron. Mas a todos ellos Allah les ha prometido lo más hermoso. Allah tiene el registro completo de vuestras acciones. (11) ¿Quién asistirá a Allah con un productivo préstamo? A quien lo haga se le devolverá multiplicado y recibirá un generoso galardón. (12) El Día en que veas a los creyentes y a las creyentes, y veas su luz marchando ligera delante de ellos y a su derecha, las buenas nuevas ese Día serán Jardines por cuyo suelo fluirán ríos. Allí permanecerán para siempre. Esa será la gran victoria. (13) El Día en que los hipócritas y las hipócritas les digan a los creyentes: “Esperadnos para que podamos tomar algo de vuestra luz,” se les dirá: “Volveos atrás y suplicad que se os de una luz.” Se pondrá un muro entre ellos que los separe. Habrá en él una puerta tras la cual encontrarán misericordia, mientras que fuera, ante ella, estará el castigo. (14) Les llamarán: “¿Acaso no estábamos con vosotros?” Les responderán: “Sí, así era, pero os engañasteis a vosotros mismos. Esperabais ansiosos que nos ocurriera alguna desgracia. Dudabais y os dejasteis llevar por vuestras inclinaciones hasta que se hizo realidad el plan de Allah y os sedujo el seductor, apartándoos de Él.” (15) Así pues, hoy no se aceptará ningún rescate, ni a vosotros ni a los encubridores. Vuestro refugio será el fuego. Él será vuestro protector. ¡Qué mal lugar de destino! (16) ¿Acaso no es hora de que los corazones de los creyentes estén sometidos al recuerdo de Allah y a lo que se ha descargado de la verdad, y de que no sean como aquellos a los que antes se les había dado el Kitab, y ello durante largo tiempo, y cuyos corazones se fueron endureciendo? La mayoría de ellos han sido siempre de los rebeldes[1345]. (17) Sabed que Allah vivifica la Tierra después de haber estado muerta. Os clarificamos los signos para que podáis reflexionar. (18) Que sepan los que se desprenden y las que se desprenden de parte de sus bienes y asisten a Allah con un productivo préstamo que lo que den les será devuelto multiplicado y recibirán un generoso galardón. (19) Los que creen en Allah y en Su Mensajero, ésos son los veraces y los testigos ante su Señor. Recibirán su galardón y su luz, pero los encubridores y los que reniegan de Nuestros signos, ésos son la gente del yahim[1346]. (20) Sabed que la vida de este mundo no es, sino banalidad, entretenimiento y ostentación. Os jactáis entre vosotros de las riquezas y de los hijos que tenéis. Es como una lluvia abundante que maravilla a los sembradores. Se llenan de emoción al ver cómo crecen sus cultivos. Después los ves amarillear y luego convertirse en deshecho. En la última vida habrá un terrible castigo, perdón de Allah y complacencia. La vida de este mundo no es, sino un efímero y engañoso tránsito. (21) Apresuraos a recibir el perdón de vuestro Señor y un Jardín tan inmenso como los Cielos y la Tierra, preparado para los que creen en Allah y en Su Mensajero. Esta es la gracia de Allah que otorga siguiendo Su plan. Allah es el Poseedor de la Gracia Infinita. (22) No ocurre nada, ni bueno ni malo, en la Tierra o en vosotros mismos que no esté en un Kitab[1347] antes de que hagamos que se manifieste –eso es fácil para Allah– (23) para que no os desesperéis por lo que os quite ni os alegréis desmesuradamente por lo que os dé. Allah no ama a los nefarios jactanciosos. (24) Esos que escatiman e inducen a la gente a la cicatería. Quien se aparte que sepa que Allah es en Sí Mismo Suficiente, el Alabado. (25) Enviamos a Nuestros Mensajeros con la clarificación, e hicimos descargar con ellos el Kitab y la Balanza para que los hombres –nas– estableciesen la justicia. E hicimos que descendiera el hierro. En él hay una gran fuerza y beneficio para los hombres –nas. Y para que Allah sepa quién, conectado a la Órbita Divina, les asistirá a Él y a Su Mensajero. Es cierto que Allah es el Fuerte, el Poderoso. (26) Y enviamos a Nuh y a Ibrahim, y establecimos en sus descendencias la profecía y el Kitab. Entre ellos los hay que están guiados, pero la mayoría son rebeldes. (27) Luego, enviamos tras sus huellas a otros de Nuestros Mensajeros e hicimos que les siguiera Isa, el hijo de Mariam, al que dimos el Inyil[1348]. Pusimos en los corazones de los que le siguieron compasión y misericordia. El monacato fue una innovación suya que nosotros no les prescribimos. Lo que les prescribimos fue únicamente que buscasen el beneplácito de Allah, pero no lo observaron debidamente. A los que de ellos crean les daremos su debido galardón, pero son muchos los rebeldes. (28) ¡Creyentes! Temed a Allah y creed en Su Mensajero y os dará doble porción de Su rahmah. Os proveerá de una luz con la que podáis caminar y os perdonará –Allah es el Perdonador, el Compasivo– (29) para que la Gente del Kitab sepa que no tiene ningún poder sobre la gracia de Allah, pues la gracia, toda ella, está en Su Mano, y la otorga siguiendo Su plan. Allah es el Poseedor de la Gracia Infinita.


[1345]  Ver artículos XIV y XX.

[1346]  Ver referencia F17.

[1347]  Ver artículos XIII y XIV.

[1348]  Ver referencias F9, F10, F11, F13, F14 y F15.