32.SURA DE LA POSTRACIÓN

(AS-SAYDAH)

سُورَةُ السَّجْدَةِ

Mequinense

Bismil-lahi-r Rahmani-r Rahim

(1) Alif, Lam, Mim[1128]. (2) Descarga del Kitab, del verdadero Kitab del Señor de Todos los Dominios. (3) ¿O acaso dicen que se lo inventa? Antes bien, es la verdad de tu Señor para que adviertas a una gente a la que no le había llegado ningún advertidor antes de ti, y para que así se guíen. (4) Es Allah Quien ha creado los Cielos y la Tierra y lo que entre ambos hay en seis días. Luego ha tomado el control de Su creación desde el Arsh. No tenéis aparte de Él en quien apoyaros ni tenéis quien interceda por vosotros. ¿No vais a reflexionar? (5) Desde el Cielo administra Su plan que se ejecuta en la Tierra y luego asciende a Él –todo ello en un día que equivale a mil años de los vuestros. (6) Conoce el Ghaib[1129] y lo manifiesto. Él es el Poderoso, el Compasivo. (7) Todo lo ha creado de la mejor manera. Comenzó[1130] la creación del hombre –insan– del barro. (8) Luego hizo que su descendencia se produjera a partir de una célula transportada en un agua salobre. (9) Luego lo preparó e insufló en ello Su Ruh, y os dio el oído, la vista y el fuad. ¿Qué poco es lo que agradecéis! (10) Dicen: “¡Acaso cuando estemos bajo tierra, seremos creados de nuevo?” De esa forma encubren el encuentro con su Señor. (11) Se os llevará el malak[1131] de la muerte, el que es responsable de vosotros. Luego regresareis a vuestro Señor. (12) Si vieras cuando los nefarios inclinen la cabeza ante su Señor y digan: “¡Señor nuestro! Ahora tenemos plena percepción y plena certeza. Haznos regresar para que actuemos con rectitud[1132].” (13) Si hubiese sido esa Nuestra voluntad, habríamos guiado a cada nafs[1133]. Sin embargo, “se ha de cumplir Mi plan –llenaré yahannam de yin y de hombres –nas, todos juntos.” (14) Así pues, gustad el castigo por haber olvidado el Día del Encuentro –este Día– y hoy somos Nosotros los que nos hemos olvidado de vosotros. ¡Gustad el castigo incesante por lo que hicisteis! (15) Sólo creen en Nuestras aleyas aquéllos que cuando se les recitan, caen postrados, alaban a su Señor declarando Su perfección más allá de toda contingencia, y no se muestran altivos. (16) Abandonan sus lechos para invocar a su Señor con temor y anhelo, y dan del sustento que de Nosotros reciben. (17) Ninguna nafs sabe las delicias que le esperan como galardón por haber actuado con rectitud. (18) ¿Acaso es el creyente como el rebelde[1134]? En absoluto son iguales. (19) Los que crean y actúen con rectitud tendrán por morada el Jardín. En él serán agasajados por sus obras. (20) En cuanto a los rebeldes, tendrán el fuego por morada. Cada vez que quieran salir de él, allí serán devueltos y se les dirá: “¡Gustad el castigo del fuego, ese que negabais!” (21) Primero les haremos probar lo más débil del castigo, no lo más fuerte, para que de esta forma quizás vuelvan al camino de rectitud. (22) ¿Quién puede haber más infame que aquel al que se le recitan las aleyas de su Señor y se aparta de ellas? Desharemos los agravios de los nefarios. (23) Le dimos a Musa el Kitab. No tengas ninguna duda de su encuentro[1135]. Lo hicimos guía para los Banu Isra-il. (24) Mientras resistieron y tuvieron certeza de Nuestros signos, hicimos de algunos de ellos dirigentes que guiasen según les ordenábamos. (25) Ten por seguro que tu Señor juzgará entre ellos el Día del Resurgimiento sobre aquello en lo que discrepaban. (26) ¿Acaso no les sirven de guía todos los pueblos que hemos destruido antes de ellos? Caminan por donde estaban sus habitaciones. En eso hay signos. ¿Es que no escuchan? (27) ¿Acaso no ven que conducimos el agua a una tierra seca y sacamos de ella cultivos de los que comen su ganado y ellos mismos? ¿Es que no perciben la realidad de las cosas? (28) Dicen: “¿Cuándo llegará la separación[1136] si es verdad lo que decís?” (29) El Día de la Separación de nada les servirá a los encubridores su iman ni se les retrasará su tiempo. (30) Así pues, apártate de ellos y mantente a la espera, que también ellos aguantan expectantes.


[1128]  Ver artículo IV.

[1129]  Ver Info 5.

[1130]  Ver artículos VI y XVII.

[1131]  Ver apéndice K.

[1132]  Ver Info 16.

[1133]  Ver artículo XVIII.

[1134]  Ver apéndice E.

[1135]   Es decir, ese encuentro entre Allah el Altísimo, con todas Sus huestes, y Musa fue real y Musa recibió la Ley, la Hikmah y el Furqan. Por lo tanto, es cierto. Como es cierto que tú estás recibiendo aleyas del Kitab. Ver artículo XIV y esquema 19.

[1136]  La separación, el Día de la Separación, hace referencia al Día de la Distinción, cuando el bien y el mal, lo falso y lo verdadero, los creyentes y los encubridores estén separados y haya quedado de manifiesto quién es quién y qué camino llevaba al Jardín y cuál al fuego.