29.SURA DE LA ARAÑA

(AL-ANKABUT)

سُورَةُ العَنكَبُوتِ

Mequinense

Bismil-lahi-r Rahmani-r Rahim

(1) Alif, Lam, Mim[1096]. (2) ¿Acaso cuentan los hombres con que se les va a dejar que digan “creemos” sin ser puestos a prueba? (3) Ya probamos a los que hubo antes de ellos. Allah sabe con certeza quiénes son los sinceros y quiénes los falaces. (4) ¿O acaso creen los nefarios que van por delante de Nosotros? ¡Qué erróneamente juzgan! (5) Que sepa quien espera encontrarse con Allah que el plazo fijado llegará. Él es Quien está atento a todo cuanto acontece en Su creación, y actúa según Su conocimiento. (6) Quien se esfuerce, lo hará en beneficio propio. Nada necesita Allah de Sus criaturas. (7) A los que crean y actúen con rectitud les cubriremos sus malas acciones y les retribuiremos por lo mejor que hayan hecho. (8) Hemos ordenado al hombre –insan– que trate bien a sus padres. “Mas si intentan inducirte a que Me asocies con algo que desconoces, entonces no les obedezcas. A Mí habéis de volver, y os mostraré claramente vuestras obras.” (9) A los que crean y actúen con rectitud les haremos entrar con los rectamente guiados. (10) Hay gente –nas– que dice: “Creemos en Allah,” pero cuando les aflige algún daño por Allah, consideran que la opresión que sufren de los hombres –nas– es un castigo de Allah. Si tu Señor os da una victoria, dirán: “Estábamos con vosotros.” ¿Acaso no sabe Allah lo que hay en el interior de Sus criaturas? (11) Sabe quiénes son los que creen y quiénes son los hipócritas. (12) Dicen los encubridores a los creyentes: “Seguid nuestro camino y cargaremos con vuestros pecados.” Ellos no pueden cargar con ninguno de sus pecados. Son unos falaces. (13) En cambio, cargarán con sus propios pecados y con los que se agreguen a los suyos. El Día del Resurgimiento se les pedirán cuentas por los embustes que forjaron. (14) Enviamos a Nuh a su gente y permaneció con ellos mil años menos cincuenta[1097], y les sobrevino el diluvio[1098]. Eran unos infames. (15) Lo salvamos a él y a los compañeros de la nave, e hicimos de ella un signo para todos los dominios. (16) E Ibrahim cuando le dijo a su gente: “¡Adorad a Allah y tomad en serio Sus advertencias. Si tuvierais consciencia de lo que eso significa, entenderíais que es lo mejor para vosotros. (17) Lo que adoráis en vez de Allah son ídolos y lo que fabricáis no es, sino falsedad. Esos que adoráis en vez de Allah no tienen poder para proporcionaros el sustento.” Buscad, pues, el sustento de Allah. Adoradle y agradecedle, pues a Él habréis de volver. (18) Mas si renegáis, sabed que ya renegaron los pueblos que hubo antes de vosotros. Al Mensajero sólo le incumbe transmitir con claridad lo que se le revela. (19) ¿Acaso no ven cómo Allah da comienzo a la creación y luego la devuelve a su inicio[1099]? Eso es fácil para Allah. (20) ¡Id por la Tierra y ved cómo empezó la creación! De la misma forma, resurgiréis en Ajirah[1100]. Allah tiene el poder sobre todas las cosas. (21) Castiga o tiene misericordia según Su plan, y a él estáis sujetos. (22) No podréis evitar que se cumpla la voluntad de Allah ni en la Tierra ni en el Cielo, ni tendréis protector aparte de Él ni nadie en quien apoyaros. (23) Los que encubren los signos de Allah y el encuentro con Él –“desesperan de Mi rahmah.” Esos son los que tendrán un doloroso castigo. (24) La única respuesta de su gente fue decir: “¡Matadle o quemadle!” Allah le salvó del fuego. En eso hay signos para los que creen. (25) Dijo: “Habéis tomado aparte de Allah ídolos para satisfacer vuestro amor por la vida de este mundo.” Después, el Día del Resurgimiento, renegaréis unos de otros y os maldeciréis. Vuestro refugio será el fuego y no tendréis en quien apoyaros. (26) Lut creyó en él, y dijo: “He de abandonar mi casa y mi gente por la causa de mi Señor. Él es el Poderoso, el Sabio.” (27) Le concedimos a Ishaq y a Yaqub, y pusimos en su descendencia la profecía y el Kitab. Le retribuimos debidamente en esta vida, y en Ajirah estará con los rectamente guiados. (28) Dijo Lut a su gente: “Practicáis un tipo de perversión que ninguna criatura antes de vosotros había cometido. (29) ¿Acaso no vais a los hombres, asaltáis en los caminos y practicáis la iniquidad cuando os reunís?” La única respuesta de su gente fue decir: “Tráenos el castigo de Allah y así veremos si dices la verdad.” (30) Dijo: “¡Señor mío! Haz que salga victorioso en este enfrentamiento con los corruptos.” (31) Cuando llegaron Nuestros Mensajeros a Ibrahim con la buena nueva, dijeron: “Vamos a destruir a los habitantes de este pueblo. Son gente infame.” (32) Dijo: “En él está Lut.” Dijeron: “Bien sabemos quién está allí. Lo salvaremos a él y a su familia, salvo a su mujer, que será de los que se queden atrás, apegada al pasado.” (33) Cuando llegaron Nuestros Enviados, Lut presintió que algo malo les iba a suceder, pero se sentía incapaz de protegerles. Le dijeron: “No temas ni te angusties, pues vamos a salvarte a ti y a tu familia, salvo a tu mujer, que será de los que se queden atrás, apegada como está a su pasado. (34) Por su iniquidad vamos a descargar un incesante castigo desde el cielo sobre los habitantes de este pueblo.” (35) De él hemos dejado un signo claro para la gente que razona. (36) A la gente de Madian les enviamos a su hermano Shuaib[1101]. Les dijo: “¡Gentes de este lugar! Adorad a Allah y tened esperanza en el Último Día. No hagáis el mal en la tierra como hacen los nefarios.” (37) Mas renegaron de él y fueron castigados con un tremendo temblor[1102]. Amanecieron en sus hogares caídos de bruces. (38) Y los Ad y los Zamud. En los lugares en los que habitaban tenéis la prueba de su destrucción. El shaytan hizo que su forma de proceder les pareciera acertada y les desvió del camino a pesar de que se les había dado capacidad para entender y percibir con claridad. (39) Y Qarun, Firaun y Haman. Musa fue a ellos con la clarificación, pero se ensoberbecieron en aquella tierra y no pudieron librarse de Nosotros. (40) A todos los castigamos por sus iniquidades. A unos les mandamos un viento huracanado, a otros los agarró el temblor, a otros hicimos que se los tragara la tierra y a otros los ahogamos[1103]. Más no fue Allah Quien fue injusto con ellos, sino que fueron ellos los que se condenaron a sí mismos, víctimas de su propia rebeldía. (41) Los que han tomado protectores aparte de Allah son como la araña que se instala en la casa que se ha fabricado. Si tuvieran conocimiento, sabrían que la casa de la araña es la más frágil de todas. (42) Allah sabe lo que invocan aparte de Él. Él es el Poderoso, el Sabio. (43) Esas son las alegorías con las que llamamos la atención de los hombres –nas, pero sólo razonan los que son conscientes de los signos que hay en la creación de Allah. (44) Es Él Quien ha creado los Cielos y la Tierra de la mejor manera posible. En ello hay un signo para los creyentes. (45) Recita lo que se te inspira del Kitab y establece la salah; en verdad que la salah impide la indecencia y la iniquidad, pero el recuerdo de Allah es algo más grande. Allah conoce vuestras fabricaciones. (46) No argumentéis con la Gente del Kitab[1104], sino de la mejor manera, excepto con los infames de entre ellos. Decid: “Creemos en lo que se hace descargar sobre nosotros y en lo que se hizo descargar sobre vosotros. Nuestro Ilah y vuestro Ilah es Uno. A Él estamos sometidos.” (47) Así es. Descargamos sobre ti el Kitab, y aquéllos a los que les habíamos dado el Kitab creen en él y algunos de éstos también creen en él. Sólo los encubridores niegan Nuestras aleyas. (48) Antes de él no recitabas ningún Kitab ni lo escribía tu mano derecha. De lo contrario, habrían sospechado los infames. (49) Pero no, son aleyas clarificadoras en el corazón de aquellos a los que se les ha dado el conocimiento. Sólo los infames niegan Nuestras aleyas. (50) Dicen: “¿Por qué no descienden sobre él signos de su Señor?” Recuérdales que los signos están con Allah y que tú no eres, sino un claro advertidor. (51) ¿Acaso no les basta con que descarguemos sobre ti el Kitab, el cual les recitas? En verdad que en ello hay rahmah y recuerdo para los que creen. (52) Adviérteles que Allah basta como testigo entre vosotros y ellos. Sabe lo que hay en los Cielos y en la Tierra. Aquéllos que creen en lo falso y encubren la verdad de Allah, ésos son los perdedores. (53) Te apremian para que les llegue el castigo. Si no fuera porque hay un plazo fijado, el castigo ya les habría llegado. Les habría agarrado súbitamente, sin que pudieran darse cuenta. (54) Te apremian para que les llegue el castigo. Yahannam tiene sitiados a los encubridores. (55) El Día en que el castigo les envuelva por completo y diga: “¡Gustad el fruto de vuestras obras!” (56) “¡Siervos Míos que creéis! Amplia es Mi Tierra. adoradme, pues, sólo a Mí!” (57) Toda nafs[1105] probará la muerte. Luego, a Nosotros habréis de volver. (58) A los que hayan creído y hayan actuado con rectitud les prepararemos lugares elevados en el Jardín, por el que fluirán ríos. En él permanecerán para siempre. ¡Qué excelente galardón el de los que actúan con rectitud! (59) Esos que resisten[1106] y se abandonan en su Señor. (60) ¡A cuántos animales que no llevan consigo el sustento Allah los provee, a ellos y a vosotros! Él es Quien está atento a todo cuanto acontece en Su creación, y actúa según Su conocimiento. (61) Si les preguntas quién ha creado los Cielos y la Tierra, y ha sojuzgado al Sol y a la Luna, sin duda que dirán: “Allah.” ¿Cómo entonces se desvían? (62) Allah da el sustento en abundancia y también lo limita siguiendo Su plan. Allah tiene conocimiento de todo cuanto existe, y según él actúa. (63) Si les preguntas quién hace que caiga agua del cielo con la que da vida a la tierra después de haber estado muerta, sin duda que dirán: “Allah.” Alabado sea Allah, pero la mayoría de ellos no razona. (64) La vida de este mundo no es, sino distracción y entretenimiento. Si tuvieran conocimiento, sabrían que la morada de Ajirah es la morada de la vida perdurable. (65) Cuando montan en un barco[1107], invocan a Allah con absoluta sinceridad, pero cuando los ponemos a salvo en tierra, dan poder a otros (66) para encubrir los favores que les concedemos y de los que obtienen beneficios, pero ya sabrán. (67) ¿Acaso no ven que hemos establecido un haram seguro y protegido, mientras que la gente –nas– a su alrededor está absorbida por un torbellino de falsedad y negligencia? ¿Van a creer en lo falso y van a encubrir la gracia de Allah? (68) ¿Quién es más infame que quien forja embustes contra Allah y niega la verdad cuando le llega? ¿Acaso no es yahannam la morada de los encubridores? (69) A los que luchan con Nosotros les guiaremos por Nuestros caminos. Allah está con los que actúan con rectitud.


[1096]  Ver artículo IV.

[1097]  Ver  apéndice J.

[1098]  Ver artículo XX y apéndice G.

[1099]  Ver esquema 11 y su texto.

[1100]  Ver artículo XVII, esquema 11 y su texto e Info 11.

[1101]  Ver artículo XX y esquemas 20 y 23.

[1102]  Ver Info 15.

[1103]  Ver Info 15.

[1104]  Ver artículo XIV y esquema 19.

[1105]  Ver artículo XVIII y apéndice Q.

[1106]  Ver Info 26.

[1107]  En este caso se utiliza la palabra fulk فُلك para barco en sentido general, y no yariah جارِيه o su plural yawari جَوارِ. Ver apéndice R.