27.SURA DE LAS HORMIGAS

(AN-NAML)

سُورَةُ النَّمْلِ

Mequinense

Bismil-lahi-r Rahmani-r Rahim

(1) Ta, Sin[1072]. Esas son aleyas del Qur-an y de un Kitab[1073] inalterable, (2) guía y buenas nuevas para los creyentes (3) –los que establecen la salah, dan la zakah y de Ajirah tienen certeza[1074]. (4) A los que no creen en Ajirah les hacemos ver que son correctas sus acciones y de ese modo les dejamos deambulando a ciegas. (5) Esos son los que tendrán el peor castigo, y en Ajirah serán los grandes perdedores. (6) Recibes el Qur-an de Quien actúa y juzga según Su conocimiento. (7) Cuando Musa dijo a su familia: “He divisado un fuego. Os traeré de allí noticias o brasas con las que os podáis calentar.” (8) Cuando llegó, se le dijo que era bendito Quien estaba en el fuego y Quienes estaban alrededor de él. ¡Perfecto es Allah más allá de toda contingencia, el Señor de Todos los Dominios! (9) “¡Musa! Yo soy Allah –el Poderoso, el Sabio.” (10) “Tira tu vara.” Cuando la vio agitarse como si fuera una serpiente, se alejó, dando la espalda sin volverse. “¡Musa! No temas. Los Enviados no tienen miedo cuando reciben Mis instrucciones[1075].” (11) Salvo quien ha actuado inicuamente. Mas si luego cambia el mal que ha hecho por un bien, “Yo soy el Perdonador, el Compasivo.” (12) “Ahora mete tu mano debajo de la axila y saldrá sana, sin que haya en ella ningún daño, como parte de los nueve signos a Firaun y a su pueblo. Es una gente rebelde[1076].” (13) Cuando les llegaron Nuestros signos clarificadores, dijeron: “Esto, sin duda, es magia evidente.” (14) Los negaron ensoberbecidos, a pesar de que en su interior tenían certeza de su veracidad. Mira cómo acabaron los corruptores. (15) Les habíamos dado conocimiento a Daud y a Sulayman. Dijeron: “Alabado sea Allah que nos ha preferido sobre muchos de Sus siervos creyentes.” (16) Sulayman fue heredero de Daud. Dijo: “¡Gentes –nas! Se nos ha enseñado la forma de expresarse y la forma de razonar de los voladores, y se nos ha dado de todo. Realmente esto es una gracia innegable.” (17) Sulayman puso en formación a sus destacamentos de genios, hombres y voladores para inspeccionarlos. (18) Así llegaron al valle de las hormigas[1077]. Entonces dijo una de ellas: “¡Hormigas! Entrad en vuestras viviendas, no vaya a ser que Sulayman y sus soldados os aplasten sin darse cuenta.” (19) Se sonrió al escuchar su discurso. Dijo: “¡Señor! Inspírame la forma de agradecerte los favores que me has otorgado, a mí al igual que a mis padres, y de actuar con rectitud para que mis acciones sean de Tu complacencia, e inclúyeme, por Tu rahmah, entre Tus siervos justos.” (20) Pasó revista a los voladores, y dijo: “¿Qué ocurre que no veo al hud-hud? ¿Acaso se ha ausentado? (21) Le infligiré un duro castigo o lo degollaré, a menos que venga con una clara razón.” (22) Mas había permanecido no muy lejos de allí, y dijo: “He sabido de algo de lo que tú no tienes conocimiento, y he venido hasta ti desde Saba con una noticia cierta. (23) He hallado a una mujer que reina sobre ellos y a la que se le ha dado de todo. Posee un espléndido trono. (24) La encontré a ella y a su pueblo adorando al Sol en vez de a Allah.” El shaytan les hace creer que es correcto lo que hacen y de esa manera les ha desviado del camino, y no tienen guía. (25) Desistieron de postrarse ante Allah, Quien hace salir lo que está oculto en los Cielos y en la Tierra y sabe lo que escondéis y lo que manifestáis. (26) Allah, no hay ilah, sino Él –el Señor del grandioso Arsh. (27) Dijo: “Veremos si es cierto lo que dices o si estás mintiendo. (28) Ve con mi escrito, éste que te entrego, y déjalo caer sobre ellos. Luego aléjate y espera hasta ver qué responden.” (29) Dijo ella: “¡Consejo de principales! Me han arrojado un noble escrito. (30) Es de Sulayman y es en el nombre de Allah, el Rahman[1078], el Rahim. (31) Así reza –Desistir de oponeros a lo que os exhorto. Antes bien, venid a mí sometidos.” (32) Dijo ella: “¡Consejo de principales! Dictaminar sobre este asunto. Nunca he tomado una decisión definitiva hasta que no os habéis pronunciado al respecto.” (33) Dijeron: “Tenemos capacidad de respuesta y una poderosa fuerza de ataque, pero tuya es la decisión. Pondera, pues, lo que vayas a ordenar.” (34) Dijo: “Cuando los reyes entran en una ciudad, la destruyen por completo, humillando a los principales de sus habitantes. Eso es lo que hacen. (35) Les enviaré, pues, un regalo y esperaremos a ver qué traen de vuelta los mensajeros.” (36) Cuando llegaron, les dijo Sulayman: “¿Extendéis ante mí riquezas cuando Allah me ha dado mucho más de lo que os ha dado a vosotros? ¿Acaso os parecen espléndidos vuestros regalos? (37) Volved a quien os ha enviado y decidle que vamos a ir con ejércitos a los que no podrán enfrentarse. Los expulsaremos de su tierra humillados, sin dejarles poder alguno.” (38) Dijo: “¡Consejo de principales! ¿Quién de vosotros me traerá su trono antes de que vengan a mí sometidos?” (39) Dijo un ifrit de entre los yin: “Yo te lo traeré antes de que te levantes de donde estás. Tengo la fuerza y el poder para hacerlo.” (40) Dijo el que conocía algo del Kitab[1079]: “Yo te lo traeré antes de que parpadees de nuevo.” Cuando lo vio firmemente colocado ante él, exclamó: “Esto es una gracia de mi Señor para probar si soy agradecido o ingrato. Quien es agradecido lo es para sí mismo, y que sepa el ingrato que mi Señor es en Sí Mismo Suficiente, generoso.” (41) Dijo: “Desfigurad su trono para que veamos si es capaz de razonar o está perdida en su idolatría.” (42) Cuando llegó, se le dijo: “¿Es este tu trono?” Respondió: “Como ese es mi trono.” “Se nos había dado el conocimiento antes que a ella y estábamos sometidos.” (43) A ella le había desviado del camino lo que adoraba en vez de Allah. Pertenecía a un pueblo de encubridores. (44) Se le dijo: “Entra en esta edificación.” Cuando la vio creyó que era una estructura hecha de espejos y fina plata, y se preparó para afrontar la dificultad que se le presentaba. Dijo: “Es un pabellón de cristal pulido.” Dijo ella: “¡Señor mío! He sido víctima de mi propia infamia, pero me someto con Sulayman a Allah, el Señor de Todos los Dominios[1080].” (45) Enviamos a los Zamud a su hermano Salih para que les exhortará a adorar a Allah, pero se dividieron en dos grupos y comenzaron a discrepar y a refutarse uno al otro. (46) Dijo: “¡Gentes de este lugar! ¿Por qué os apresuráis al mal antes que al bien? Si pidierais perdón a Allah, se tendría rahmah de vosotros.” (47) Dijeron: “Tenemos el presagio de que algo malo te va a ocurrir a ti y a los que están contigo.” Dijo: “El mal presagio es el vuestro ante Allah. Sois un pueblo al que se está poniendo a prueba.” (48) Había en la ciudad un pequeño grupo de nueve que sembraba la corrupción en vez de actuar rectamente. (49) Dijeron: “Juremos por Allah que prepararemos una argucia de noche para matarle a él y a su gente, y que luego diremos a sus parientes que no fuimos testigos de la matanza de su familia, y que decimos la verdad.” (50) Urdieron la trama y también Nosotros la urdimos, sin que se dieran cuenta de ello. (51) Mira cómo terminó su maquinación. Los exterminamos a ellos y a su gente, a todos juntos. (52) Esas son sus casas. Quedaron desiertas por su infamia. En ello hay un signo para aquellos que escudriñan la creación. (53) Salvamos a los que creían y tomaban en serio Nuestras advertencias y Nuestros signos. (54) Dijo Lut a su gente: “¿Os entregáis a la indecencia con plena consciencia de ello? (55) ¿Cómo es que buscáis sexualmente a los hombres en vez de a las mujeres? Sois un pueblo que se desvía de lo que le es propio a la naturaleza humana.” (56) No hubo otra respuesta de su gente que la de decir: “¡Echad a la familia de Lut de vuestra ciudad! Es gente que gusta mantenerse pura.” (57) Le salvamos a él y a su familia, a todos, salvo a su mujer, para la que habíamos decretado que estuviera con los que se habían de quedar atrás, apegada al pasado. (58) E hicimos que cayera sobre ellos lluvia. ¡Qué lluvia terrible la que se hace caer sobre los que ya han sido advertidos! (59) Declara que es Allah el Alabado y que la paz sea con los siervos que Él ha elegido por su pureza. ¿Quién es mejor, Allah o aquello con lo que le asocian? (60) ¿Acaso puede haber otro ilah con Allah, Quien ha creado los Cielos y la Tierra y hace que del cielo caiga agua para vosotros y que con ella surjan espléndidas huertas cuyos árboles nunca habríais logrado que crecieran? Son gente que iguala a otros con Allah. (61) ¿Acaso puede haber otro ilah con Allah, Quien ha hecho de la Tierra un lugar inmóvil y estable, y ha hecho que en ella fluyan ríos y se yergan cordilleras, y ha puesto entre las dos masas de agua una barrera? La mayoría de ellos no es consciente de los signos que hay en la creación de Allah. (62) ¿Acaso puede haber otro ilah con Allah, Quien responde al necesitado cuando le suplica y retira el mal que le aflige, y os ha hecho sucesores[1081] en la Tierra? Qué poco es lo que recapacitáis. (63) ¿Acaso puede haber otro ilah con Allah, Quien os guía en las tinieblas de la tierra y del mar, y envía los vientos como anuncio de Su rahmah? ¡Lejos está Allah de aquello con lo que le asocian! (64) ¿Acaso puede haber otro ilah con Allah, Quién da comienzo a la creación y luego la devuelve a su inicio[1082], y os provee del cielo y de la tierra? Diles que traigan sus argumentos para que veamos si dicen la verdad. (65) Infórmales de que no conocen el Ghaib[1083] los que están en los Cielos y en la Tierra, sólo Allah lo conoce. Estarán aturdidos cuando se les haga resurgir de nuevo a la vida. (66) No logran entender la noción de Ajirah[1084], y por eso dudan. Más aún, están ciegos a ella. (67) Dicen los encubridores: “¿Acaso cuando seamos tierra, nosotros y nuestros padres, resurgiremos a la vida? (68) Ya antes se nos había prometido esto mismo al igual que a nuestros predecesores, pero no son, sino leyendas de los antiguos.” (69) Exhórtales a que vayan por la Tierra y vean cómo acabaron los nefarios. (70) No te compadezcas de ellos ni te angusties por lo que traman. (71) Dicen: “¿Cuándo llegará eso con lo que nos amenazáis si es verdad lo que decís?” (72) Adviérteles que pudiera ser que algo de lo que urgen estuviera a la grupa con ellos. (73) Tu Señor derrama Su gracia sobre los hombres –nas, pero la mayoría  de ellos no agradece. (74) Tu Señor sabe lo que está en sus pechos y lo que manifiestan. (75) No hay nada que esté oculto en el cielo o en la tierra que no esté registrado en un Kitab inalterable. (76) Este Qur-an relata la mayor parte de aquello sobre lo que discrepan los Banu Isra-il. (77) Es una guía y una rahmah para los creyentes. (78) Tu Señor juzgará entre ellos. Él es el Poderoso, el que Actúa Según Su Conocimiento. (79) Abandónate en Allah. Lo que transmites es la irrefutable verdad. (80) Tú no vas a hacer que los muertos oigan o que los sordos escuchen la llamada cuando te dan la espalda. (81) Ni vas a sacar a los ciegos de su extravío. Tan sólo escuchan aquellos que creen en Nuestros signos y se han sometido –muslimun. (82) Cuando se haga realidad la palabra decretada contra ellos, haremos salir de la tierra una criatura que les hable. Los hombres –nas– no tienen certeza de Nuestros signos. (83) El Día en que reunamos de cada ummah un grupo de los que encubrían la veracidad de Nuestros signos y los movamos en formación, (84) de forma que al llegar les diga: “¿Negabais Mis signos sin tener conocimiento alguno de ellos? ¿No es eso lo que hacíais?” (85) Se hará realidad la palabra decretada contra ellos por su iniquidad, y no podrán aducir ningún argumento en su favor. (86) ¿Acaso no han visto cómo hemos hecho la noche para que descansen en ella y el día claridad? En ello hay signos para la gente que cree. (87) El Día en que se sople en el cuerno[1085] todos cuantos haya en los Cielos y en la Tierra sentirán un inmenso terror en sus corazones, salvo aquéllos que Allah quiera. Todos acudirán a Él, sumisos. (88) Verás las montañas, que creías sólidas, pasar como pasan las nubes. Es la obra de Allah, Quien ha hecho todas las cosas con absoluta perfección. Él tiene el registro completo de vuestras acciones. (89) Quien llegue con obras de bien obtendrá algo mejor que ellas y estará a salvo de la consternación de ese Día. (90) Y quien llegue con la maldad de sus actos será arrojado de bruces al fuego. ¿Acaso no es este el galardón que merecéis por vuestras obras? (91) “Se me ha ordenado que adore al Señor de esta tierra que ha hecho prohibida para los que no sean creyentes y a Quien pertenecen todas las cosas; se me ha ordenado que esté sometido a Su voluntad –muslimun, (92) y que recite el Qur-an.” Quien sigua la guía a él mismo se guiará. A quien se extravíe, recuérdale que tú sólo eres un advertidor. (93) Alabado sea Allah. Él os mostrará Sus signos y vosotros los reconoceréis. Tu Señor no está descuidado de lo que hacéis.


[1072]  Ver artículo IV.

[1073]  Ver artículo XIV y esquema 19.

[1074]  Ver apéndice Q.

[1075]  Ver artículo III y XXII.

[1076]  Ver artículo XX e Info 24.

[1077]  Ver apéndice G y referencia F5 y F6.

[1078]  Ver Info 3.

[1079]  Ver artículo IX.

[1080]  Ver artículo XX.

[1081]  Ver artículo XVII.

[1082]  Ver esquema 11.

[1083]  Ver Info 5.

[1084]  Ver apéndice Q.

[1085]  Ver Info 11 y cuadro C7.