LAS ALEYAS CORÁNICAS EN LAS QUE SE MENCIONA EL TÉRMINO “IBLIS”

(34) Y cuando dijimos a los malaikah: “¡Servid a Adam!” Todos aceptaron servirle, salvo Iblis, que renegó de lo que se le pedía que hiciera, se llenó de soberbia y fue de los encubridores. (35) Dijimos: “¡Adam! Habita tú y tu grupo en el jardín y comed de lo que hay en él a vuestro antojo, pero no os acerquéis a este árbol, pues seríais de los transgresores.” (36)Mas el shaytan les indujo a hacerlo para así sacarles del estado en el que se encontraban. Dijimos: “¡Salid! Unos seréis enemigos de otros. Tendréis en la tierra una morada y todo aquello de lo que tengáis menester para vivir por un tiempo.” Sura 2 – al Baqarah

(11) Os hemos producido de lo que habíamos creado antes. Luego dijimos a los malaikah: “¡Servid a Adam!” Todos estuvieron de acuerdo, excepto Iblis que no aceptó someterse. (12) Dijo: “¿Qué te impide servirle, habiéndotelo ordenado?” Iblis replicó: “Yo soy superior a él. A mí me creaste de fuego, mientras que a él lo has creado de barro.” (13) Dijo: “¡Fuera de aquí! En este lugar no cabe que seas soberbio. ¡Sal de él! A partir de ahora serás despreciado y humillado.”  (14) Dijo: “Dame de tiempo hasta el día que sean resucitados.” (15) Dijo: “Se te concede ese plazo.” (16) Dijo: “Ya que me has extraviado, estaré al acecho para que no entren en Tu camino de rectitud. (17) Luego les acometeré por delante y por detrás, por la derecha y por la izquierda y verás que la mayoría de ellos son ingratos.” (18) Dijo: “¡Sal de aquí vilipendiado y cortado de la rahmah de Allah! Que sepan los que de ellos te sigan que llenaré yahannam con todos vosotros.” (19) Y tú, Adam, habita con tu grupo en el jardín y comed de donde queráis, pero no os acerquéis a este árbol, pues os perderíais víctimas de vuestra rebeldía. (20)Mas el shaytan les susurró hasta que fueron conscientes de sus vergüenzas. Dijo: “La única razón de que vuestro Señor os haya prohibido este árbol es evitar que seáis malaikah o que alcancéis la inmortalidad.” (21) Y les juró: “Creedme, sólo quiero guiaros a lo que es mejor para vosotros.” (22) Les sedujo con engaños, y una vez hubieron probado del árbol, se les hicieron patentes sus partes pudendas y comenzaron a fabricarse un vestido con hojas del jardín. Entonces su Señor les llamó: “¿No os había prohibido ese árbol y os había advertido que el shaytan era para vosotros un enemigo declarado?” Sura 7 – al ‘Araf

(30) Todos los malaikah aceptaron la tarea que se les encomendaba, (31) excepto Iblis que se negó a estar entre ellos. (32) Dijo: “¡Iblis! ¿Por qué no estás con los que han aceptado servirle?” (33) Replicó: “No serviré a un humano –bashar– al que has creado a partir de un molde de arcilla seca extraída de una masa de lodo.” (34) Dijo: “¡Sal de aquí! Estás proscrito. (35) La maldición te seguirá hasta el día de la rendición de cuentas.” (36) Suplicó entonces: “¡Señor! Dame de plazo hasta el día del resurgimiento.” (37) Dijo: “Así será. Tendrás de plazo (38) hasta el día que ya ha sido fijado.” (39) Dijo: “¡Señor! Por haberme extraviado les haré ver lo falso verdadero y lo verdadero falso, y de esa forma los descarriaré a todos, (40) salvo a Tus siervos sinceros.” Sura 15 – al Hiyr

(61)Cuando ordenamos a los malaikah: “Servid a Adam,” todos aceptaron servirle, excepto Iblis. Dijo: “¿Serviré acaso a quien has creado de barro?” (62)Y añadió: ¿Quieres que te muestre quién es ese al que has honrado por encima de mí? Si me das de plazo hasta el día del resurgimiento, me apoderaré de toda su descendencia, salvo de unos pocos.” (63)Dijo: “¡Vete! Quien de ellos te siga que sepa que yahannam será vuestra recompensa –abrumadora recompensa en verdad. (64)Susúrrale la rebeldía a quien puedas, cae sobre ellos con tu caballería e infantería, hazte socio en su riqueza e hijos y hazles promesas, pero las promesas del shaytan no son, sino engaños. Sura 17 – al Isra

(50) Cuando dijimos a los malaikah: “Servid a Adam,” todos aceptaron servirle, salvo Iblis que era de los yin y se rebeló contra la orden de su Señor. ¿Vais entonces a apoyaros en él y en su descendencia en vez de apoyaros en Mí cuando ellos son vuestros enemigos? ¡Qué mal negocio el de los infames! Sura 18 – al Kahf

(116) Y dijimos a los ángeles: “¡Servid a Adam!” Todos aceptaron servirle, salvo Iblis que se negó a ello. (117) Dijimos: “¡Adam! Realmente ese es un enemigo para ti y para tu grupo. Si llegara a sacaros del jardín, sabríais lo que es la fatiga y la aflicción. (118) Ten por seguro que no padecerás en él hambre ni percibirás tu desnudez. (119) No te atormentará la sed ni sufrirás el calor sofocante del Sol.” Sura 20 – Ta Ha

(94)Entonces se les arrojará en él, a ellos y a los que, seducidos, les haya extraviado el mal. (95)Y a los soldados de Iblis, a todos juntos. Sura 26 – ashShu’ara

(18) Habíamos dispuesto entre ellos y las ciudades que habíamos bendecido otros emplazamientos que les sirvieran de estaciones en sus viajes. “Viajad a salvo a través de ellos de noche y de día.” (19) Mas dijeron: “¡Señor nuestro! Haz las etapas de nuestros viajes más largas,” y de esta forma se perdieron a sí mismos víctimas de su propia rebeldía. Hicimos de ellos historia pasada y los dispersamos como trizas que esparce el viento. En eso hay signos para los que resisten y son agradecidos. (20) Así fue como se confirmó la opinión que de ellos tenía Iblis. Le siguieron, a excepción de un grupo de creyentes. Sura 34 – Saba

(73) Todos los malaikah aceptaron servirle, (74)salvo Iblis, que se ensoberbeció y fue de los encubridores. (75)Dijo: “¡Iblis! ¿Qué es lo que te impide servir a quien he creado con Mis manos? ¿Te has ensoberbecido o eres de los altivos?” (76)Dijo: “Yo soy mejor que él. A mí me has creado de fuego, mientras que a él lo has creado de barro.” (77)Dijo: “¡Sal de aquí! Y maldito seas. (78)Mi maldición te seguirá hasta el día de la rendición de cuentas. (79)Dijo: “¡Señor! Aplázame el castigo hasta el día del resurgimiento.” (80)Dijo: “Se te concede ese plazo (81) hasta el día fijado.” (82)Dijo: “Por Tu poder, los extraviaré a todos, (83)salvo a Tus siervos sinceros.” (84)Dijo: “Esta es la verdad y la verdad digo (85) –llenaré yahannam contigo y con todos los que de ellos te sigan.” Sura 38 – Sad