ADIÓS, MOSUL – Tus destructores pronto sabrán

un trino

m20

La ciudad iraquí Mosul, en árabe الموصل‎ al-Mawsil, que significa “cruce”, “punto de enlace”, estaba –utilizamos el pasado ya que difícilmente se pude decir que todavía esté– en el camino que unía Persia con Siria y Anatolia (Turquía), y a través de Anatolia con el Mar Mediterráneo y el Egeo. Fue la primera carretera construida, tenía una longitud de 2400 km, conocida con el nombre de Ruta Real Persa. Estaba en uso alrededor del 3500 a.C., y fue reconstruida por el rey Darío I en el siglo V a.C. Si tenemos en cuenta que además pasaba por Mosul una de las Rutas de la Seda, el nombre parece obvio. También llamaban a Mosul al-Faiha (“El Paraíso”) y al-Khadrah (“La Verde”). Muchos se referían a ella como “La Perla del Norte”. A unos 400 km al norte de Bagdad, Mosul ocupaba la orilla oeste del Tigris, frente a la muy antigua ciudad asiria de Nínive en la orilla este, pero es más bien obvio que eran barrios de la misma ciudad –como ocurre hoy. A unos 88 km al sur de Bagdad, también en la orilla del río Éufrates, se encuentran las extensas ruinas de Bab-ilu (Babilonia).

Toda aquella región era uno de los centros de poder de Sulayman –la cuna del hombre moderno– cuya influencia se extendió a todo el mundo. El logro de la civilización fundada por Sulayman puede expresarse en términos religiosos, morales, estéticos, científicos y, no menos importante, literarios. La teoría legal floreció allí desde el principio, no pudo ser de otra manera, y se expresó en varias colecciones de estatutos legales, los llamados códigos, de los cuales el más conocido es el Código de Hammurabi. Los griegos llamaban a esta región “mesopotamia” –que significa “entre ríos”, referencia a Éufrates y Tigris.

La ciudad de Mosul ha sido parte integral de la historia de esta civilización que cuenta al menos con 10 mil años de antigüedad. Los dos mapas que reproducimos nos sitúan en su geografía moderna y más antigua.

Según el geógrafo musulmán del siglo X al-Muqaddasi, Mosul:

“es la metrópolis de esta región. Es una ciudad espléndida, bellamente construida; el clima es agradable, el agua es saludable. Muy conocida y de gran antigüedad, posee excelentes mercados y posadas, y está habitada por muchos hombres relevantes y grandes eruditos; no le faltan grandes conocedores de las Tradiciones, ni célebres expertos de la ley. De aquí provienen provisiones para Bagdad, y allí llegan las caravanas de Al-Rhab. Tiene, además, parques, frutas y baños excelentes, casas magníficas y buenas carnes: en general, una ciudad altamente próspera.”

Fue la ciudad natal del filósofo Bakr ibn Kasim Abi Thawr al-Mawsili (principios del siglo X); del matemático, astrónomo y geómetra Ali Ibn al-Imrani (murió en 955); de su alumno, astrónomo Abd al-Aziz ibn Uthman ibn ‘Ali al-Qabisi (siglo X-XI); del oftalmólogo Ammar Ibn ‘Ali (siglo XI), quien desarrolló la operación por succión de la catarata blanda; del jurista y matemático Muhammad Ibn ‘Abd Baqi al-Mawsili (murió en 1141); del historiador Ibn al-Athir (murió en 1233), quien no solo encabezó la resistencia musulmana contra los cruzados en los momentos más difíciles, sino que también comenzó a reagrupar al mundo islámico en una poderosa unidad que se plasmó en la figura de atabeg (gobernador) de Mosul, Imad Zangi.

La ciudad era famosa por sus pinturas en miniatura, la técnica que se desarrolló en el norte de Irak desde finales del siglo XII hasta principios del siglo XIII bajo el patrocinio de la dinastía Zangid (1127–1222). La mayoría de las pinturas de Mosul eran ilustraciones de manuscritos, predominantemente obras científicas, libros de animales y poesía lírica.

La ciudad era conocida también por el trabajo del metal. Bajo el muy generoso patrocinio de la dinastía Zangid, la escuela Mosul desarrolló una técnica de incrustación extraordinariamente refinada, particularmente en plata. Los artesanos de Mosul utilizaban oro y plata para incrustaciones en bronce y latón. En 674 H (1275-76 CE) Muhammad Ibn Hilal al-Munajjim al-Mawsili (un astrónomo de Mosul) hizo un globo celeste en metal. No se sabe mucho de él, excepto que fue el fabricante de este extraordinario objeto, pero parece claro que fue un astrónomo que había recibido formación en el trabajo del metal en el gran centro de Mosul. El globo está formado por dos hemisferios metálicos con 48 constelaciones grabadas y aproximadamente 1025 estrellas indicadas con puntos de plata incrustados, con las inscripciones en cúfico. El globo tiene un diámetro de 29 cm, altura de 50 cm e incluye las palabras sharq, gharb, shimal y janub (es decir, las direcciones cardinales E, O, N, S) en la circunferencia del horizonte. Estaba expuesto en las habitaciones de la Royal Asiatic Society en Londres, luego fue trasladado al Museo Británico de Londres (número de inventario OA 1871 3-1.1). Según la ficha, el globo le fue vendido al museo en 1871 por el general Sir John Macom. Queda por investigar cómo había llegado a sus manos; la ficha oficial no contiene esta información, desde luego, pero los estantes de este museo particular contienen varios miles de objetos de este tipo provenientes de Oriente Medio, basta con escribir el nombre de al-Mawsili en Google para que salga todo un apartado de artefactos originarios de la “Perla del Norte” con la información –“en el Museo Británico de Londres”. Su nombre, el Museo Británico, es la mejor prueba del inagotable cinismo británico, lo único que se podría colocar allí en algún estante con absoluta correspondencia entre el nombre y la proveniencia.

El globo de Muhammad Ibn Hilal al-Munajjim al-Mawsili  –  Detalle del soporte

Mosul era al mismo tiempo un gran centro textil, famoso sobre todo por su muselina –el material que se fabricó allí por primera vez y cuyo nombre deriva del nombre de la ciudad.

A finales del siglo XII y principios del XIII se desarrolla allí una variante distintiva del estilo iraquí de la construcción de ladrillos. Se erigieron entonces importantes edificios públicos bajo el patrocinio de los gobernantes Zangid (1127-1222) y Badr al-Din Lu’lu ‘(1222-1259). Badr Din Lu’lu también patrocinó iluminadores de manuscritos y trabajadores metalúrgicos.

Mosul fue también un gran centro industrial. Las fuentes registran la producción de petróleo crudo en esta zona, donde había filtraciones en la orilla oriental del Tigris a lo largo del camino a Mosul. Los viajeros musulmanes informaron que se producía en gran escala y se exportaba. El petróleo era un producto importante en la vida económica islámica siglos antes de que alcanzara su significado global actual. El petróleo crudo (naft) se extrajo y se destiló extensivamente; tenía usos tanto militares como domésticos. El petróleo crudo se llamaba generalmente naft negro y el destilado, naft blanco, aunque algunos de los aceites crudos eran incoloros en su estado natural. Tenemos varias descripciones del proceso de destilación en escritos árabes, como en el “Libro de los Secretos” de al-Razi.  Gracias a estos manuscritos sabemos que el crudo se mezclaba primero con arcilla blanca o cloruro de amonio (es decir, sal amoniaco) en “una masa como una sopa espesa” y luego se destilaba. Los destilados ligeros, es decir, el naft blanco, se utilizaban para “ablandar o aflojar” algunas sustancias sólidas, como ciertas gemas y minerales.

En 2003, el momento en el que empieza la guerra de Iraq, Mosul tenía cientos de edificios antiguos, algunos del siglo XIII, todavía intactos. Estos incluían la Gran Mezquita, con su minarete inclinado, la Mezquita Roja, la mezquita de Nabi Yaryis, varias iglesias cristianas y numerosos santuarios y mausoleos musulmanes. Desde la Segunda Guerra Mundial (1939–45), la ciudad ha crecido considerablemente, llegando a tener casi 2 millones de habitantes. Entre los edificios nuevos estaba la Universidad de Mosul y un moderno puente de cinco vanos que se extendía a través del Tigris hasta el nuevo suburbio de Nínive.

m15

(De izquierda a derecha) El Primer Ministro portugués José Manuel Durao Barroso; el Primer Ministro británico Tony Blair; Presidente de los Estados Unidos. George W. Bush y el primer ministro español, José María Aznar, celebran una reunión cumbre de emergencia el 16 de marzo de 2003, en las Azores de Portugal, antes de la invasión y el comienzo de la guerra de Irak.

Además de haber matado a 3 millones de civiles iraquíes, esta guerra del Occidente contra el Oriente, como todas las demás, ha servido para robar y expoliar. De todos los muesos han desaparecido los objetos más valiosos, entre ellos, como siempre, manuscritos. Es muy probable que haya sido uno de los objetivos de este atroz genocidio –llenar todavía más los estantes del Museo “británico” y los de los coleccionistas privados. Podían haber existido motivaciones todavía más siniestras –robar para encubrir las verdades incómodas para el Occidente judeo-cristiano, que quizás sobrevivían en algún que otro manuscrito todavía no estudiado.

m14

Ruinas de la Iglesia de la Inmaculada Concepción y la Virgen María, centro de Mosul

Las iglesias de Mosul son saqueadas, después de haber sido destruidas, so pretexto de desminarlas. Nissan Krumi, un ex juez de distrito en el barrio de Hamdaniya, Luis Moroc Ayoub, vice-presidente de la Organización de Derechos Humanos Hammurabi y Nozad Boulos al-Hakim, de la Organización de Cultura Cristiana, señalan a la compañía británica llamada G4S como la responsable. Según comentan “Una compañía británica de remoción de minas ingresó a la iglesia de Hamdaniyah bajo el pretexto de levantar minas y escombros. Barrió partes importantes de la iglesia y excavó tumbas de los cruzados. Allí estaban enterrados numerosos objetos y manuscritos antiguos, incluido un antiquísimo evangelio.”  Nissan Krumi añade: “Nosotros, como cristianos, estamos sorprendidos por la forma y el momento de las operaciones de remoción de minas dos años después de la liberación de la ciudad”. Luis Moroc Ayoub comenta por su parte: “”Fui testigo del saqueo y robo de mi Iglesia de la Inmaculada Concepción y la Virgen María el 13 de enero de 2019.”

m13
Miembros de la compañía G4S plc, una empresa de servicios de seguridad multinacional británica con sede en Londres, Inglaterra. La empresa se creó en 2004 cuando la empresa Securicor se fusionó con el grupo empresarial danés Group 4 Falck. Actualmente tiene 570.000 empleados.

Este es el estado actual, 2019, de la ciudad de Mosul, sin que ningún país de cuantos han participado en la guerra contra Iraq y el debacle posterior, esté contribuyendo a su reconstrucción, y sin que Bush, Blair y Aznar, los principales artífices de esta masacre, hayan sigo juzgados por crímenes de guerra.


m12

Los ciudadanos británicos están muy preocupados por el Brexit. Ya han olvidado estas imágenes.

Esta es la obra de Blair, Bush y Aznar

Destrucción a larga distancia. Guerra de cobardes

m7

¿Y ahora qué?


Blair, Bush y Aznar… Estos son los asesinos, no Bashar ni Maduro ni Kim Jong-un


Mezquitas e iglesias… lo importante es borrar de la consciencia, del recuerdo, al Creador


(1) Cuando la tierra sea sacudida y tiemble, (2) y expulse la tierra su pesada carga, (3) y diga el hombre –insan: “¿Qué le sucede?” (4) Ese día hablará de lo que se le haya informado, (5) pues tu Señor le inspirará. (6) Ese día los hombres –insan– saldrán por separado para ver sus obras. (7) Quien haya hecho el peso de un átomo de bien, lo verá; (8) y quien haya hecho el peso de un átomo de mal, lo verá.
Qur-an 99 – al Zalzala
*
(40) … Si no fuera porque Allah repele la agresión de una gente, sirviéndose de otra, habrían sido arrasados muchos lugares de oración en los que se menciona en gran manera el nombre de Allah. Él apoyará a quien Le apoye –Allah es El Fuerte, El Poderoso
Qur-an 22 – al Hayy